Ir a contenido

LA EUROLIGA DE BALONCESTO

El Barça se descompone en un Palau encendido

El equipo azulgrana aparece roto y encaja una dura derrota ante el Baskonia (79-93)

Luis Mendiola

Faverani intenta controlar el balón entre Laprovittola y Voigtmann

Faverani intenta controlar el balón entre Laprovittola y Voigtmann / ANDREU DALMAU (EFE)

Con los papeles perdidos, desorientado como nunca, el Barça transita por la Euroliga como el boxeador grogi encima del cuadrilátero: esperando que suene la campana que le salve milagrosamente del K.O. Pero no parece que haya más futuro para el equipo azulgrana en la competición europea que besar la lona después de una nueva derrota, la 12º en 20 jornadas, frente a un Baskonia que aterrizó en el Palau tiritando después de encadenar tres derrotas, y que lo dejó con una inyección de vitaminas inesperada (79-93).

El balance no puede ser más deprimente para el equipo de Bartzokas, ya no por la claiifcación entre los ocho mejores de la Euroliga, lo que a día de hoy se antoja como una utopía. Sino por lo que queda de temporada que,tal como marcha el equipo a estas alturas, se intuye como una larga agonía.

Las bajas, la falta de ritmo de un equipo castigado por una plaga de lesiones, el tiempo de adaptación de las nuevas incorporaciones. Todo influye, está claro. Pero el Barça, en medio de la tormenta, ha perdido también la confianza, el empuje, las ganas de luchar contra la adversidad. Son muchos los jugadores que parecen desconectados, empezando por Tyrese Rice, el nombre que apadrinaba el nuevo proyecto en la pista. Hace ya varias jornadas que vive en un limbo competitivo. Larkin, el base de Baskonia, se aprovechó para convertirse en un estilete del Baskonia. Pero no fue el único. 

TODOS PERDIDOS

Y La falta de una batuta que marque los tiempos está llevando también a una pérdida de papeles en la plantilla. Navarro y Tomic, hasta hace poco faros de este equipo, han caído en esa dinámica negativa. Claver y Doellman no saben hacia dónde mirar, convertidos en una sombra de lo que deberían. Koponen y Vezenkov son de los pocos que ponen descaro a un equipo al que cada vez le tiemblan más las piernas conforme  el panorama se oscurece jornada a jornada sin que se atisbe solución.

Georgios Bartzokas

TÉCNICO DEL BARCELONA

«Es una derrota muy dura. Pero vamos a luchar hasta el final. Ni yo ni los jugadores vamos a tirar la toalla»

No necesitó mucho el Baskonia para llevar al Barça al abismo  En cuanto abrió una pequeña brecha, el equipo azulgrana rodó sin freno por la pendiente. Durante 20 minutos, aguantó la compostura porque encontró respuesta en ataque al Baskonia. Doellman y Vezenkov tiraron de sus compañeros. Pero la defensa se ha convertido en una pesadilla y el Barça se desangró atrás en cuanto el cuadro vitoriano subió la intensidad (43-53 al descanso). 

Lo que siguió después fue una auténtica tragedia para el aficionado del Palau, con el Baskonia decidido a ahondar en la herida y Bartzokas asumiendo ya la debacle, con los reservas en pista.  Las diferencias crecieron de forma escandalosa (55-80, m. 28), y una parte del público, que hasta aquel momento había animado, estalló y levantó pañuelos de protesta al palco. No hay demasiadas excusas por la imagen de impotencia. Es de las peores en años. «Ahora lo que toca es levantarse, tener objetivos cortos, trabajar y mirar hacia el próximo partido», dijo Rodrigo de la Fuente . Mientras, la descomposición continúa.  

FC Barcelona, 79 - Baskonia, 93

FC Barcelona: Rice (15), Navarro (-), Claver (1), Doellman (10), Tomic (2) -cinco inicial- Faverani (11), Vezenkov (14), Peno (-), Eriksson (6), Diagne (8), Koponen (8), Perperoglou (6)
12 de 26 triples (Rice, 3). 37 rebotes, 16 of. (Tomic, 7). 17 asis. (Koponen, 5 ).

Baskonia: Larkin (18), Hanga (14), Bundinger (15), Tillie (13), Diop (4) -cinco inicial- Bargnani (6), Voigtmann (13), Sedekerskis (2), Beaubois (3), Blazic (-), Laprovittola (5), Luz (-).
12 de 28 triples (Larkin, 3). 32 rebotes, 11 of. (Hanga, 7) 19 asis. 

Parciales: 20-21, 23-32; 20-30; 16-10

0 Comentarios
cargando