Ir a contenido

SUCESOS

La familia del incendio de Sant Roc denunciada por Albiol fue empadronada durante su mandato

Un informe de los servicios sociales apunta a que la familia constaba en el padrón desde enero del 2015

Siempre han vivido como ocupas aunque La Caixa, propietaria del piso, lo denunció en el 2016

Elisenda Colell

El bloque incendiado en el barrio de Sant Roc, de Badalona.

El bloque incendiado en el barrio de Sant Roc, de Badalona. / JOSEP GARCIA

El Ayuntamiento de Badalona había empadronado a las cuatro personas de nacionalidad rumana, incluida una menor, que ocuparon el 1º 2ª del número 244 en la Avenida Marqués de Mont-roig del barrio de Sant Roc, el piso que se incendió el sábado 5 de enero causando la muerte de tres personas. Los ocupas constan en el padrón municipal desde el 12 de enero de 2015, cuando Xavier García Albiol era alcalde de la localidad, según un informe de los servicios sociales con fecha del pasado jueves al cual ha tenido acceso este diario. 

El exalcalde popular ha atribuido los hechos a la "permisividad" de su sucesora Dolors Sabater con la ocupación ilegal de viviendas. Especialmente después de que la sobrecarga de la red eléctrica, a la que estaban pinchados los inquilinos, se apuntara como la principal causa del fuego. El pasado miércoles, Albiol anunció en rueda de prensa una querella criminal contra los ocupas, aunque durante su propia gestion municipal fueron regularizados en el censo de vecinos.

La familia, rumana de etnia gitana, se estableció en Badalona en noviembre del 2004El abuelo, de 51 años, fue el primero que se empadronó en este municipio catalán. Vivió en tres pisos distintos de Sant Roc. En mayo del 2011, cuando Albiol gana las elecciones municipales, se empadronan en el barrio la abuela, de 49 años, y el hijo, de 23. Y es en enero del 2015, aún con Albiol de alcalde, cuando la familia entera se empadrona en el piso ocupado que la semana pasada acabó ardiendo. En ella está incluida la pareja del joven, de 22 años, y una menor de 5 años -que en aquel momento tenía 2 años. Desde hace ocho meses también consta como residente en la vivienda otro menor, hijo de la pareja más joven. Hace 10 meses que esta familia esta siendo atendida por los servicios sociales municipales, alertadas por el juez que lleva el caso de su desahucio.

Según este mismo informe la empresa propietaria del piso es BuildinCenter, una sociedad de CaixaBank. Esta empresa inició los trámites para el desahucio en el 2016, un año después de que los ocupas constaran en el padrón de la ciudad que gobernaba Albiol. Aún no hay fecha prevista para el desahucio. La familia ha manifestado que pagaba 200 euros cada mes a una persona para "no tener problemas". 

Enfermedades y desempleo

Este informe de los servicios sociales cataloga la ocupación como 'precaria', propia de personas vulnerables, en riesgo de exclusión social y sin alternativa habitacional en el mercado libre. El único miembro de la familia que cobra un sueldo fijo es el abuelo. Percibía 628 euros al mes en una empresa de construcción de Terrasa, pero en diciembre expiró su contrato. El hijo reconoció haber realizado algun trabajo puntual en la construcción, aunque ambos admiten que solo ellos traen ingresos a casa: en las épocas que están en el paro trabajan vendiendo chatarra. La vulnerabilidad de la familia se ve aumentada por sus afectaciones de la salud. Los dos abuelos sufren enfermedades cardíacas por la que reciben un tratamiento farmacológico. Él, además, lleva una prótesis en el corazón. 

La familia se autodefine como "arraigada" en el municipio. Todos tienen pasaporte de la Unión Europea, aunque los dos hombres son los únicos que poseen NIE (Número de Identificación de Estranjeros). La niña está escolarizada en Badalona, cursa P5 y asiste a la escuela con total regularidad. El ayuntamiento ha inicado los trámites para concederle una beca comedor. Tras el incendio, la familia manifestó la necesidad de un apoyo psicológico por el 'shock' sufrido.

En el momento del incendio en el piso también se encontraban tres personas más "de visita": un hombre de 35 años, su pareja de 16 años, que estaba embarazada, y otra niña de un año, hija de estos últimos. El municipio ha ofrecido asesoramiento y apoyo a esta familia en situación de exclusión social.

Temas: Okupas Incendios