Culminará a finales de 2025

Badalona activa la actualización de su Relación de Puestos de Trabajo, vigente desde 1998 y que impide la modernización del Ayuntamiento

El Gobierno Albiol busca racionalizar, modernizar y valorizar los puestos de trabajo del funcionariado municipal

Albiol activa la actualización de la estructura organizativa del Ayuntamiento de Badalona

El alcalde de Badalona, Xavier Garcia Albiol, y las tenientes de Alcaldía Cristina Agüera y Rosa Del Amo en el edificio de oficinas municipales 'El Viver'

El alcalde de Badalona, Xavier Garcia Albiol, y las tenientes de Alcaldía Cristina Agüera y Rosa Del Amo en el edificio de oficinas municipales 'El Viver' / ZOWY VOETEN

Gerardo Santos

Gerardo Santos

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

La actualización de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) del Ayuntamiento de Badalona ya está en marcha. Tras haberse iniciado la licitación en noviembre de 2023, el pasado lunes 1 de julio se publicó la formalización del contrato a la empresa D'Aleph Iniciativas y Organización, por algo más de 145.000 euros, IVA incluido. El triple objetivo que persigue el consistorio con esta contratación radica en la "racionalización, modernización, y valorización de los diferentes puestos de trabajo de la corporación municipal". Ahora bien, tras ellos, subyace otro objetivo, mucho más ambicioso, el de "poder dar un mejor servicio como administración pública".

La RPT es el documento que determina los puestos de trabajo de los funcionarios municipales (así como sus competencias y parte de sus retribuciones), necesarios para que la administración funcione correctamente. Precisamente, la parálisis de la maquinaria burocrática y administrativa de la corporación badalonesa es uno de los mayores problemas que atraviesan el día a día tanto del Gobierno municipal actual, liderado por Xavier Garcia Albiol, como de los anteriores. Por todo ello, la noticia de la actualización de la RPT se esperaba desde hace décadas, dado que la actual está datada de 1998.

La concejal del Área de Recursos Humanos del Ayuntamiento de Badalona, Eva Guillén, ha ahondado en lo arcaico de la RPT actual: "Está obsoleta, ni los organigramas ni los puestos de trabajo tienen nada que ver con la realidad del día a día municipal, esto se tiene que solucionar". "La nueva relación de puestos de trabajo nos ayudará a hacer la estructura del Ayuntamiento que queremos, la de un Ayuntamiento de primera que nos permita ser más eficientes y dar un mejor servicio a la ciudadanía, eliminar burocracia y hacer que los trabajadores estén más satisfechos".

Que la RPT actual fuese aprobada hace 26 años da buena cuenta de cuan desactualizada está: "Trata cuestiones de mecanografía, es muy difícil trabajar con una herramienta así de obsoleta", señala el secretario de CC.OO. en el Ayuntamiento de Badalona, Pol Acózar. "Es muy ridículo, las funciones no son acordes a la realidad actual". Otro ejemplo: la RPT está en pesetas. Acózar minimiza la afectación de esta circunstancia, ya que siempre se puede calcular la conversión a euros, pero remarca la "carga simbólica" de tal desactualización.

"Ya tocaba, aplaudimos que el Gobierno local haya conseguido firmar esta licitación, pero hay que recordar que la iniciativa estaba consensuada desde hace años, y que si no se ha contratado hasta ahora ha sido por problemas con la tramitación", recuerda Acózar. De hecho, la necesidad de actualizar la RPT fue una de las conclusiones que se extrajeron de la 'Comisión por el impulso y seguimiento de la modernización y descentralización del Ayuntamiento de Badalona', que presentó su informe final en diciembre de 2022.

"Tocarse las narices"

El anuncio de la actualización del documento maestro que rige los puestos de trabajo, sus funciones y parte de las retribuciones cae sobre el funcionariado municipal en un clima enrarecido. Primero, por el hartazgo generalizado acerca de las temperaturas que han de soportar los trabajadores en los edificios públicos (un problema que se repite cada verano) y, en segundo lugar, por las declaraciones de hace dos meses del alcalde, Xavier Garcia Albiol, en que acusó a algunos funcionarios municipales de "tocarse las narices" y provocar así la parálisis del Ayuntamiento: "Ponemos en duda que sea así, en todos lados puede haber un trabajador que no cumpla, pero lo que vemos es falta de organización interna". "Son críticas irresponsables, porque ponen a los trabajadores en el centro de la diana de la ira de la ciudadanía, y hay que recordar que el problema es más bien que tenemos 1.200 trabajadores, mientras un ayuntamiento similar al nuestro como el de Terrassa cuenta con 2.000".

El trabajo de rediseño de la estructura organizativa y la elaboración de la RLT se divide en tres fases y deberá estar terminado en diciembre de 2025, según consta en los pliegues de la licitación. La fase inicial será la de "análisis y revisión de la estructura organizativa". La primera toma de contacto tuvo lugar este mismo lunes 8 de julio, con una sesión informativa: "Nos presentaron la metodología que seguirán y coincidimos tanto con ella como con la filosofía simplificadora", explica Acózar. En una segunda fase, se analizarán y describirán cada uno de los puestos de trabajo, y se confeccionará "un mapa de funciones de todos los puestos de trabajo con la validación de los mandos y de la plantilla, respetando una serie de criterios que garanticen uniformidad, estandarización y la simplificación de los puestos", informa el Ayuntamiento.

Una vez terminada la propuesta de RPT, el proceso llegará a su fase final, que consistirá en la valoración de los puestos de trabajo y el cálculo de retribuciones. Así, hasta finales del próximo año no se podrán empezar a notar los efectos positivos de la nueva RPT: "Tenemos la esperanza que homogeneice, racionalice y simplifique la estructura del Ayuntamiento, pero todo ello ha de ir acompañado de un nuevo organigrama, ya que tenemos un ayuntamiento demasiado compartimentado, con más de 30 servicios, 60 departamentos y 90 unidades de trabajo que trabajan descoordinados, sin cooperar ―y remata Acózar―, parecen reinos de taifas".

El representante sindical apunta también a los problemas con las retribuciones: "Se debería garantizar la equidad salarial interna y externa. Los salarios de algunos jefes de servicios están inflados descabelladamente, mientras que la retribución de los trabajadores base no se ha revalorizado". "Comparado con otros consistorios, en muchas categorías estamos por debajo de la media, lo que provoca la huida de profesionales a otros ayuntamientos con mejores condiciones laborales y salariales", se lamenta Acózar.

Suscríbete para seguir leyendo