Ir a contenido

LA EUROLIGA

El Barça hace el ridículo en la pista del Bamberg

El equipo azulgrana no logra competir y encaja su sexta derrota consecutiva como visitante en Europa (85-65)

Luis Mendiola

Miller bota el balón en presencia del azulgrana Navarro

Miller bota el balón en presencia del azulgrana Navarro / MATTHIAS MERZ (EFE)

Europa le viene grande al Barça. Muy grande. Si algún aficionado azulgrana confiaba en el fin de la crisis azulgrana, después de encadenar cuatro victorias, el partido de Bamberg que abría la segunda vuelta de la Euroliga lo devolvió a la triste realidad (85-65). El Barça fue incapaz de competir contra el conjunto alemán y encajó su sexta derrota consecutiva como visitante, la novena en 16 jornadas.

 El equipo de Bartzokas desapareció durante muchos minutos, concedió un margen de 20 puntos (56-36) que su rival construyó con su acierto desde el triple, especialmente por parte de Darius Miller (6 de 8) y cuando quiso reaccionar fue demasiado tarde.  El Barça acabó desangrándose ante un rival crecido, que le hizo sonrojar.

Los problemas defensivos, la desconexión de Tomic por la defensa alemana, la escasa aportación de jugadores importantes como Doellman, Koponen, Oleson o Navarro y el mal momento de Claver y, en especial, de Dorsey, una sombra del jugador que era, vuelven a despertar los interrogantes en torno al cuadro barcelonista.

DORSEY, NEGADO

El Barça sigue sin encontrar una línea de continuidad y eso obligará a una profunda reflexión antes de que llegue la lucha por los títulos. La buena impresión que transmitió en los primeros minutos desapareció en el segundo periodo con Dorsey convertido en el protagonista negativo. Desde su lesión de rodilla, está lejos de su mejor nivel físico y el equipo lo acusa, razón por la cual los responsables del Barça siguen buscando un pívot que refuerce la plantilla.

La aportación del banquillo, que en los últimos partidos ha servido para mantener las revoluciones, especialmente con la aportación de Koponen o Vezenkov, también fue escasa y no permitió la reacción de los azulgranas, que solo sumaron 14 puntos en un segundo periodo para olvidar.

El equipo de Bartzokas se contagió del juego acelerado del Bamberg y aunque los triples iniciales le sirvieron para dar réplica a los hombres de Andrea Trinchieri, que basa todo su juego en el lanzamiento exterior, tanto los errores, como la falta de equilibrio en su juego, las contadas apariciones de Tomic, a quien los interiores del Bamberg pararon traspasando el reglamento, así como las pérdidas de balón, desdibujaron la imagen de los azulgranas que cerraron el primer tiempo rendidos a la propuesta mucho más efectiva del conjunto alemán (40-31).

SIN REACCIÓN

Debía esperarse una reacción tras el descanso del Barça. Aunque solo fuera por orgullo. Pero lo que llegó fue otro acelerón del Bamberg, crecido por la facilidad con la que descosía a la defensa barcelonista, especialmente desde el triple (12 anotó, con un 42,9% de acierto), para instalarse en la frontera de los 20 puntos.

 A la desesperada lo intentó el Barça, dejando fuera a sus pívots. La medida le salió bien en principio a Bartzokas que, gracias a un parcial de 3-17 en siete minutos, volvió a apretar el marcador (59-53). Pero el esfuerzo fue excesivo y el Bamberg no tuvo problemas para volver a escaparse en el marcador y redondear el ridículo barcelonista.

Bamberg, 85 - FC Barcelona, 65

Bamberg: Zisis (2), Causeur (7), Miller (20), Melli (17), Veremeenko (-) –cinco inicial- Staiger (-), Theis (11), Strelnieks (20), McNeal (2), Radosevic (6) .

12 de 28 triples(Miller, 6). 28 rebotes, 6 ofensivos (Melli, 13). 21 asistencias (Causeur, 5).

FC Barcelona: Rice (19), Navarro (5), Claver (1), Doellman (5), Tomic (8) –cinco inicial- Dorsey (-), Vezenkov (9), Oleson (4), Koponen (8), Renfroe (6).  
8 de 25 triples (Renfroe, 2) 24 rebotes, 5 of. (Oleson, 5). 12 asistencias (Rice, 4).
Parciales: 18-17; 22-14; 19-16; 26-18

0 Comentarios
cargando