Ir a contenido

BALONCESTO

Tomic sostiene al Barça en un pésimo partido frente al Manresa

El pívot, con 13 puntos y 11 rebotes, resuelve un partido en el que ambos equipos completaron un nefasto 2 de 47 en triples

LUIS MENDIOLA / BARCELONA

El azulgrana Dorsey roba un balón a Suggs, del ICL Manresa

El azulgrana Dorsey roba un balón a Suggs, del ICL Manresa / SUSSANA SÁEZ (EFE)

El Barça inició la Liga Endesa con una raquítica victoria en la cancha del ICL Manresa (50-56), en una actuación que dejó la sensación de que los dos conjuntos se encuentran aún de  pretemporada, más que en el primer partido oficial, y que tienen mucho aún que mejorar. En global fue un choque para olvidar, que dejó un récord negativo: el 15-23 del descanso, el peor registro en la historia de la ACB.

Fue un compendio del error en todos los sentidos, un partido pésimo por parte de barceloneses y manresanos, trabado y sin continuidad. Nada tuvo que ver con la final de la Lliga Catalana que disputaron el pasado jueves.

Los manresanos no anotaron su primer triple hasta 35 segundos del final, tras fallar los 21 primeros. Fue el estadounidense Scott Suggs quien lo logró. El Barça también fue víctima de un día negado desde el arco. No anotó su primer triple el equipo de Bartzokas hasta que Vezenkov lo consiguió, ya en el último cuarto, en el 19º intento azulgrana desde 6,75.  Y  el punto de mira de los dos equipos tampoco estuvo afinado, ni cerca de canasta ni desde el tiro libre (5 de 12 de los locales; 9 de 19 de los visitantes).

Así que el encuentro se resolvió por los contados destellos de calidad de los azulgranas, especialmente de Ante Tomic, el único que estuvo en sus números habituales (13 puntos, 11 rebotes, 25 de valoración) y se hizo valer en la pintura.

SIN DIRECCIÓN

En el Barça todo fue consecuencia de una falta de timón. Privado de sus bases, Rice y Koponen, también de Ribas y Navarro, todos lesionados, el equipo de Bartzokas se encontró descabezado durante muchos minutos.

El joven Peno, de 19 años, se encontró mucho más enconsertado de lo que se le ha visto en la pretemporada. Tampoco encontró la respuesta en el joven Pol Figueras. Fue Oleson quien tuvo que llevar la dirección la mayor parte del tiempo y a esa falta de control cabe achacar, sobre todo, la espesura ofensiva, que fue contagiándose entre todos los jugadores a los que fue recurriendo el técnico barcelonista. El Barça concedió 17 rebotes ofensivos y solo repartió 8 asistencias.

La situación no fue mucho mejor en el bando del Manresa, con su fichaje estrella, el pívot croata Luka Andric cargado con tres faltas personales antes del descanso y con Suggs, un jugador que tiene que ser su referente, desaparecido hasta los últimos minutos, en los que finalmente asumió la responsabilidad: 12 de sus 14 puntos llegaron el último cuarto. El equipo de Ibon Navarro fue avanzando en el partido por carácter y corazón.

En ese escenario de despropósitos, el encuentro se convirtió en un inconexo intercambio de golpes, del que el Barça consiguió escapar en el tercer cuarto (31-40), abriendo sus primeras ventajas, que estiró en el último periodo hasta los 16 puntos, para evitar agobios y sumar la primera victoria en la que liga que empieza a andar.

EL ENFADO DE BARTZOKAS

El flamante técnico barcelonista Georgios Bartzokas admitió su enfado al concluir el partido, sobre todo por los pésimos porcentajes de sus jugadores. “Los porcentajes de triples y tiros libres son horrorosos”, reconoció. “Si hemos ganado ha sido por la defensa”.

Bartzokas explicó que no tiene ninguna intención de forzar la recuperación de sus jugadore. Aunque su equipo tendrá descanso en la jornada intersemanal de la Liga ACB, afrontará este miércoles un partido amistoso en el Palau Sant Jordi frente a los Oklahoma City Thunder de la NBA, “Puede que Navarro tenga 10 o 15 minutos contra los Thunder. Pero no arriesgaré ni con Navarro, ni con Ribas ni con Rice. El partido clave es contra el Baskonia”, aclaró el preparador griego en referencia al choque de Liga del próximo domingo en el Palau.

ICL Manresa, 50, FC Barcelona, 56

ICL Manresa: Cvetkovic (4), Tomàs (6), Suggs (14), Auda (8), Andric (4) –cinco inicial- Aratinovic (4), Cakarun (3), Trapani (3), Belemene (2), Costa (2)

1 de 24 triples. 44 rebotes, 17 ofe (Tomàs, 11), 6 asistencias

FC Barcelona: Peno (2), Oleson (10 ), Claver (- ), Doellman (11), Dorsey (8 ) –cinco inicial- Vezenkov (4), Eriksson (6), Perperoglou (2), Tomic (13), Figueras (-).

1 de 23 triples. 44 rebotes, 13 of. ( Tomic, 11), 8 asistencias (Oleson, 3)

Parciales: 5-9; 10-14; 16-17; 19.16

0 Comentarios
cargando