Ir a contenido

RESULTADOS ELECCIONES MUNICIPALES

Albiol vuelve a ganar en Badalona pero un pacto de izquierdas podría arrebatarle la alcaldía

El PSC se ha convertido en la llave para acceder al gobierno de la ciudad y su líder, Álex Pastor, ya ha alertado que quiere gobernar

El PP aumenta en votos y obtiene 11 regidores, lejos de los siete de la coalición de Guanyem y ERC, que se convierte en segunda fuerza

Anna Rocasalva

Ha sido una noche larga y los resultados se han hecho esperar. Pero finalmente, con el 37,58% de los votos, el Partido Popular, liderado por el exalcalde Xavier García Albiol, vuelve a ser la fuerza más votada por tercera vez en Badalona. 

Sin embargo, eso no significa forzosamente que pueda gobernar ya que el PSC badalonés tiene la llave de la alcaldía, dependiendo de si decide apoyar al grupo más votado o sumar en un pacto de izquierdas con la coalición Guanyem Badalona en Comú y ERC y Badalona en Comú Podem, al que también podría juntarse el único regidor de Junts per Catalunya Badalona.

Y es que en estas elecciones municipales del 26 de mayo, el PP ha obtenido 11 de un total de 27 regidores - uno más que el pasado 2015 -; con lo cual, necesitaría otros tres concejales más para llegar a la mayoría absoluta, que en Badalona se sitúa en 14 regidores. 

La segunda fuerza más votada - y la primera de izquierdas - es la coalición de Guanyem Badalona en Comú y ERC, de la exalcaldesa Dolors Sabater, con el 24,52% de los votos. La formación independentista ha obtenido siete regidores, es decir, un concejal menos que el 2015 cuando Sabater y Lladó se presentaron por separado. 

Les siguen de cerca (en número de regidores, no en votos) los socialistas. El PSC badalonés, liderado por Álex Pastor, ha conseguido seis concejales -dos más que en los pasados comicios -, con el 19,94% de los votos; una crecida considerable, siendo Pastor prácticamente un recién llegado en la primera línea de la política badalonesa.

También aumenta el apoyo de la ciudadanía a la candidata de Badalona en Comú Podem, Aïda Llauradó, que mantiene el número de regidores (dos), con el 8,52% de los votos, a pesar de ser una formación que se creó hace apenas un mes.

Y finalmente, baja JxCat Badalona, liderado por David Torrents, con el 5,15% de los votos, que pierde un regidor y se queda sólo con su líder, David Torrents. En las elecciones europeas, en cambio, se han situado terceros en el pódium, detrás del PSC y ERC, con el 16,00%, el 28,59% y el 16,88% de los votos, respectivamente.

Sumando todas estas fuerzas, se podría arrebatar de sobras la alcaldía al líder del PP (16 contra 11), emulando el pacto de gobierno del 2015. 

La diferencia de estos comicios ha sido el caso de Ciudadanos, que desaparece del gobierno de la ciudad, ya que con 1.772 votos (1,78%) no puede obtener ningún regidor. “Si los 8.821 badaloneses que nos han votado en las europeas también nos hubiesen escogido en las municipales, habríamos obtenido representación municipal”, ha lamentado su líder, Juan Miguel López, un poco en la línea de lo que también debe haber pensado los de JxCat Badalona.

Juego de tronos

Estos comicios del 26M han sido bastante peculiares en Badalona, con un índice de participación del 63,85%, el más alto desde la recuperación de la democracia tras la dictadura, superando el récord del año 1987 ( con un 62,62%). Pero lo más destacado es que, por primera vez en la historia, tres exalcaldes se disputan el gobierno de la ciudad. 

Tanto Albiol como Sabater y Pastor, ens sus discursos post-escrutinio, han querido tranquilizar a su electorado y se han mostrado muy seguros de que cada uno será el futuro alcalde de Badalona. Aunque todos son muy conscientes de que la clave la tiene el PSC para sumar y formar una mayoría. Sin ellos, no dan los números.

Sin embargo, en una jornada en que lo más prudente sería la reflexión, todos ya han dejado clara su postura triunfal en la pugna por el liderazgo. Pero las cifras son las que son, y ninguno podrá gobernar si no pacta. Al menos en esta primera vuelta porque, si nadie se pone de acuerdo, la fuerza que ha tenido más votos es la que se erigirá como vencedora, y en este sentido, Albiol tiene el boleto ganador.

En la sede que los populares han montado en el Rafaelhoteles, el líder del PP, ha advertido al resto de contrincantes políticos que “se respete a la lista más votada”. 

“Hoy toca celebrar la victoria. Hemos ganado las elecciones con 7.000 votos más que en las anteriores elecciones. Hemos sido primera fuerza política en casi todos los barrios de Badalona. No tenemos mayoría pero es una victoria clara, con lo cual tenemos absoluta legitimidad para gobernar la ciudad a partir del 15 de junio. Y espero que el resto de partidos sepan leer los resultados”, ha concluído Albiol.

Derechas monocromáticas

El azúl es el color que ahora domina la derecha españolista en Badalona. Estas elecciones, Albiol ha obtenido su mejor marca aumentando en 6.939 votos y sumando un nuevo concejal. Su crecimiento se explica por la absorción del electorado de Ciudadanos, que ha perdido casi 4.000 votos pero también, por la seducción de votantes de otras ideologías, como por ejemplo, los antiguos convergentes.

Y es que todo apunta a que a Albiol no sólo no le ha pasado factura su época parlamentaria - en la que prácticamente desapareció de la política municipal de Badalona -, sino que ha salido reforzado con la estrategia de moderar su antiguo discurso xenófobo y jugar a esconder las siglas de un PP en decadencia, en Catalunya y en el resto del Estado.

Asimismo, muchos badaloneses también se han mantenido fieles a los populares en las elecciones al Parlamento Europeo: un 12.00% este año respecto al 12,36% del 2014.

Izquierdas divididas

Por su parte, la estrategia de ir en coalición no les ha salido tan bien como esperaban a los de Guanyem Badalona en Comú y a ERC. A las izquierdas progresistas e independentistas quizá les hubiese ido mejor concurrir por separado por dos motivos principales: el primero y el más claro es que gran parte del electorado se ha sentido perdido entre tanta sigla, coalición y lemas, y les ha costado entender a quién votaban; y, por otra parte, viendo la fuerza de ERC en las generales y las europeas ha sido desafortunado desaprovecharla como se ha hecho. Sin embargo, a caballo pasado es muy fácil criticar.

Han sido unos comicios especialmente complicados para Dolors Sabater. La exalcaldesa no lo ha tenido nada fácil para intentar penetrar en unos barrios periféricos, que son auténticos feudos albiolistas. Además, ha tenido que luchar contra la sensación generalizada de haber “hecho poco por la ciudad” o “haber hecho cosas pero faltándole tiempo”, algo que ella se ha esforzado en recordar que su expulsión del gobierno truncó muchos proyectos que se estaban desarrollando para este último año del mandato. 

Asimismo, parte del electorado no soberanista no le ha perdonado el hecho de estar en primera fila entre los alcaldes por la independencia. Una doble vara de medir las cosas porque, el apoyo al 155, en cambio, no le ha pasado factura ni a Albiol ni ha Pastor.

A pesar de no haber obtenido los resultados esperados, Guanyem y ERC siguen siendo la segunda fuerza política en la ciudad, y así lo ha querido leer Sabater, quien ha afirmado: “Ha aumentado la izquierda en Badalona. Albiol, con todas sus mentiras, sólo ha sido capaz de sumar el regidor que ha perdido Ciudadanos. Con lo cual no ha crecido a pesar de todo. Ha tocado techo. Las izquierdas en cambio sí que han crecido en la ciudad. El Ayuntamiento del cambio ha aumentado en votos en conjunto. Y la fuerza más votada para liderar el cambio es la Badalona Valenta”.

Sin embargo, Sabater no es la única que aspira ‘al trono’. Con la autoestima ultra-reforzada de los socialistas badaloneses, debido en parte al ‘tsunami rojo’ de las generales y las europeas, la exalcaldesa tendrá que convencer a un Álex Pastor que, por otro lado, ya ha dejado claro que él quiere ser el próximo alcalde de Badalona. 

Y es que el PSC de la ciudad, con su imagen renovada, ha conseguido revertir la tendencia decreciente de los últimos años y ha conseguido dos regidores más estas elecciones municipales del 26M. “Nosotros no pactaremos; nos presentaremos a la alcaldía este junio y la señora Sabater tendrá que decidir si nos prefiere a nosotros o a Albiol”, ha sentenciado Pastor, dejando claro que la alternativa al PP es él. 

Así pues, como dirían los romanos, Alea iacta est. Y este próximo junio veremos cómo tres exalcaldes pugnan por el gobierno de Badalona y cuál de ellos sale victorioso. 

Más noticias de Badalona en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

El líder del PP en Badalona, Xavier García Albiol, votando en las elecciones municipales este 26 de mayo.

El líder del PP en Badalona, Xavier García Albiol, votando en las elecciones municipales este 26 de mayo. / TWITTER PP BADALONA