Ir a contenido

LIGA ENDESA

Manresa se asoma al abismo

El equipo de Ibon Navarro se juega la permanencia en la ACB este domingo ante el Baskonia

"Es el momento de ser positivo. No veo al equipo en la LEB", dice el presidente Jaume Arnau

LUIS MENDIOLA / BARCELONA

Los jugadores del Manresa y el técnico Ibon Navarro, en el entrenamiento de este jueves

Los jugadores del Manresa y el técnico Ibon Navarro, en el entrenamiento de este jueves / DAMIÀ BADIA

El ICL Manresa se jugará la permanencia en la Liga Endesa este domingo en la cancha del Laboral Kutxa. El drama del descenso se prolongará hasta la última jornada de la Liga regular. No por repetida, deja de ser una situación angustiosa para el equipo del Bagès, el club con el presupuesto más bajo de la categoría. “La semana se nos está haciendo muy larga, pero es una situación que ya vivimos el año pasado. Será muy difícil pero vamos a apurar nuestras opciones hasta el final ¿Por qué no?”, explica Pere Romero, el director deportivo manresano, rememorando el‘match ball’ salvado la pasada temporada en la cancha del invicto Madrid, cuando parecía imposible.

El conjunto catalán ya perdió la categoría deportivamente en el 2013 (último de la ACB) y en el 2014 (penúltimo), pero finalmente evitó el descenso en los despachos, ya que ninguno de los clubs que debía subir de la LEB cumplía con los requisitos económicos que exige la Liga. Así, milagro tras milagro, los manresanos se han mantenido en la élite desde hace cuatro temporadas.

No parece que sea el caso este año. La ACB pactó a principios de curso el ascenso del Ourense y la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia falló a finales de abril en contra del canon que hay que pagar para subir a la ACB, lo que deja una escenario muy complicado fuera de las canchas.

MANO A MANO CON ESTUDIANTES

El descenso será un mano a mano entre el ICL Manresa y el Estudiantes. El equipo catalán visita Vitoria, sin que le vaya nada en el encuentro al equipo de Perasovic, que acabará cuarto, y los madrileños, que están con una victoria menos, visitan al descendido Gipuzkoa, precisamente el equipo que ha llevado al límite a los manresanos con su victoria hace siete días el Nou Congost, la quinta consecutiva.

“Es el momento de ser positivo. En ningún caso estamos en la LEB. Confío mucho en el entrenador y en los jugadores. Iremos a Vitoria a ganar, a pesar de las dificultades. Tampoco creo que el Estudiantes lo tenga fácil en San Sebastián”, aseguró el presidente de la entidad, Jaume Arnau, que vive su primer año de mandato, tras el mazazo que supuso el triunfo gipuzkoano.

“Vamos a tener que hacer el mejor partido del año para tener alguna opción”, valora el técnico Ibon Navarro. “Intentaremos recuperar algunas de las cosas que hicimos bien contra el Gipuzkoa. Si podemos jugar más minutos así en Vitoria, espero que tengamos opciones”, explica el preparador manresano, que dirigó a los vascos de forma interina la pasada temporada.

Una supuesta oferta de inversión publicitaria en los dos equipos vascos, Laboral Kutxa y Gizpukoa, con el objetivo de perjudicar los intereses del ICL Manresa han enrarecido aún más el ambiente y ha llevado a la ACB a poner los hechos en conocimiento del Consejo Superior de Deportes y de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal. La supuesta oferta parece más, en cualquier caso,  una maniobra con afán de protagonismo, que un tema de maletines.

Un centenar de aficionados manresanos han fletado dos autocares a un precio simbólico (15 euros, viaje, entrada y camiseta) para dar su apoyo al Manresa en el partido de Vitoria.

0 Comentarios
cargando