Ir a contenido

LOS ALCALDES HACEN BALANCE | BADALONA

Álex Pastor: "Nosotros no estigmatizamos: hay que sancionar al delincuente, no al diferente"

EL PERIÓDICO inicia con el actual primer edil de Badalona un ciclo de entrevistas de balance del mandato con los principales alcaldes metropolitanos

"El Barcelonès Nord se merece empezar a recuperar un déficit histórico de inversión; no tiene que ser el norte pobre", reivindica Pastor

Manuel Arenas Joan Salicrú

Entrevista a Álex Pastor, alcalde de Badalona. / POL ALFAGEME (VÍDEO); FERRAN NADEU (FOTO)

Álex Pastor (PSC), alcalde de Badalona desde junio -cuando Xavier García Albiol (PP) le dio su apoyo en una sonada moción de censura-, se sitúa de forma equidistante tanto de su antecesora, Dolors Sabater (Guanyem Badalona), como del propio García Albiol, primer edil de la cuarta ciudad catalana del 2011 al 2015. El pasado sábado, Pastor fue presentado como candidato oficial del PSC a la alcaldía de Badalona. Con esta entrevista, las ediciones locales de EL PERIÓDICO empiezan un ciclo de conversaciones con los principales alcaldes metropolitanos para hacer balance del mandato que ya vislumbra en el horizonte las municipales de mayo del 2019. 


Pregunta (P). ¿Se ha acostumbrado ya a que le llamen alcalde por la calle?

Respuesta (R). (Ríe) La verdad es que es un honor ser alcalde de Badalona. Y uno a lo que no se acostumbra es a que, cuando va por la calle y los vecinos le piden cosas…uno sabe que siendo alcalde puede cambiar esta realidad. Más que acostumbrarme, lo que hecho es creerme que hay una posibilidad de cambiar la situación actual, puesto que había una situación de dejadez y abandono. Creo que la gente empieza a notar este cambio.

P. ¿En qué medida ha cambiado su visión de la Administración en relación a cuando era concejal?

R. Todo es complejo, pero lo que se demuestra es que hay un cambio en la actitud y en la voluntad. Este Gobierno ha venido para cambiar las cosas y estamos luchando para que así sea. Teníamos muy claro cuáles eran las prioridades y así lo estamos haciendo. 

P. ¿Cómo afecta en su política el hecho de provenir de uno de los barrios más estigmatizados de la ciudad como Sant Roc? 

R. El barrio de Sant Roc a mí me parece tan digno como cualquier otro. Esta es seguramente la primera diferencia que puede haber con otros. Dicho esto, vengo de una familia humilde, trabajadora, a la que le ha costado mucho tirar hacia adelante con sus hijos y nietos, como a la inmensa cantidad de familias que hay en esta ciudad. La verdad es que para mí es un honor y un orgullo provenir de esta humildad; he podido cumplir mi sueño de ser alcalde de Badalona y, desde ahí, voy a trabajar para todos los vecinos y vecinas de los barrios de Badalona.

"Yo en Badalona hice lo mismo que Pedro Sánchez en el Estado"

Álex Pastor

Alcalde de Badalona

P. ¿Ha recibido alguna crítica de sus vecinos? ¿En general, cuáles son las principales quejas que le suele hacer personalmente la gente por la calle?

R. Es cierto que yo no le daba más importancia al haber nacido en Sant Roc, pero a mucha gente le ha llamado la atención: “¿Oye, eres de Sant Roc? ¿De qué calle?”. Pues de la calle Jerez de la Frontera, ya lo digo. Lo que hay que hacer es no estigmatizar a ningún barrio; lo que hay que hacer es mejorar esta ciudad. Y hacerlo ampliando un poco la mirada: Badalona tiene un problema, un déficit histórico, que se llama autopista, una barrera física y social que parte a esta ciudad en dos. Y que ha hecho que, muchas veces, una parte se haya sentido abandonada y que la otra parte sea realmente Badalona. Yo creo que no, que Badalona es todo, que Badalona es de todos y cada uno de los barrios de esta ciudad y Sant Roc tiene que ser un orgullo, igual que Llefià, Sistrells o La Morera.

P. ¿Recibió críticas o reticencias desde dentro de su partido a raíz de recibir el apoyo de un contrincante político tan claro como el PP de Albiol en la moción de censura? 

R. Cuando me hacen esta pregunta yo siempre pregunto: ¿Pedro Sánchez pactó con Bildu o Esquerra? No. Dio un paso al frente y al final las diferentes opciones políticas tenían que decidir entre él o Mariano Rajoy. Yo aquí hice lo mismo, que los partidos decidieran si Dolors Sabater o si Álex Pastor. No hay ningún pacto y los apoyos ya se están viendo que pueden venir de un lado o del otro, pero al final con un cierto sentido común. En su caso sentido de Estado, en mi caso sentido de ciudad.

Álex Pastor, alcalde de Badalona, fotografiado en el balcón del Ayuntamiento. / FERRAN NADEU

P. O sea, que no hubo críticas.

R. Este es un Gobierno socialista y se está viendo, con lo cual nadie tiene ningún tipo de duda sobre quién está al mando de esta ciudad.

P. En términos de estabilidad, ¿cómo de complejo está siendo gobernar con cuatro concejales? 

R. En la pregunta está la respuesta. Hace cinco meses todo el mundo dudaba de que se pudiera gobernar con cuatro concejales; hoy ese debate ya no existe, porque se está viendo que estamos trabajando como un Gobierno de diez, doce o catorce concejales. Somos un Gobierno de cuatro concejales que consensuamos muy bien las decisiones políticas y sabemos que tenemos al lado a unos magníficos trabajadores municipales que, al final, son los que hacen posible y viable que la maquinaria ruede.

P. ¿Qué destaca como lo mejor y lo peor de esta circunstancia excepcional?

R. Yo intento verlo todo desde un lado positivo: donde está la dificultad siempre nace una oportunidad. En este caso es evidente que, aunque seamos pocos, hemos conseguido doblarnos desde la voluntad y la actitud, que yo creo que es la diferencia que marca un Gobierno. Y, sobre todo, la capacidad de dialogar con todo el mundo. Pongo un ejemplo: desde que soy alcalde, se han aprobado todos y cada uno de los dictámenes que hemos llevado al Pleno municipal. ¿Por qué? Porque al final entendemos la política desde el diálogo, desde evitar esta división entre bloques, entre extremos que a lo único que lleva es a no representar a toda la ciudadanía. 

P. En junio, cuando asumió la alcaldía, citó en una entrevista con EL PERIÓDICO algunos proyectos clave para estos 10 meses: la reurbanización de Sant Roc o la nueva guardería de Montigalà, prevista para el próximo curso. La plaza Roja de Sant Roc efectivamente se inauguró el pasado mes de octubre, sin embargo desde la oposición le han criticado haberse arrogado un proyecto que se había iniciado a principios de año. ¿Le incomoda esa dinámica de ir a rebufo de lo que ya se había iniciado y a contrarreloj?

R. En estos cinco meses que llevo en el cargo hemos desbloqueado muchos proyectos que en tres años no se habían llevado a cabo. Yo lo que le pido a la oposición es que sea responsable con la ciudad y que haga una oposición constructiva y no destructiva. 

P. ¿Por ejemplo?

R. El proyecto ejecutivo de la guardería que tenía que hacerse en Montigalà. Es un proyecto que ya está en marcha y que por lo tanto los vecinos del barrio de Montigalà los próximos meses podrán ver como se empieza a actuar; intentaremos que esté operativa para el próximo curso. ¿Cuáles son las prioridades de este Gobierno? Entramos queriendo ganar un año para Badalona, después de tres años de abandono. ¿Y dónde se notaba esta dejadez? Estaba en las calles, en las plazas...había un mantenimiento cero. Estaba en temas de seguridad, donde la gente pedía más presencia policial; quería, además de estar más segura, sentirse más segura viendo más efectivos de la Guardia Urbana. Quería que estos proyectos que se habían hecho a través de unos presupuestos participativos, acabaran haciéndose, que no estuvieran bloqueados. Y sobre todo que no se usara esta institución por cuestiones identitarias. Yo he venido a ser el de los vecinos de Badalona, y no el alcalde de las banderas o los símbolos que enfrentan a la gente. 

P. En la citada entrevista, usted hacía gala de que su primera medida al frente del consistorio fue quitar una pancarta de la fachada “que dividía a la ciudad”. ¿Hasta qué punto es una debilidad política haber entrado al consistorio por una moción de censura con un trasfondo –la cuestión catalana- que escapa de la política estrictamente municipal? 

R. Aquí es donde nos quieren llevar los extremos. Al final, tenemos por un lado al líder del Partido Popular y por otro lado a una exalcaldesa que se dedicaba a ofrecer la vara a presidentes que jugaban a la independencia y no a mirar por las cuestiones reales de los catalanes y las catalanas: educación, sanidad, servicios sociales...los extremos no nos llevan a ningún sitio. Quiero recordar que el líder del Partido Popular vuelve escondiendo las siglas del Partido Popular y quiero recordar que la exalcaldesa representaba a la CUP en el Área Metropolitana y se ha pasado tres años negando la evidencia. Yo soy un alcalde del PSC, me siento muy orgulloso de mis siglas, y la gente cuando vote sabrá a quien está votando realmente: a un alcalde socialista.

P. En su línea política, su Gobierno está haciendo mucho hincapié en combatir el incivismo y mantener la seguridad en Badalona. ¿Qué les contesta a quienes tildan esta estrategia de “albiolista”?   

R. Lo primero que pediría a estas personas es que me acompañen por las plazas y escuchen las demandas que nos hacen llegar los vecinos y vecinas; lo que nosotros hacemos es muy diferente de lo que hace el líder del Partido Popular. Nosotros no estigmatizamos: a quien hay que sancionar es al delincuente, no al diferente. Lo que hacemos es apelar a esa campaña de civismo por la cual hemos hecho llegar la Ordenanza de Civismo a todas las casas de la ciudad para hacer saber que aquel que no respecte la vía pública puede llegar a ser sancionado.

Entre todos tenemos que cuidar esta ciudad. Dicho esto, después de la campaña de sensibilización, hemos pasado a la acción, que es lo más importante. ¿Cómo? Reorganizando el modelo de seguridad. Quiero recordar que en estos últimos siete años, y cuando se habla de que puede ser que nos aparejemos [con Albiol], el Gobierno del Partido Popular lo único que hizo fue recortar el presupuesto también en materia de seguridad. Nosotros, en el presupuesto que presentamos, las partidas en seguridad y protección civil aumentan un 217%. Además, vamos a incorporar 27 nuevos agentes de la Guardia Urbana. 

"La diferencia con Albiol es que a mí me da igual si el delincuente es de Badalona, Cuenca o Marruecos"

Álex Pastor

Alcalde de Badalona

P. ¿Pero qué diferencia su política de seguridad de la de Albiol? Para entendernos: no parece que su prioridad sean políticas tipo municipalización del agua, como sí lo han sido en otros ayuntamientos de izquierdas.

R. Hablaba de seguridad. Yo creo que este Gobierno ha marcado muy bien sus prioridades y en este presupuesto que acabamos de presentar a los grupos municipales quedan fijadas. Hablamos de seguridad pero también de mantenimiento y limpieza, de calles, de plazas, de instalaciones municipales y de instalaciones deportivas. También hablamos por ejemplo de Servicios Sociales, donde aumentamos un 42% las partidas en este ámbito y queremos incrementar en 24 personas el equipo que se dedica a ello para dar esta atención que tanto necesitan las familias en una situación de máxima vulnerabilidad económica. Estas son las prioridades de un Gobierno de izquierdas.

P. ¿Tildaría de racista la política de Albiol?

R. Yo lo que tengo que decir muy claro es que quien delinque...tiene que ser sancionado. A mí me da igual si es de Badalona, de Cuenca o de Marruecos. Tiene que ser sancionado. Creo que ahí está la diferencia.

P. O sea, que sí lo considera racista.

R. Creo que él señaló a una serie de colectivos, como los señalásteis desde los propios medios de comunicación.

P. Recientemente han presentado el proyecto de remodelación de Guardia Urbana de Badalona, que a partir de ahora patrullará especialmente en los “puntos calientes” de la ciudad. ¿Cuáles son esos puntos? ¿Podrían medidas como esta estigmatizar a algunos barrios de Badalona?

R. No, al final Badalona es plural, diversa y cada barrio tiene una situación peculiar. No es lo mismo el barrio de Llefià con 60.000 habitantes que el barrio de La Morera que no tiene ni la quinta parte. Con lo cual, donde hay mayor concentración de personas, da igual su procedencia, su ideología, sus valores…es donde la convivencia es más complicada y por lo tanto es donde más se tiene que actuar. También tenemos otras zonas, el distrito uno, en la zona centro, donde también se tiene que actuar porque hay una zona de ocio. 

P. En esa misma estrategia se enmarca también la instalación de cámaras de videovigilancia en la vía pública y en los uniformes de los agentes. ¿No es osado anunciar una medida de este calado sin tener todavía autorización ni garantía de llegar a tenerla, según reconoció en rueda de prensa Conrado Fernández, jefe de la Guardia Urbana de Badalona?

R. Este es nuestro modelo de Guardia Urbana y nuestra voluntad es que así sea. Y evidentemente los trámites ya han empezado. Cada una de las iniciativas de videocámaras son distintas. No son lo mismo los permisos para las cámaras de los uniformes que para las calles y plazas. Fijaos, no es imposible: por ejemplo, el Ayuntamiento de Rubí ya tiene las cámaras. Pero es un proceso largo porque necesitas una autorización de la Conselleria de Interior. Poco a poco Badalona irá viendo que esto será una realidad porque lo vamos a conseguir.

El actual alcalde de Badalona posa para EL PERIÓDICO en el interior del Ayuntamiento de Badalona.  /FERRAN NADEU

P. El Gobierno municipal acaba de hacer su propuesta formal de presupuesto, que prioriza la seguridad y la limpieza del espacio público. ¿Cree que van a lograr aprobarlos? ¿Es realista, a estas alturas?

R. Hombre, es realista…nosotros creemos firmemente en lo que le hace falta a Badalona. Por eso dimos un paso adelante, para ganar un año para Badalona. No solo es tener un gobierno sino aprovechar ese gobierno para hacer cosas para esta ciudad. Y a nadie se le escapa que los presupuestos son la herramienta básica para que esta ciudad pueda mejorar. La oposición tendrá que explicar muy bien por qué no quiere 24 trabajadores de Servicios Sociales que tanta falta hacen a esta ciudad; tendrá que explicar muy bien por qué no quiere un aumento del 217% -1,3 millones de euros- para la Guardia Urbana; tendrá que explicar por qué no quiere dos millones más para el mantenimiento de nuestras calles. 

P. ¿Qué grupos son prioritarios a la hora de negociar presupuestos? ¿Siguen con su idea expresada en el Pleno de octubre de tender la mano prioritariamente a ICV y ERC?

R. Nosotros vamos a trabajar con todos; son unos presupuestos de ciudad. Vamos a hablar con izquierda y con derecha. Al final, yo creo que el mantenimiento, la seguridad, la limpieza, los servicios sociales…son temas prioritarios y que desde la izquierda tendrían que verlos pero también desde la derecha. Aquí no hay ideologías sino una gestión municipal, una gestión directa para mejorar la calidad de vida de los vecinos y vecinas. Cuando un vecino viene a quejarse o a pedir una propuesta, lo que me está diciendo es: "Eh, usted es el alcalde y yo le pago unos impuestos para que reviertan en mi calle, en mis servicios. Y por tanto usted lo que tiene que hacer es gestionar". Pues a eso nos estamos dedicando.

P. En alguna ocasión ha comparado su coyuntura política con la de Pedro Sánchez en el Gobierno español. Si usted fuera votante de Podemos, ¿vería criticable que Pedro Sánchez pueda estar usando esta legislatura corta como una especie de campaña electoral alargada?

R. Pedro Sánchez hizo un paso adelante para cambiar el anterior Gobierno, que es el más corrupto de Europa, y un gran país como es España necesitaba un gobierno a la altura de las circunstancias. Y creo que lo está haciendo magníficamente. Por otro lado, yo lo que hice es dar un paso adelante no con una moción de censura a un gobierno de izquierdas sino contra un gobierno incapaz de gestionar y que incumplía sistemáticamente los acuerdos que tenía; no con el PSC sino con los vecinos y vecinas. Estamos demostrando que aun y no tener mayorías suficientes, somos capaces de dialogar con todo el mundo; somos capaces de plantear soluciones que cambian el día a día de los ciudadanos. Y en esto vamos a seguir trabajando. Por lo tanto sí, hay un cierto paralelismo entre España y Badalona y entre Pedro Sánchez y nosotros.

P. En los meses que lleva como alcalde, ¿sigue viendo dos Badalonas? ¿De cuál de esas dos Badalonas se sitúa más cerca el PSC?

R. El PSC está cerca de la única Badalona que hay, plural y diversa. Soy alcalde de todos y todas, piensen lo que piensen. Yo no voy a separar por un extremo o por otro. El vecino de Badalona es vecino piense lo que piense. Y, por lo tanto, yo tengo la obligación de poder representarlo lo mejor posible. El PSC es el partido que se define en la centralidad política entre estos dos extremos; dos extremos que no han llevado a nada y que ya han significado siete años de recortes, dejadez y abandono. Hay que empezar a dignificar y a querer esta ciudad, poner en valor una ciudad tan bonita y que ha evolucionado tanto durante tantos años.

"El Barcelonès Nord no tiene que ser el norte pobre"

Álex Pastor

Alcalde de Badalona

P. ¿Ha tenido algún contacto con el Govern de la Generalitat durante estos meses? ¿Qué exigencia le hace para Badalona? ¿Y al Gobierno del Estado?  

R. Uno de mis compromisos justo el día de la investidura es que yo hablaría con todo el mundo, fuera de la ideología que fuera. Y, evidentemente, con el president de la Generalitat yo he estado reunido para mirar cosas para esta ciudad. Con la delegada de Gobierno, a la semana de ser alcalde, también tuve la ocasión de reunirme, igual que con otros consellers, por ejemplo el de Territori i Sostenibilitat o con el de Afers Socials. El trato del alcalde con cualquier entidad supramunicipal siempre va a ser cordial, de respeto, pero sobre todo va a ser de compromiso.   

P. ¿Pero qué respuesta encuentra, por el momento, en el Gobierno de la Generalitat? ¿Hay normalidad institucional?

R. Empezamos a dialogar, que es un punto que el Gobierno del Partido Popular no tenía. Para empezar, lo que le hemos pedido a la Generalitat y directamente al president Torra son refuerzos de efectivos de Mossos d’Esquadra, porque a nadie se le escapa que tenemos un hándicap si se aprueba la nueva ley que permitirá a los guardias urbanos jubilarse a los 59 años.  

Por otra parte, en Badalona tenemos una serie de centros educativos que la Generalitat tiene que apretar para que sean una realidad lo antes posible. Merecemos equipamientos educativos dignos y con el trabajo conjunto de Ayuntamiento y la Generalitat lo podemos conseguir. También decíamos antes que Badalona tiene un problema con la autopista; pues uno de los compromisos a que hemos llegado con el conseller Damià Calvet son los laterales de la C-31 para empezar a abrir la ciudad. 

Por último, me gustaría hablar de la Fundació Badalona Capaç. El día que entré como alcalde se habló mucho de la pancarta que descolgué, pero había una segunda -instalada en la plaza de la Vila, donde más de doscientas familias estuvieron mil días manifestándose- que colgué inmediatamente en el balcón. La Fundació Badalona Capaç trabaja a favor de personas con discapacidades y trabaja también para las familias que se encuentran en esta situación. Y lo hace en un centro indigno. El Gobierno anterior desoyó las peticiones en este sentido, pero con el trabajo conjunto que hemos empezado con la Generalitat, hemos conseguido que se vaya a hacer un nuevo centro en Pomar donde los niños y niñas puedan realizar las actividades de la forma más digna posible. 

Álex Pastor, fotografiado en su despacho del Ayuntamiento de Badalona. / FERRAN NADEU

P. ¿Cuáles son los grandes retos de Badalona para el próximo mandato?

R. Por un lado, a mí me gusta diferenciar entre lo urgente y lo importante. Lo urgente es dar la vuelta a estos años de dejadez, de abandono, de recortes…que hemos vivido durante siete años: la limpieza, el mantenimiento, ese fortalecimiento de la seguridad, el poder también ofrecer los mejores servicios públicos. 

Y lo importante es tener un modelo de ciudad claro. Yo creo que Badalona ha pasado de ser una ciudad industrial, que era dormitorio de Badalona y vivía de espaldas al mar, a ser una ciudad donde los barrios se abren al mar con un canal magnífico que será una realidad en dos años; donde podemos disfrutar de un magnífico litoral de cinco kilómetros...los grandes retos de futuro serán conectar con Sant Adrià del Besos por un lado y por otro lado con Montgat y el Maresme para hacer ese gran paseo del litoral. 

También hay que poner en valor el polo de investigación biomédica en Can Ruti, donde tenemos grandes operadores como puede ser el Institut d’Investigació Germans Trias i Pujol, la Fundació Josep Carreras, el Institut Guttmann. Otro punto puede ser el tema industrial. Tenemos que traducir la historia industrial de Badalona al siglo XXI, incluso con una industria cultural, donde también favorecer a la creatividad, la innovación, la tecnología al servicio de la ciudad. 

P. Con todo este planteamiento también le faltará encontrar un diálogo con la gran ciudad, con Barcelona, que ahora no es muy visible, ¿no?

R. Uno de mis esfuerzos es poder encontrar sinergias con las ciudades que tenemos al lado, con Sant Adrià o Santa Coloma, con la que ya estamos trabajando temas como la violencia de género, un tema que requiere acción conjunta entre municipios. Y, evidentemente, con Barcelona hay que tener en cuenta toda la situación estratégica del norte de Barcelona. En este caso hay plataformas como puede ser el Consorci del Besòs donde también participa Barcelona, Sant Adrià, Badalona y donde empezamos a marcar estrategias conjuntas para ver cómo tiene que ser esta parte del Besòs…que no tiene que ser el norte pobre; el Barcelonès Nord se merece empezar a recuperar un déficit histórico de inversión.

El minuto indiscreto de Álex Pastor, alcalde de Badalona, en el ciclo de entrevistas Los alcaldes hacen balance de EL PERIÓDICO.  / POL ALFAGEME

P. Ahora ha sido presentado como candidato del PSC a la alcaldía de Badalona. De cara a las elecciones municipales del 2019, ¿cree que le puede pasar factura haber llegado a la alcaldía a través de una moción de censura con el apoyo del PP?

R. Yo gobierno con cuatro concejales y sin pactos. A lo que vamos a ir en mayo del año es a ganar unas elecciones. Yo creo que esta pregunta hay que hacérselas a los otros partidos para ver si están dispuestos a darnos su apoyo para gobernar esta ciudad.

P. Pero será difícil pasar de cuatro a diez y que el Partido Popular pase de diez a cuatro, ¿no? Tendrá que pactar seguro.

R. Ya se verá. Lo más importante es salir a ganar con un plan de acción hecho. Y estamos demostrando que todo lo que dijimos lo estamos haciendo. Además, la percepción en la calle es muy buena, creo que el PSC está recuperándose gracias a los hechos y a partir de aquí lo que habrá que hacer es ver si el resto de partidos demuestran lo que ha hecho siempre el PSC. En Badalona solo hubo una mayoría absoluta, en 1991; siempre hemos demostrado ser capaces de pactar con todos los partidos políticos siempre y cuando sea en beneficio de la ciudad. Son los extremos los que tendrán que demostrar si son capaces de pactar o no.

P. ¿No habrá líneas rojas, entonces?

R. Ahora estamos es focalizados en el día a día y vamos a ganar unas elecciones. A partir de aquí ya veremos quién está dispuesto a hablar y quién no. Los que han demostrado que no han sido capaces de hablar son los extremos entre ellos. El único partido que ha sido capaz de dialogar con todos es el PSC.

Más noticias de Badalona en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA