FAMILIAS VULNERABLES

Albiol recula y ofrece un centro de acogida a las familias desalojadas de un edificio en ruinas

El ejecutivo de Badalona explica que se ha puesto ya en contacto con la Generalitat para "dar una respuesta temporal" en el CUESB a las familias con menores

No obstante, el gobierno local no dará ninguna solución a las familias que "ocupaban ilegalmente" alguno de los pisos de la finca derruida

Las familias afectadas por el derribo de su casa en octubre de 2019 se manifiestan ante el Ayuntamiento de Badalona.

Las familias afectadas por el derribo de su casa en octubre de 2019 se manifiestan ante el Ayuntamiento de Badalona. / ACN

Se lee en minutos

Àlex Rebollo / EFE

Albiol rectifica y anuncia que habilitará una solución temporal para las familias del número 16 del pasaje de la Torre, cuyas viviendas fueron derruidas el año pasado por el mal estado en el que se encontraba el bloque, afectado por aluminosis. Así, el Ayuntamiento de Badalona ha ofrecido un centro de acogida y de emergencias sociales a las familias que fueron desalojadas del edificio demolido en el barrio de la Salut y que deben abandonar este miércoles los alojamientos provisionales en los que se encuentran desde entonces, después de que el gobierno municipal anunciara que dejaba de pagarlo.

Este lunes 28 de septiembre, el alcalde de Badalona, Xavier García Albiol, afirmaba que hay familias en peor situación que están en lista de espera de un piso social a las que también se ha de dar respuesta y dijo que más de un año de ayudas "es excesivo", en referencia al pago por los alojamientos de las familias que perdieron sus casas.

Además, los vecinos del bloque que eran propietarios tendrán que hacerse cargo del coste del derribo -lo que supone unos 40.000 por familia-, que se llevó a cabo en diciembre del pasado año, después de que el anterior ejecutivo, que comandaba el PSC, impulsara un expediente de ejecución de manera subsidiaria.

Por su parte, las familias manifiestan la imposibilidad de encontrar una vivienda en el mercado privado, por la relación entre el precio y sus ingresos y también por las condiciones que las inmobiliarias exigen.

Rechazo de entidades y oposición

Tras hacerse público el anuncio, entidades sociales de la ciudad, los grupos de la oposición y las propias familias implicadas han mostrado su rechazo a la posición del ejecutivo local. De hecho, ayer se aprobó una moción en el Pleno del Ayuntamiento en apoyo de las familias afectadas por el derribo en la que se solicitaba que se detuviese el desalojo de las personas afectadas y dar una respuesta a la situación de emergencia.

El gobierno de Badalona ha mantenido su postura hasta primera hora de la tarde, cuando ha hecho público un comunicado anunciando soluciones provisionales. Pocas horas antes, Sanaa Bouckchab, una de las afectadas por el derribo, se ha desmayado cuando atendía a los medios de comunicación tras recibir una llamada de Servicios Sociales en la que le reiteraban que este jueves 1 de octubre tenía que abandonar el apartamento en el que está alojada en Santa Coloma de Gramenet antes de las 11 h, tal y como explican desde la plataforma Sant Roc Som Badalona.

Desde la misma entidad señalan que la mujer, que vive con su marido y sus cuatro hijos, tras ser atendida inicialmente, ha sido trasladada al Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona (Can Ruti) para ser tratada y evaluada.

"No son soluciones"

Aunque están a la espera de comentar las medidas propuestas por el Ayuntamiento con las familias implicadas, desde Sant Roc Som Badalona ya apuntan que "no son soluciones". "Todo lo que no sea lograr que se reubiquen en pisos con un alquiler asequible son infrasoluciones", apunta Carles Sagués, portavoz de la plataforma.

En el comunicado, el ejecutivo popular ha aseverado que se ha puesto ya en contacto con la Generalitat para "dar una respuesta temporal" a las familias del pasaje de la Torre número 16 con menores a cargo a través del Centro de Urgencias y Emergencias Sociales de Barcelona (CUESB). Para aquellas familias que no tengan menores a cargo, el Ayuntamiento les ha ofrecido acudir al centro de acogida municipal para emergencias habitacionales de Can Bofí Vell, mientras que a las que "ocupaban ilegalmente" alguno de los pisos de la finca derruida el gobierno local no les brindará ninguna solución.

Así lo ha hecho público el ejecutivo local, el cual no ha concretado cuanto tiempo durará este realojamiento, después de repetir por activa y por pasiva que a partir de este miércoles dejaría de hacerse cargo de los gastos de alojamiento y manutención de la decena de familias que fueron desalojadas de sus respectivas viviendas hace once meses.

“Albiol, antes de ser alcalde, se había reunido con nosotros y nos decía que si él fuera alcalde lo solucionaba rápido. Una vez ha cogido el puesto ya no quiere saber nada”, recordaba este lunes Mohamed Khali, otro de los afectados. A raíz de la polémica, estos últimos días también ha corrido por las redes sociales un vídeo de Albiol de cuando se tuvo que desalojar a las familias del número 16 del pasaje de la Torre en el que criticaba al anterior gobierno (PSC y En Comú Podem) por actuar "de manera negligente" y afirmaba que los vecinos no tenían culpa alguna.

Construido con vigas aluminosas

La finca en cuestión, construida en 1967, tuvo que ser demolida a finales del pasado año después de que apareciera una grieta de gran tamaño en la fachada que obligó a desalojar a toda prisa a los vecinos del inmueble. Tras la caída posterior de una pared en esa misma fachada, los inquilinos de otras edificaciones colindantes tuvieron que ser también desalojados por el riesgo inminente de colapso.

Te puede interesar

Se trata de un edificio consolidado según la normativa urbanística del entonces Plan General Metropolitano (PGM) que en los último años había recibido diversos requerimientos del Ayuntamiento para que fuera reparado, ya que se encontraba en estado deficitario y había sido construido con vigas aluminosas.

Más noticias de Badalona en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA