25 oct 2020

Ir a contenido

SIN LUGAR AL QUE IR

Badalona deja de pagar el alojamiento de las familias evacuadas de un edificio en ruinas

Las familias manifiestan la imposibilidad de encontrar una vivienda en el mercado privado por la relación entre el precio y sus ingresos

En el caso de las que son propietarias, además, tienen que hacer frente al coste del derribo que se hizo hace un año, unos 40.000 euros

Àlex Rebollo / ACN

Las familias afectadas por el derribo de su casa en octubre de 2019 se manifiestan ante el Ayuntamiento de Badalona.

Las familias afectadas por el derribo de su casa en octubre de 2019 se manifiestan ante el Ayuntamiento de Badalona. / ACN

El Ayuntamiento de Badalona dejará de pagar este miércoles el alojamiento y manutención de seis familias que hace un año tuvieron que irse de su casa porque el edificio donde vivían se tuvo que derribar por problemas estructurales.

Abdul Akkouh, Sofía Yosofi, Sana Boukchb y Karima Haabibala lo perdieron todo el pasado mes de octubre de 2019. Los desalojaron de urgencia del bloque donde vivían por el riesgo de derrumbe que tenía el edificio y pocos días después se procedió al derribo del inmueble, situado en el número 16 del pasaje de la Torre del barrio de la Salut de Badalona.

Tras el desalojo pudieron recuperar muy pocas cosas, que el Ayuntamiento guardó en unos trasteros a los que ahora no pueden acceder porque el consistorio acumula facturas impagadas. Desde el Ayuntamiento también se les paga, desde entonces, el alojamiento y, en algunos casos, reciben también otras ayudas para garantizar su manutención.

Transcurridos once meses de aquello, el consistorio dice ahora que deja de ayudarles. El alcalde, Xavier García Albiol, asegura que se trata de un gesto de "justicia social" hacia el resto de vecinos y familias con necesidades que tiene la ciudad. Así, este lunes 28 de septiembre, las familias afectadas se han manifestado frente al Ayuntamiento de Badalona para exigir soluciones.

Sin lugar al que ir

En total, en el bloque que se tuvo que derribar vivían diez familias, de las que quedan seis que todavía viven gracias a la ayuda municipal. Dos serían ocupas, tres son propietarios -Sofia Yosofi, Sana Boukchb y Karima Haabibala- y un sexto estaba de alquiler, Abdul Akkouh. No saben dónde irán a partir del miércoles y amenazan con acampar frente al Ayuntamiento.

Las familias manifiestan la imposibilidad de encontrar una vivienda en el mercado privado, por la relación entre el precio y sus ingresos y también por las condiciones que las inmobiliarias exigen. También se quejan de la “falta de acompañamiento real” de la administración pública para poder superar estos inconvenientes. Además, destacan la contradicción de las ayudas públicas al alquiler, a las que en la práctica no pueden acceder si no tienen un contrato de alquiler.

"Tenemos que salir de allí y no tenemos a donde ir. Tomaremos las cosas y vendremos al Ayuntamiento", explica Akkouh. "Vendremos todos. Si nos quieren matar que nos maten aquí. Ha empezado el frío y ya soy grande", añade Sofia Yosofi. Sana Boukchb tiene cuatro hijos y tampoco sabe dónde ir después de haberlo perdido "todo".

En el caso de los que son propietarios, además, tienen que hacer frente al coste del derribo que se hizo hace un año y que el Ayuntamiento asumió de manera subsidiaria, cuando gobernaban el PSC y los ‘comuns’ y que asciende a 482.000 euros. Ahora el gobierno del PP les insta a pagar los recibos, de unos 40.000 euros por familia: "No puedo más: o pago la deuda o busco un piso", se lamenta Karima Haabibala.

Albiol no cede

A pesar del drama social de estas familias, el Ayuntamiento de Badalona insiste en defender el fin de las ayudas, que se han llevado ya “más de 300.000 euros” de las arcas municipales. Albiol asegura que hay familias en peor situación que están en lista de espera de un piso social en las que también se ha de dar respuesta y dice que más de un año de ayudas "es excesivo". En cuanto a los ocupas, cierra la puerta a cualquier tipo de ayuda en el futuro.

De hecho, Albiol ha anunciado que quiere poner en marcha una ordenanza que impida que las personas que ocupan ilegalmente una vivienda puedan tener derecho a ayudas como las que han recibido estas familias.

“No quiero vivir gratis, lo que quiero es que nos ayuden”

Mohamed Khali, marido de Karima, explica que a raíz de la pandemia no encuentra trabajo estable y que actualmente gana unos 1.000 euros al mes, gracias a una suplencia de cocinero, con los que se supone que debe mantener a su mujer, sin trabajo, y a su hija de 20 años, que es estudiante. “Pagaba 400 euros de hipoteca y ahora todos los alquileres están por encima de 800”, denuncia Mohamed.

“Albiol, antes de ser alcalde, se había reunido con nosotros y nos decía que si él fuera alcalde lo solucionaba rápido. Una vez ha cogido el puesto ya no quiere saber nada”, recrimina Mohamed al primer edil de la cuarta ciudad de Catalunya. “No quiero vivir gratis, lo que quiero es que nos ayuden; no tenemos nada”, añade.

La oposición critica a Albiol

Los grupos de la oposición se han mostrado muy críticos con la decisión del ejecutivo local. La exalcadesa y concejala del Ayuntamiento por Guanyem Badalona En Comú, Dolors Sabater, ha calificado la respuesta de Albiol como una “barbaridad” y ha expresado que desde su partido estarán “del lado de las familias”.

Sabater también ha denunciado el “grave problema” de vivienda que se deriva en la ciudad a raíz de la falta de suelo público y por “las dificultades para acceder a un alquiler asequible” y ha criticado que Albiol convirtiera su rueda de prensa en un “alegato contra la ocupación”.

“Las familias que sufrieron la desgracia de ver como sus viviendas se tuvieron que derribar... ahora sufren la desgracia del gobierno de derechas del PP en Badalona que los quiere dejar en la calle, incluso con menores y bebés”, ha manifestado el concejal del PSC Christian Carneado.

Por su parte, la presidenta de ERC Badalona, Anna Maria Lara, también ha recalcado que desde su grupo apoyan a las familias realojadas en pensiones y ha insistido en la convocatoria del Consejo Municipal de la Vivienda, una medida que Aïda Llauradó (En Comú Podem Badalona) también ha reclamado con el objetivo de "proponer medidas para una vivienda digna desde el diálogo".

Más noticias de Badalona en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA