Más de 150 años de historia

El vermut Perucchi de Badalona, la primera piedra para un ‘clúster’ internacional de bebidas espirituosas

  • Jean-Noël Reynaud, CEO del grupo que ha adquirido Perucchi, asevera que la producción se mantendrá en Badalona

  • “No es el típico sistema de fusiones y adquisiciones en el que dices voy a cerrar dos fábricas y voy a concentrar la producción en una fábrica", añade el inversor francés

Una botella de vermut Perucchi, en la fábrica original de Badalona.

Una botella de vermut Perucchi, en la fábrica original de Badalona. / Cedida por Perucchi

3
Se lee en minutos
Àlex Rebollo
Àlex Rebollo

Periodista

ver +

Con sus más de 150 años de historia, el vermut Perucchi, fabricado en Badalona (Barcelonès), se ha convertido ya en la primera piedra para cimentar un gran grupo internacional de bebidas espirituosas.

El inversor francés Jean-Noël Reynaud, a través de su grupo Magellan & Cheers ha iniciado con esta operación su proyecto de adquisición de bebidas espirituosas de producción local con el objetivo de “crear una alianza de marcas icónicas y artesanales de alta calidad”, explican desde la empresa.

Así, sobre la continuidad de Perucchi en Badalona, Reynaud lo tiene claro: “Las marcas se seguirán produciendo en el lugar donde han crecido según el método y la industria o proceso de producción que tengan”.

No es el típico sistema de fusiones y adquisiciones en el que dices voy a cerrar dos fábricas y voy a concentrar la producción en una fábrica. No es el caso”, sentencia el inversor francés en declaraciones a este diario.

Arraigo en la ciudad

Perucchi es el primer vermut del que se tiene constancia en España ya que se elaboró en Badalona en 1876, de la mano del turinés Augustus Perucchi. De eso hace ya más de un siglo y medio y desde entonces la marca ha crecido y ampliado su porfolio de productos.

En la actualidad, la firma, que factura casi 5 millones, emplea actualmente a 20 empleados en sus instalaciones de Badalona, donde se producen más de 120.000 botellas al año.

En 2017 Álex Soler Kettlitz y Eduardo Fló Vidal-Ribas, dos empresarios con experiencia en el sector de las bebidas espirituosas se quedaron con la empresa para “darle un impulso y mantenerla más viva que nunca”, explican desde la compañía. Es ahora, cinco años más tarde cuando, con la entrada del grupo de Reynaud, “el salto va a ser radical”.

Desde la empresa también destacan que tanto Soler como Fló, van a seguir involucrados tanto a la marca como al grupo de Magellan & Cheers.

“Es una marca que puede presumir de historia y que ha sabido crecer sin olvidar sus valores artesanales, sostenibles y de proximidad. Las mismas calderas y tinas de envejecimiento que se instalaron en sus inicios, hoy en día siguen madurando el vermut. Ahora es momento de darle alas a la marca y que, sin cambiarle su ADN, pueda llegar a un mercado mucho más amplio”, destaca Reynaud,

Ampliar el mercado

Reynaud, CEO de Magellan & Cheers, sostiene la importancia de esta primera compra, con la que prevé cuadruplicar las ventas de Perucchi en los próximos cinco años. Asimismo, el inversor francés, tiene entre sus previsiones situar la facturación de su nuevo grupo en 200 millones de euros antes de 2030.

“Las bebidas espirituosas artesanales en Estados Unidos representan entre el 4 y el 5% del total del mercado norteamericano. En Europa, más específicamente en el sur, no llega ni al 1%. Así que el potencial es enorme, porque estas marcas son lo que los consumidores piden ahora”, resume Jean-Noël Reynaud.

La estrategia de crecimiento del grupo pasa por magnificar la distribución del producto que, por ahora, se distribuye en el sector de la hostelería -vermuterías, restaurantes, bares y hoteles- y en tiendas especializadas en España.

Dicha estrategia de distribución se presenta con tres ejes: el primero es cruzar fronteras y llegar a países como Estados Unidos e Italia, principalmente. El segundo va a ser la presencia en supermercados de alta gama, mayoristas especializados y ‘e-commerce’ específicos. Y, finalmente, Reynaud también destaca el potencial que ve en Perucchi para desarrollarse como marca importante en el sector de la coctelería.

Nuevas adquisiciones

Reynaud adelanta que ya están “considerando” la adquisición de entre 10 o 12 empresas en cinco países europeos. “Obviamente, Perucchi es la primera adquisición, la más importante”, comenta.

“Me gustaría ver las posibilidades de crear una especie de centro de excelencia para bebidas espirituosas, probablemente en Catalunya, y tal vez en Badalona. Badalona podría convertirse para las bebidas espirituosas, en lo que, por ejemplo, Vilafranca del Penèdes es para el Cava”, remarca, el CEO de Magellan & Cheers.

Noticias relacionadas

Pese al optimismo, Reynaud remarca que esta idea forma parte de un “proceso largo”. “Estamos apenas al principio”, añade.

Más noticias de Badalona en la edición local de EL PERIÓDICO