Ir a contenido

decenas de evacuados

Badalona demolerá el edificio en mal estado del barrio La Salut

Todos los especialistas han coincidido en que la mejor decisión es derrumbar la finca dada su ruinoso estado

El Periódico

Agujero en edificio del barrio de la Salut de Badalona.

Agujero en edificio del barrio de la Salut de Badalona. / AYUNTAMIENTO DE BADALONA

El Ayuntamiento de Badalona ha iniciado este sábado por la mañana el expediente para el derribo urgente del edificio afectado por aluminosis del barrio de La Salut, que ha obligado al desalojo de un centenar de vecinos del inmueble y de otros 16 colindantes, según ha informado el alcalde de la ciudad, Álex Pastor.

El edil ha anunciado que dos empresas especializadas estudian cómo proceder al derribo del inmueble, una demolición que ha aprobado el consistorio tras el acuerdo "unánime" que se ha tomado en la reunión celebrada por la mañana entre el ayuntamiento, técnicos municipales y Bombers de la Generalitat

El pasado lunes, la aparición de una grieta de gran tamaño en una pared lateral del edificio, situado en el número 16 del pasaje de la Torre, en el barrio de la Salut de Badalona, obligó a desalojar a 42 vecinos del inmueble y a otros seis de dos edificaciones colindantes.

La caída el viernes de una pared de la fachada lateral en la que habían aparecido las grietas alertó del riesgo inminente de colapso de la estructura, lo que obligó a desalojar a los vecinos de otras 14 fincas ubicadas en el entorno del edificio, como medida preventiva ante un eventual derrumbe.

Cinco requerimientos

Desde el 2017, el Ayuntamiento de Badalona ha enviado cinco requerimientos a los propietarios del edificio para que arreglaran la fachada y las grietas del inmueble, que tiene aluminosis, sin que estos se hayan hecho cargo de las reparaciones.

Pastor ha explicado tras la reunión de este sábado que las dos empresas a las que se les ha encargado el estudio del derribo deben determinar "cómo se articula y cómo se hace el mismo", una demolición que se ha acordado, ha subrayado el alcalde, "por la seguridad de los vecinos" y la "de todos".

Las dos empresas serán las que fijarán también la fecha del derribo, aunque Pastor ha adelantado que el mismo "no se alargará demasiado".

Las personas que vivían en el edificio no podrán volver a sus casas a recoger enseres. Hay riesgo "inminente de que se caiga, y por tanto es imposible" entrar, ha resaltado el mandatario municipal, que ha calificado de "encomiable" e "impecable" la labor de los servicios municipales desde que surgió este caso. Lo que no ha querido Pastor es pronunciarse sobre el futuro de los afectados. "A partir de aquí [del anuncio de derribo], veremos las siguientes pantallas", ha alegado.

Fuentes de los Bombers de la Generalitat, por su parte, han precisado que el acuerdo de derribo del inmueble es una competencia municipal y que sus especialistas no han vuelto a entrar en el edificio por el riesgo que implicaría para los efectivos.

Vecinos reubicados

Los 48 vecinos desalojados el lunes han sido reubicados en pensiones o apartamentos facilitados por el ayuntamiento, mientras que los desalojados el viernes y que no están en casas de familiares o amigos han pasado la primera noche en el Centro de Urgencia y Emergencias Sociales de Barcelona (CUESB).