Ir a contenido

EL TOP 16 DE LA EUROLIGA

El Barça se asoma a cuartos con un gran triunfo ante el Bamberg

Los azulgranas logran desde la defensa un triunfo que les hace depender de sí mismos (75-57)

LUIS MENDIOLA / BARCELONA

Vuelo de Satoransky hacia el aro rival superando a Heckmann, durante el partido de euroliga de baloncesto entre el FC Barcelona y el Brose Baskets alemán en el Palau Blaugrana.

Vuelo de Satoransky hacia el aro rival superando a Heckmann, durante el partido de euroliga de baloncesto entre el FC Barcelona y el Brose Baskets alemán en el Palau Blaugrana. / JORDI COTRINA

Vencedor en la penúltima batalla del apasionante grupo de la muerte, el Barça se asoma esperanzado hacia los cuartos de final de la Euroliga, que ahora sí dependen única y exclusivamente de sí mismo. Dentro de una semana, frente al Zalgiris Kaunas de Sarunas Jasikevicius, que ya está descartado de la pelea, el equipo logrará el billete hacia los play-off si suma una victoria pase lo que pase en el resto del grupo. No es un escenario ideal, pero tal como pintaba el grupo hace pocas semanas, antes de que Olympiacos, Madrid y CSKA visitaran el Palau, es una buena noticia.
El Barça se ganó el derecho a depender de su trabajo con un triunfo más que solvente frente al Bamberg (75-57), una de las revelaciones del torneo, que llegó al Palau empatado con el equipo de Pascual, pero su fue con la sensación de que los azulgranas están a un nivel inalcanzable por ahora, por mucho que los números parecieran acercarlos en el escenario. Dominó de principio a fin el encuentro el Barça gracias a la autoridad de Dorsey en las zonas, a la frescura que aportó Abrines y también a un sólido trabajo defensivo de todo el colectivo. «La primera parte del trabajo la hemos hecho. Sabíamos que una derrota nos dejaba fuera y que el triunfo nos abre las posiblidades y ahora depende de nosotros», declaró Pascual. 

PRIMER TIEMPO REDONDO

Despejó sus temores el Barça en una primera parte sin apenas fisuras, que inició con algunos nervios, pero que hizo suya con autoridad gracias, sobre todo a dos factores: su dominio abrumador del rebote y su trabajo defensivo.

Eso le permitió robar balones y correr, el estilo en el que más cómodo se siente cuando Satoransky, todo un portento físico, está al mando de las operaciones. A partir de un parcial de 8-0 en el primer cuarto, que disparó sus ventajas (18-9, m. 8), el equipo azulgrana conrrarrestó el daño inicial causado por el base del Bamberg, Wanamaker, que asumió la responsabilidad fensiva de su equipo y encadenó 10 puntos como si nada.

APORTACION DEL BANQUILLO

El Barça actuó con paciencia para madurar el partido y logró, además, que todos sumara, lo que no siempre es fácil. Lo hicieron Abrines, Arroyo e incluso Tomic saliendo desde el banquillo. El pívot croata mejoró, aunque sin llegar todavía al nivel dominante de la primera parte de la temporada. Pero fueron Satoransky, Abrines, Doellman y, en especial, Dorsey, los que le dieron el tono al equipo y consiguieron abrir un abismo ya en el descanso (43-23) que se hizo insalvable para los italianos, incapaces de levantar una losa tan pesada.
El rol del pívot estadounidense es fundamental. Desde su llegada, las constantes vitales del colectivo se han disparado, sobre todo en defensa e intensidad. Su presencia en la zona garantiza al control del rebote y e intimida, pero también transmite confianza al equipo, síntomas imprescindibles para que el equipo transite por los encuentros  creyendo en sus fuerzas.
Eso sucedió este jueves. En cuanto se activó el efecto Dorsey, el Barça se disparó frente a un rival que, por mucho empeño que puso, limitado seguramente por su falta de experiencia (la pasada temporada se fue del Top 16 sin una sola victoria) nunca estuvo a la altura de la trascendencia del encuentro.
El peso de las faltas también jugó en contra del Bamberg. Los italianos quisieron igualar la apuesta física del Barça, que personalizan sobre todo Satoransky y Dorsey, pero fueron incapaces de igualarla. Y en esa batalla también perdida acabó de escribirse la sentencia de un encuentro que asoma al Barça a cuartos e incluso podría darle la tercera plaza.

FC Barcelona, 75 - Bamberg, 57 

FC Barcelona: Satoransky (3), Oleson (7 ), Perperoglou (7), Doellman (12), Dorsey (8) –cinco inicial- Abrines (13), Navarro ( 2), Vezenkov (-), Arroyo (11), Tomic (12).
4 de 21 triples (Arroyo, 2). 37 rebotes, 11 ofensivos (Dorsey, 9). 14 asis. (Tomic, 4).

Bamberg: Wanamaker (16), Strelnieks (8 ), Heckmann (4 ), Melli (4 ), Radosevic (2 ) –cinco inicial- Zisis (4), Nikolic (-), Staiger (3), Theis (8), Harris (-), Miller (8). 
3 de 17 triples (Wanamaker, 2) 32 rebotes, 9 of. (Melli, 7). 12 asistencias (Miller, 4).
Parciales: 18-12; 25-11; 16-18; 16-16

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.