Ir a contenido

LA COPA DEL REY DE BALONCESTO

Eriksson le abre al Barça la puerta de semifinal

El acierto ofensivo del sueco, autor de 18 puntos, y la mejora defensiva impulsa al equipo azulgrana ante el Unicaja (82-70)

Luis Mendiola

El azulgrana Perperoglou avanza ante la presión del malagueño Waczynski

El azulgrana Perperoglou avanza ante la presión del malagueño Waczynski / JOSE RAMON GOMEZ (EFE)

El Barça estará este sábado en las semifinales de la Copa ante el Valencia (21.00 horas) resistiéndose a esa opinión generalizada que lo daba por muerto en la Copa a las primeras de cambio. Para cambiar los pronósticos necesitó tumbar a Unicaja (82-70) con uno de esos partidos que apenas se le han visto esta temporada: de solidaridad defensiva, de intensidad y rabia, y con chispas ofensivas de talento como las que aportó, de forma inesperada, Markus Eriksson, que hizo creer al equipo en sus posibilidades y también de Tomic (13 puntos, 6 rebotes) y Rice (20 puntos), imprescindibles para que la aventura de cuartos de final concluyer bien.

Eriksson, con 18 puntos (4 de 7 en triples), revulsivo sobre todo en un tercer cuarto en el que los azulgranas anotaron 30 puntos, fue una de las razones que explican que las constantes vitales de los azulgranas sigan palpitando. Y, sobre todo la defensa, en la que todos aportaron como si en ello les fuera la vida.

Aún queda algo de orgullo en un equipo herido, vapuleado por unos y otros, con la confianza por los suelos, que con la actitud con la que aplicó ante los malagueños hubiera ganado más de uno de los partidos que ha perdido esta temporada.

«Eriksson ha estado espectacular y nos ha dado la confianza que necesitábamos», reconoció Claver, dando el mérito a su compañero.«Sabemos que podemos, tenemos que tener ilusión. Hemos empezado mal el año y queremos cambiar la dinámica».

MUCHOS CAMBIOS

Bartzokas revolucionó la puesta en escena del Barça desde el inicio. Primero con la salida de Renfroe para darle más dinamismo al ataque y también para otorgarle más libertad ofensiva a Rice. Después con la entrada de Diagne y Eriksson en la primera rotación, en busca de igualar también la intensidad con la que se empleó el Unicaja, un equipo mucho más físico y que empezó imponiéndose dentro de la zona con las acciones de Musli.

Aun así, la iniciativa durante los primeros 20 minutos perteneció al equipo malagueño, que rápidamente abrió un margen de 8 puntos (4-12, m. 6), buscando las penetraciones, actuando con mucho descaro, aunque con excesiva precipitación desde la línea del triple, igual que sucedió en el bando azulgrana.

El Barça encontró síntomas esperanzadores con los cambios. La entrada de Eriksson fue positiva y el alero mostró que se encuentra con más confianza en sus dos primeras acciones, en las que atacó el aro con decisión. Y la de Faverani consiguió darle más contundencia a la defensa y eso permitió al Barça recuperar el paso (21-22, m. 11).

Pero conforme se elevó la intensidad en defensa, el partido se embarulló. Aumentó la espesura de los azulgranas, que solo se movieron con cierta fluidez cuando el recuperado Renfroe asumió la dirección. Pero también aumentó en el Unicaja, cuyos porcentajes bajaron por una mejor actitud de los barcelonistas en defensa, lo que dejó un marcador pobre en el descanso (28-33).

MÁS ENCHUFADOS

Consciente de su desafío, el Barça se mostró mucho más enchufado en la segunda parte, hasta el punto de que cerró el cuarto con 30 puntos, todo lo que no había conseguido en el primer tiempo. Eriksson fue clave. Sumó 12 de esos 30 puntos con una serie espectacular de 4 de 5 en triples, que dejó sin respuesta al Unicaja y cambió por completo la dinámica del partido.

A su estela crecieron también en el partido Tomic y Rice y aparecieron otros jugadores sin apenas protagonismo como Koponen, lo que llevó al Barça a una máxima diferencia de 13 puntos (73-61, m. 37), que le dio la suficiente tranquilidad para asegurar una victoria que supone un punto de inflexión y la primera alegría en mucho tiempo.

FC Barcelona, 82 - Unicaja, 70

FC Barcelona: Rice (20), Renfroe (11), Perperoglou (1), Vezenkov (4), Tomic (13) –cinco inicial- (1), Munford (3), Claver (-), Faverani (7), Eriksson (18), Diagné (-), Kopone (5).

12 de 29 triples (Eriksson, 4). 34 rebotes, 6 of. (Tomic, 6). 16 as. (Rice, 7)

Unicaja: Nedovic (16), Fogg (8), Waczynski (3), Brooks (12), Musli (6) –cinco inicial- Okouo (-), Díaz (7), Díez (-), Smith (10), Suárez (6), Omic (2).

8 de 25 triples (Nedovic, 2). 29 rebotes, 9 of (Suárez, 7). 9 asis (Nedovic, 3).

Parciales: 17-22; 11-11; 30-18; 24-19

0 Comentarios
cargando