Ir a contenido

Los Mossos desarticulan un grupo criminal especializado en robos con fuerza en viviendas del Maresme

Los ladrones se movían con un vehículo robado y tenían un escondite en Badalona

ACN

Objetos recuperados por los Mossos en la desarticulación de un grupo criminal especializado en los robos con fuerza en domicilios del Maresme.

Objetos recuperados por los Mossos en la desarticulación de un grupo criminal especializado en los robos con fuerza en domicilios del Maresme. / mossos

Los Mossos d'Esquadra han desarticulado un grupo criminal especializado en robos en domicilios con la detención de tres hombres de 26, 27 y 33 años de nacionalidad albanesa. 

Se les relaciona con cinco robos con fuerza cometidos entre el 13 y el 15 de octubre en domicilios de Lliçà d'Amunt, Alella, Argentona, Cabrera de Mar y Cabrils. 

Se desplazaban con un vehículo robado del que llevaban las llaves en el momento de la detención y tenían un escondite en Badalona. 

Los tres presuntos autores de los hechos pasaron a disposición judicial el 18 de octubre y el titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Santa coloma de Gramenet decretó el ingreso en prisión de los tres detenidos.

Se repartían las tareas

Los arrestados pertenecían a grupos especializados en los robos en domicilios que se organizan en baterías y se intercambian con frecuencia sus integrantes. Entre los miembros del grupo se repartían las tareas, dos de los ladrones accedían a la casa objeto del robo mientras el tercero, el conductor, los esperaba en el coche mientras hacía tareas de vigilancia. Priorizaban las casas a cuatro vientos rodeadas de jardín y actuaban por la noche para pasar desapercibidos.

Después de asegurarse de que no había nadie en la casa seleccionada y saltaban la valla o el muro perimetral. Entonces se dirigían a la ventana más vulnerable y la abrían con un destornillador o herramienta similar. Una vez dentro buscaban aquellos objetos que habitualmente tienen más salida en el mercado negro como joyas, relojes de alta gama además de dinero en efectivo.

Los investigadores pudieron identificar a los miembros del grupo siguiendo la pista del robo de un vehículo en el primer robo, cometido el 13 de octubre en Caldes de Montbui. Cuando las patrullas detectaron el turismo ubicaron el grupo y observaron sus movimientos. Las detenciones se realizaron el 16 de octubre a medianoche mientras cometían un robo en Cabrils.

Los ladrones tenían un escondite en Badalona donde ocultaban prendas utilizadas en los robos y parte de los objetos sustraídos. Los agentes recuperaron dinero en efectivo, herramientas, piezas de ropa, algunas joyas y piezas de un vehículo de alta gama que habían sustraído en Alella.

Más noticias de Badalona en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA