Evita la cirugía abierta

Can Ruti implanta con éxito la primera prótesis mitral transcatéter de Catalunya

  • Es una técnica indicada para casos de insuficiencia mitral en pacientes de edad avanzada y para los que una cirugía abierta supone un alto riesgo

  • Se usa para pacientes que hasta ahora no tenían opciones terapéuticas más allá del tratamiento farmacológico

El Hospital de Can Ruti, en Badalona (Barcelona).

El Hospital de Can Ruti, en Badalona (Barcelona). / Albert Segura Lorrio

Se lee en minutos
Europa Press

Un equipo multidisciplinar de la Dirección Clínica del Corazón del Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelonès) -conocido como Can Ruti- ha implantado con éxito la primera prótesis mitral transcatéter de Catalunya. Esta cirugía, que se practica en pocos hospitales de España, está indicada para casos de insuficiencia mitral en pacientes de edad avanzada y para los que una cirugía abierta supone un alto riesgo quirúrgico, ha informado en un comunicado este jueves.

El jefe del Servicio de Cirugía Cardíaca del hospital, Christian Muñoz, ha explicado que la prótesis mitral transcatéter supone una opción para pacientes que hasta ahora no tenían opciones terapéuticas más allá del tratamiento farmacológico.

La insuficiencia mitral es la segunda de las enfermedades más comunes que afectan a las válvulas del corazón en los países desarrollados y su prevalencia aumenta de manera progresiva debido al envejecimiento de la población. Esta insuficiencia se produce cuando la válvula mitral no cierra correctamente y provoca que la sangre que debería salir del ventrículo izquierdo hacia la aorta se dirija a la aurícula izquierda, lo que le provoca un aumento de la presión en su interior.

Cuando esto ocurre durante mucho tiempo, se incrementa la presión en los pulmones, con una consecuente dificultad para respirar, incapacidad para realizar esfuerzos e incluso, en fases muy avanzadas, se puede llegar a sufrir una insuficiencia cardíaca y un edema pulmonar.

El proceso de la intervención

La prótesis transcatéter sustituye a la válvula mitral dañada y controla el paso de la sangre hacia la aurícula izquierda con una intervención en la que se hace una pequeña incisión en el tórax de siete centímetros y, a través de la punta del corazón, se introduce la prótesis vía catéter.

Noticias relacionadas

Además, operar a través de una pequeña incisión supone que no hay que parar el corazón para llevar a cabo el procedimiento, no es necesario utilizar ECMO -una máquina que hace la función del corazón y los pulmones- y evita una cirugía abierta, lo que "facilita el proceso y permite al paciente una recuperación mucho más rápida".

Más noticias de Badalona en la edición local de EL PERIÓDICO