Protesta contra Jusapol

Más de mil personas se manifiestan en Badalona contra la condena de cinco años de prisión al activista Marcel Vivet

El joven independentista prevé recurrir la sentencia, que tacha de "infame"

El frente de la manifestación en Badalona de apoyo a Marcel Vivet.

El frente de la manifestación en Badalona de apoyo a Marcel Vivet. / ACN / Gemma Sánchez

4
Se lee en minutos
ACN

Más de mil personas protestaron este miércoles 16 de junio por la noche en el centro de Badalona (Barcelonès) para rechazar los cinco años de prisión con que la Audiencia de Barcelona ha condenado al activista Marcel Vivet. La manifestación y posterior concentración, convocada por el grupo de apoyo a Vivet, rehusó una sentencia que considera al joven culpable de desórdenes públicos, atentado a la autoridad y lesiones a un Mosso d'Esquadra durante una manifestación 'Holi', en septiembre de 2018, contra el sindicato Jusapol en Barcelona.

Vivet dijo que recurrirá la sentencia para reclamar su absolución. Cree que la resolución del juez es "infame", y ha criticado que "sólo" se base en el relato de un Mosso d'Esquadra, sin que se hayan tenido en cuenta pruebas gráficas.

"La sentencia se fundamenta en el relato de un solo agente de los Mossos y en ninguna foto o vídeo, que se descartaron porque no se consideraban prueba concluyente", aseguró Vivet instantes antes de la concentración de apoyo que ha movilizado a entre 1.000 y 1.200 personas, según la policía.

Vivet avanzó que en breve preparará el recurso a la sentencia para volver a defender su absolución, y acusó a la Sala 21 de la Audiencia de Barcelona de estar "completamente marcada por ideologías políticas". "El juez busca implicarme en una especie de guerrilla urbana, a pesar de aquella fue una de las manifestaciones más pacíficas y festivas que se han hecho nunca en Catalunya", apuntó.

Al mismo tiempo, el activista se mostró muy crítico con los miembros de los Mossos, asegurando que el cuerpo "está plagado de elementos de extrema derecha y españolistas". Vivet afirmó que "es necesario un cambio de modelo policial", pero también pidió "revisar a los agentes y sus atestados, que van a acusar a sus enemigos ideológicos".

Una vez terminada la marcha, que recorrió parte del centro de la ciudad, Vivet hizo un llamamiento a "no frenar" la movilización independentista: "Seguimos tejiendo, recordando y organizándonos!". Alentado por millar de personas que llenaba la plaza de la Villa, avisó de que "ni 5 ni 100 años de prisión detendrán la movilización", y defendió que "hacen falta mil protestas en el aeropuerto, mil cortes de la Jonquera y una y mil Urquinaona hasta que caigan todas las injusticias".

Críticas a la acusación de la Generalitat

La protesta reclamó insistentemente la absolución de Vivet y se escucharon numerosas críticas contra España y la justicia, pero también contra la Generalitat por haber sido personada en la causa en que se ha condenado Vivet. De hecho, el Govern fue la diana de los discursos que cerraron el acto, protagonizados por el grupo de apoyo a la activista, la entidad La Forja, la ANC, Òmnium y la CUP. "Los mismos que nos llaman a movilizarnos, después nos persiguen, nos juzgan y encarcelan como han hecho siempre", espetó el grupo de apoyo a Vivet, mientras que el colectivo la Forja acusó a la Generalitat de "sólo preocuparse -se de salvarse a sí misma", en relación a los indultos de los presos independentistas.

Desde la ANC, la presidenta, Elisenda Paluzie, se erigió como corresponsable de los delitos de los que se ha condenado Vivet. "Convocamos una manifestación en la plaza de Sant Jaume para que no la ocuparan aquellos que nos habían pegado el 1-O. Yo soy tanto responsable como Marcel de lo que se produjo ese día, en que demostramos que no nos dejábamos humillar", afirmó alabando la “resistencia” del joven condenado. Al mismo tiempo, Paluzie criticó la presencia del rey Felipe VI este miércoles en Barcelona y el hecho de que el Govern lo recibiera. La presidenta de la Assamblea lo consideró una "rendición" ante la "cabeza represora del estado español", y aseguró que el gobierno de ERC y JxCat "está intentando normalizar lo que no es nada normal".

Por su parte, el vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri, afirmó que es "inaceptable" que la Generalitat estuviera personada contra Vivet y pidiera cuatro años y nueve meses de prisión por los disturbios de la protesta contra Jusapol. Mauri pidió "que no haya ningún independentista más perseguido por las instituciones catalanas" e instó al Govern a recurrir la sentencia para pedir la absolución del condenado. Por último, Mauri reprodujo un mensaje grabado del presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, el cual trasladó su calor a Vivet.

La exalcaldesa de Badalona y actual jefa de filas de la CUP en el Parlament, Dolors Sabater, junto al activista badalonés Marcel Vivet.

/ ACN / Gemma Sánchez

Noticias relacionadas

Finalmente, la exalcaldesa de Badalona y actual jefa de filas de la CUP en el Parlament, Dolors Sabater, reclamó a los asistentes "espíritu de lucha y de convertir la rabia en fuerza para combatir al régimen fascista". Sabater comparó la sentencia de Vivet con la represión post franquista, asegurando que la condena de cinco años de cárcel para el joven badalonés "es una vergüenza inadmisible que no se puede tolerar". Vivet había sido colaborador estrecho de la formación de Sabater en la ciudad.

Más noticias de Badalona en la edición local de EL PERIÓDICO