Una futura zona verde

Un informe arquitectónico avala la preservación de la antigua fábrica Mobba en Badalona

Expertos piden al Ayuntamiento que declare el edificio Bien Cultural de Interés Local para evitar el derribo

Fachada de la antigua fábrica Mobba de Badalona.

Fachada de la antigua fábrica Mobba de Badalona. / ACN / Jordi Pujolar

Se lee en minutos

ACN

Un informe arquitectónico firmado por hasta seis arquitectos, con el apoyo de abogados, historiadores y gestores culturales avala la preservación del edificio de la histórica fábrica de básculas Mobba, en Badalona (Barcelonès). El Ayuntamiento quiere derribar la nave, ahora de titularidad municipal, para hacer una gran plaza pública, después de haber forzado a abandonar el espacio a los artistas que habían hecho de la Mobba su centro de creación durante más de quince años.

Según los expertos, sin embargo, el edificio es uno de los pocos testigos de la Badalona industrial de mediados del siglo XX y representa una de las grandes marcas que ha proyectado la ciudad en el mundo. Para intentar frenar el expediente de derribo, ya en marcha, proponen que declare el edificio Bien Cultural de Interés Local (BCIL).

Uno de los arquitectos del Grupo de Trabajo sobre la Mobba (GTM) y que durante más de tres décadas fue también arquitecto municipal en Badalona, Josep M. Massot, explica que esta es "la última muestra de pie de una arquitectura industrial desaparecida". Massot destaca la sencillez geométrica del edificio como uno de los elementos que lo hace "especialmente interesante".

En este sentido, el informe sitúa el edificio en el "racionalismo tardío" y en una "nueva modernidad constructiva" de tipo industrial. "Además su solidez constructiva, la cimentación, los pilares, las jácenas y los forjados son una justificación añadida para su conservación", recita el informe.

El documento también hace hincapié en la autoría del edificio. Es obra del arquitecto Agustí Borrell, autor también del edificio del Colegio de Abogados de Barcelona o de las oficinas de Radio Leberty, en Pals. Desde la óptica simbólica, el informe identifica la Mobba como una de las grandes marcas que ha puesto Badalona en el mundo, de la mano del Anís del Mono o la Penya.

De uso industrial a zona verde

Con estos argumentos, los defensores de la Mobba pretenden convencer al Ayuntamiento para que cambie su parecer. En los últimos meses, el consistorio ha reactivado el expediente para el derribo de la Mobba, parado en 2019, y pretende derribar la nave esta misma primavera. El primer paso fue comunicado a los artistas residentes que debían abandonar el espacio, que ya está vacío.

Frente el derribo total que promueve el consistorio, el GTM propone derribar sólo la parte más moderna de la fábrica por su poco valor arquitectónico y simbólico y hacer allí la gran plaza. Ocuparía hasta 1.700 metros cuadrados. El planeamiento urbanístico, de hecho, transforma el uso industrial de la isla a zona verde.

Los arquitectos, sin embargo, defienden que el cuerpo central de la nave, en forma de L, se podría conservar, rehabilitar y reactivar como espacio de creación artística. Badalona, aseguran "no se puede permitir" prescindir de la Mobba y entienden que la preservación es "absolutamente compatible" con hacer una plaza en el resto del solar y con la adecuación de todo el entorno.

Establecer una moratoria

Para intentar forzar el consistorio a rectificar, los promotores del GTM piden, de entrada, establecer una moratoria en relación al derribo para tener tiempo para "valorar" si el edificio merece conservarse y evitar así daños irreparables. "Estamos convencidos de que tiene valor y no queremos que se pierda para la ciudad", explica Josep Duran, uno de los abogados del GTM.

El paso definitivo para garantizar su conservación sería la declaración de la Mobba como Bien Cultural de Interés Local, que es la solución técnica que a la que apunta el informe arquitectónico sobre el edificio. Duran asegura que el GTM agotará todas las vías posibles, también la judicial, si es necesario, para evitar que la ciudad pierda este patrimonio.

Noticias relacionadas

En paralelo, la documentación se ha hecho llegar también a la Generalitat con la intención de que "ante el inminente peligro de destrucción" de un bien "que puede ser susceptible de tener valor", el Departament de Cultura acabe forzando al Ayuntamiento a detener el derribo si el gobierno del popular Xavier Garcia Albiol desatiende la petición de los expertos.

Más noticias de Badalona en la edición local de EL PERIÓDICO