Ir a contenido

LA COPA DEL REY DE BALONCESTO

Llull conduce al título al Madrid

El base , con 10 de sus 22 puntos en los dos últimos minutos, decide ante el Valencia en una espléndida final (97-95)

Luis Mendiola

El valencianista Oriola intenta lanza ante la defensa de Randolph

El valencianista Oriola intenta lanza ante la defensa de Randolph / JOSE RAMÓN GÓMEZ (EFE)

Sergio Llull apareció justo a tiempo para conducir al Madrid al título de Copa frente al Valencia (97-95), el cuarto consecutivo, demostración de la época hegemónica que viven los blancos, que acumulan ocho finales consecutivas ganadas en competiciones ACB. Con 10 puntos consecutivos, dos triples y un robo finalizado con una bandeja en los dos últimos minutos además de dos tiros libres, el base menorquín abrió una brecha suficiente para resolver la final de Vitoria, una de las de mayor nivel de los últimos años, peleada de principio a fin, que los valencianistas también hicieron grande con su espléndida actuación y en la que dispusieron de la última posesión, a 9 décimas del final, para forzar la prórroga, que no lograron aprovechar.

La final, tensa, espectacular, contó también con decisiones arbitrales discutibles. Pero se recordará, esencialmente por los fogonazos de talento de Llull, una de las contadas estrellas en Europa, que se resiste al embrujo de la NBA, y que con sus 22 puntos, sus 4 asistencias y sus triples decisivos, ensombreció al resto de figuras que se dejaron ver el encuentro. Brilló especialmente su compañero Randolph con una actuación espléndida (20 puntos, 7 rebotes, 27 de valoración) y también lo hizo Bojan Dubljevic en el Valencia (28 puntos,5 rebotes y 31 de valoración).Los focos, sin embargo, se quedaron con Llull, reconocido como el MVP de la final.

Dos decisiones arbitrales, que beneficiaron al Madrid en ese tramo decisivo, añadieron aún más polémica al episodio que vivieron los blancos en los cuartos de final ante el Morabanc Andorra. La primera una falta cometida a Dubljevic por el madridista Taylor a 50 segundos del final (95-91), que los colegiados no concedieron como antideportiva a pesar de las protestas del banquillo valencianista. La segunda un campo atrás a falta de 9 décimas, que beneficiaba a los madridistas, después de que Sastre recupera un balón. Las quejas, en esta ocasión, tuvieron su efecto. Y los árbitros rectificaron. Pero el escaso lapso de tiempo restante, no fue suficiente para que Van Rossom pudiera lanzar a canasta.

MÁXIMO EQUILIBRIO

Hizo méritos suficientes también para levantar el título el Valencia después de una final en la que fue capaz de devolver uno por uno los golpes de un Madrid con un tremendo poder ofensivo. Amenazó en varias fases el equipo de Laso con escaparse antes del tiempo de la mano de Randolph y de Llull, que cada encuentro que pasa tiene más incidencia en el juego. Pero el equipo de Pedro Martínez tuvo siempre una marcha más en la recámara para mantener el paso a su rival.

Con sus acciones cerca de canasta y su letal lanzamiento exterior, Randolph consiguió preservar la iniciativa para el Madrid, en algunos momentos incluso con marcadores muy cómodos (40-30, m. 15). Llull era el contrapeso. Pero el Valencia también encontró jugadores que dieron un paso adelante para mantenerse en la pelea, como Dubljevic, San Emeterio o Rafa Martínez. Y eso mantuvo el encuentro siempre en una situación de tablas, más allá del descanso (47-45).

Con mucho más fondo de armario, el Madrid siempre encontró a alguien que asumiera la iniciativa. Carroll tuvo su momento. Igual que Ayón. También Doncic, aunque el 'niño maravilla' (9 puntos, 6 asistencias) no estuvo tan inspirado como en el resto del torneo. Pero la presencia de Randolph Llull fue constante. En el Valencia fueron Dubljevic, San Emeterio y Sastre los que se encargaron de tirar de los demás. Así se llegó a la fase caliente, con todo por decidir  (87-85), hasta que apareció Llull para jugársela, marcar diferencias y apropiarse del segundo MVP de de su carrera. 

Real Madrid, 97 - Valencia, 95 

Real Madrid:  Llull (22), Rudy (2),Taylor (5), Reyes (1), Randolph (20)  -cinco inicial- Draper (-), Nocioni (- ), Doncic (9 ), Maciulis (3 ), Ayón (18 ), Carroll (14), Hunter (3).

13 de 30 triples (Carroll, 4). 23 rebotes, 7 ofensivos (Randolph, 7). 20 asistencias (Doncic, 6).

Valencia Basket: Van Rossom (6), R. Martínez (7), San Emeterio (17), Sikma (6), Dubljevic (28 )   -cinco inicial- Thomas (4 ), Diot (2 ), Sato (5 ), Vives (2 ), Oriola (6 ), Sastre (12 ) Kravtsov (- )

.

10 de 26 triples (San Emeterio, 3) 39 rebotes, 19 ofensivos (Thomas, 6). 19 asistencias (Van Rossom, 7).

Parciales: 22.16; 25-29; 27-26; 23-24

0 Comentarios
cargando