Ir a contenido

LA EUROLIGA DE BALONCESTO

La mala racha del Barça acaba ante Pascual

Los azulgranas suman ante el Panathinaikos su quinto triunfo con un gran Tomic (72-57)

Luis Mendiola

El base del Barça Rice conduce el balón en presencia de Fotsis

El base del Barça Rice conduce el balón en presencia de Fotsis / ANDREU DALMAU

El Barça se dio un respiro en la Euroliga con un triunfo que era poco menos que obligado ante el Panathinaikos de Xavi Pascual. En el día de la vuelta al Palau  del técnico catalán, una persona que ha marcado ha historia reciente del club, y que fue homenajeado antes del inicio, el Barça fue capaz de cortar una racha negativa de tres derrotas y, sobre todo, de mejorar la imagen de las últimas semanas con su quinto triunfo en la competición (72-57). 

Fue un paso adelante del equipo de Bartzokas en muchos aspectos. Mejoró la intensidad, la consistencia, el despliegue físico y también el acierto, especialmente desde el triple (10 de 23, un 43 %) y a pesar de algunas lagunas puntuales (como las 17 pérdidas de balón), el Barça fue mucho más competitivo con un papel protagonista de Tomic (16 puntos y 6 rebotes), una buena aportación desde el banquillo de Vezenkov (12 puntos, 5 rebotes) y acciones esperanzadoras de Renfroe, el base que ha llegado para darle relevos a Rice en la dirección.

 
MÁS ROTACIONES

La vuelta a la actividad de Doellman y, sobre todo de Claver, un jugador clave para Bartzokas, ha elevado el nivel de intensidad del equipo azulgrana, que fue capaz de plantar cara a la apuesta física del Panathinaikos e incluso mejorarla con las rotaciones, algo que era imposible en las últimas jornadas, con el equipo desfondándose conforme avanzaban los minutos. 

El Barça cuenta ahora con 10 u 11 jugadores capaces de sumar y eso se nota. Frente al cuadro griego fueron los jugadores que salieron del banquillo como Perperoglou y Vezenkov los que elevaron la solvencia del grupo, sobre todo a nivel ofensivo.

También resultó positiva la aportación de la última incorporación: Alex Renfroe, que acabó jugando 18 minutos y rebajando la carga de Rice, que no estuvo especialmente inspirado, pero pasó de los 30 minutos a los 24. La primera impresión del nueve base azulgrana fue esperanzadora. Aportó velocidad, ritmo y circulación de balón.
    Tomic, con 10 de los 13 puntos iniciales, y Singleton (10 de los 19 primeros) empezaron marcando el ritmo en las dos zonas, pero la soltura inicial con la que se movieron los dos interiores en los primeros minutos, desapareció en cuanto los dos equipos pusieron más cuidado en la defensa. 

Fue el tiro exterior, los triples de Perperoglou y  también de Vezenkov, el que desatascó los sistemas del Barça y le permitió irse con ventaja al descanso (36-31), con el único lastre de las tres faltas personales de sus dos pívots, Tomic y Dorsey, obligados a un enorme desgaste físico para asegurar el rebote.

De esa intensa pelea por ganar el espacio en la zona, en la que los dos técnicos, tanto Pascual como Bartzokas pusieron mucho énfasis, salió beneficiado el Barça a partir del tercer cuarto, con la cuarta falta de Singleton (m. 27), que obligó al técnico del Panathinaikos a protegerlo y llevarlo en el banquillo para evitar su eliminación, cuando el jugador estadounidense era el más efectivo de los atenienses. Su salida de la pista y la nula aportación de un Bourousis desconocido inclinó aún más la pelea por el rebote a favor de los azulgranas.

PARCIAL LETAL

El Barça supo aprovechar su momento y rompió el partido en el tercer periodo con un parcial de 21-9.  Los triples de Oleson y algunas transiciones rápidas, fruto de su dominio de la zona, le permitieron disparar su ventaja hasta los 17 puntos (57-40). Y gracias a ese cómodo colchón, supo gestionar con autoridad el último periodo y asegurar un triunfo que le ayudará  a encarar con más confianza un calendario de miedo, con tres salidas consecutivas a las pistas del Efes Pilsen, CSKA y Baskonia.

FC Barcelona, 72 - Panathinaikos,57

FC Barcelona: Rice (10), Oleson (6), Claver (7), Doellman (0), Tomic (16) –cinco inicial- (1), Holmes (0), Dorsey (4), Vezenkov (12), Koponen (5), Renfroe (6), Perperoglou (6).
10 de 23 triples (Vezenkov, 2). 33 rebotes, 9 ofensivos (Claver y Tomic, 6). 17 asistencias (Rice y Doellman, 4)
Panathinaikos: Calathes (13), Feldeine (13), Nichols (6), Fotsis (0), Singleton (12) –cinco inicial- Rivers (7), James (2), Pappas (4), Gabriel (0), Bourousis (0).
4 de 26 triples (Feldeine, 3). 27 rebotes, 8 ofensivos (Nichols, 7). 10 asistencias (Feldeine, 4).
Parciales: 19-19; 17-12; 21-9; 15-17.

0 Comentarios
cargando