Ir a contenido

EL TOP 16 DE LA EUROLIGA

Dorsey y Ribas clasifican al Barça en Kaunas

El cuadro azulgrana llega a cuartos sufriendo ante el Zalgiris y se enfrentará al Lokomotiv Kuban (59-66) mientras el Madrid pasa tras superar al Khimki

LUIS MENDIOLA / BARCELONA

Jankunas (Zalgiris) pelea un balón con Dorsey en Kaunas.

Jankunas (Zalgiris) pelea un balón con Dorsey en Kaunas. / AFP / PETRAS MALUKAS

El Barça estará en los cuartos de final de la Euroliga. Como le corresponde a su estatus en Europa y también al enorme presupuesto que maneja. Pero su clasificación entre los ocho mejores del continente gracias a su victoria en la cancha del Zalgiris (59-66) no llegó acompañada de la lógica alegría, sino más bien de un suspiro de alivio final. 

El equipo azulgrana se movió sobre el filo de la navaja en Kaunas durante los 40 minutos. Flirteó incluso con un gatillazo histórico frente a un equipo como el de Kaunas descartado ya de la pelea. Dorsey, un gigante en las zonas,  y el reaparecido Ribas salieron al rescate del equipo azulgrana y fueron los verdaderos responsables de la clasificación de un Barça que se descompuso, acusó los nervios, especialmente en la primera mitad, y volvió a dar muestras de su escasa fiabilidad antes de completar el trabajo que lo llevó hasta Lituania.

«NO JUGAMOS BIEN»

El Lokomotiv Kuban, de la localidad rusa de Krasnodar, será el rival con el que los azulgranas se pelearán por una plaza para la 'final four' de Berlín (13 y 15 de mayo). El equipo de Georgios Bartzokas, en el que milita el valenciano Víctor Claver, cuenta con recursos sobrados en todas las posiciones, en especial por la presencia del base Malcolm Delaney y los interiores Chris Singleton y Anthoyn Randolph, y además contará con la ventaja de cancha, en este 'play-off' al mejor de cinco encuentros, frente a un rival como el Barça que, de nuevo, dejó muchos dudas, y fue incapaz de imponerse y dominar un partido importante, como requería la ocasión.

«Me siento muy feliz por este triunfo, que es muy importante para nosotros, aunque sabemos que  no hicimos un buen partido», admitió Xavi Pascual en la conferencia de prensa. «La gente estuvo nerviosa en los primeros 20 minutos. Jugamos sin control. Si aplicar las normas tácticas. Pero en mi opinión, en la segunda parte, mejoramos especialmente en defensa e hicimos un buen trabajo y, al final, lo más importantes es la victoria», añadió el técnico de Gavà.

Esa fue también la reflexión de Joey Dorsey, una de los jugadores fundamentales en la victoria barcelonista. «El control del rebote, tanto ofensivo y defensivo, y no darles segundas oportunidades ha sido fundamental», remarcó el pívot estadounidense.

TOMIC Y DOELLMAN, DESAPARECIDOS

La aportación de Dorsey está superando las mejores expectativas, desde que llegó al Palau para reemplazar al lesionado Lawal. Sus números, aún con el lastre de los tiros libre (anotó 2 de 9), fueron espléndidos (12 puntos y 13 rebotes), tanto o más como el dominio y la intimidación que extendió en las dos zonas. El regreso de Ribas, que llevaba 20 días sin jugar a causa de una lesión en el pie, resultó providencial. Como sus 14 puntos. No recurrió Pascual al escolta badalonés hasta que vio que no encontraba el hilo para deshacer el ovillo. Pero Ribas le demostró que es uno de los jugadores en los que puede confiar. Sus tres triples en el tercer cuarto cambiaron la dinámica y pusieron al Barça al frente (48-49), después de 30 minutos viviendo un paso por detrás de los lituanos. 

Dejaron de aparecer demasiados jugadores importantes en el Barça, como Tomic (su bajón empieza a ser dramático) o Doellman, piezas angulares del proyecto, señalados por su nula aportación. Y otros, por mucho que lo intentaron, como Navarro o Perperoglou, fueron incapaces de dar continuidad, mientras, mientras Satoransky o Abrines se perdieron en el gris colectivo.

En esa situación de nervios, indecisiones y errores (1 de 5 en triples de los azulgranas hasta el descanso, 17 pérdidas en el total), el Zalgiris supo adueñarse del encuentro y estirar sus ventajas, en algunos momentos hasta márgenes alarmantes (28-20). Pero, al final, acabaron salieron al aire sus carencias: las de la peor defensa del Top 16 y el segundo peor ataque de todos los equipos. Gracias a eso también se hizo el Barça con el billete para cuartos. Pero a partir de ahora necesitará un paso más.

CRUCES DECIDIDOS

Los cruces de cuartos quedaron definidos en una jornada de pronósticos cumplidos, con los tres equipos españoles, Laboral Kutxa, Barça y Madrid entre los ocho mejores de Europa. El Madrid, vigente campeón, tuvo que sufrir hasta el último momento para superar ronda, pero cumplió en su examen final y superó al Khimki (83-70) de Ivanovic con 23 puntos de Carroll y 18 de Reyes ante los 24 de Rice.

El Laboral Kutxa no tuvo opciones de pelear por la primera plaza del grupo F y cayó con claridad en la cancha del Bamberg (89-69). Su  rival será el Panathinaikos que perdió en la pista del Anadolu Efes (91-86).

Zalgiris, 59 - FC Barcelona, 66

Zalgiris: Vecvagars (13), Seibutis (10), Ulanovas (7), Vene (4), Jankunas (11) -cinco inicial- Randle (6), Hanlan (-), Vougioukas (4), Motum (4), Sajus (-) y Lekavicius (-).
5 de 12 triples. 31 rebotes, 6 ofensivos (Jankunas, 9). 11 asistencias (Ulanovas, 4).

FC Barcelona: Satoransky (8), Oleson (-), Perperoglou (5), Doellman (5), Dorsey (12) -cinco inicial- Abrines (6), Navarro (10), Tomic (2), Vezenkov (-), Arroyo (4) y Ribas (14). 
6 de 17 triples (Ribas, 4). 42 rebotes, 11 ofen. (Dorsey, 13). 10 asistencias (Satoransky, 5).
Parciales: 16-16; 18-12; 14-21; 11-17

0 Comentarios
cargando