Ir a contenido

Más seguridad

La Guardia Urbana de Badalona patrullará en moto y en grupo en los "puntos calientes"

Àlex Pastor, en pugna con Abiol en la lucha contra el incivismo, promete que pondrá "a la diana los pequeños delincuentes"

El Gobierno municipal anuncia la instalación de cámaras de seguridad en la calle sin tener ni "garantías" ni autorización para hacerlo

ACN

Sala de control de la Guardia Urbana de Badalona.

Sala de control de la Guardia Urbana de Badalona. / ACN

El Gobierno socialista de Badalona ha impulsado un nuevo cambio organizativo a la Guardia Urbana que se basa en la concentración de recursos en los "puntos calientes". El alcalde, Àlex Pastor (PSC)en pugna con Xavier Garcia Albiol (PP) por liderar el tema del incivismo, ha explicado que el aumento de la actividad delictiva obliga a "poner en la diana al incívico y el pequeño delincuente" y por ello ha creado una unidad motorizada que patrullará los lugares más conflictivos.

Esta unidad estará formada por cinco agentes que se desplazarán siempre juntos para garantizar una mayor "presencia, efectividad y agilidad" en la resolución de conflictos.

El Gobierno local también ha anunciado la instalación de cámaras en la vía pública, pero el proyecto es aún muy incipiente porque ni se han encargado, ni hay autorización de la Comisión de Videovigilancia y tampoco hay "garantías" de cómo y cuándo puedan autorizarse.

Pastor ha calificado la enésima remodelación de la Guardia Urbana de Badalona de "paso importante" en el modelo de seguridad de la ciudad. El alcalde asegura que la gestión del anterior Gobierno municipal no era eficaz y ha hecho un llamamiento al cuerpo para que "pase a la acción"con más presencia en la calle y poniendo el foco en los pequeños conflictos en la vía pública.

Dos proyectos: 'Diana' y 'Horus'

Para ello, se ha anunciado la puesta en marcha de dos proyectos, ‘Diana’ y 'Horus'. El primero consiste en la reorganización de los recursos humanos existentes para aumentar el patrullaje con la unidad motorizada orientada a controlar los "puntos calientes", una nueva unidad de vigilancia de los mercados ambulantes y una unidad de investigación de la pequeña delincuencia.

Estos cambios se aplicarán de manera inmediata, mientras que los que prevé el proyecto ‘Horus', aunque también han sido anunciados, tienen más complicada su aplicación. El Gobierno municipal pretende instalar cámaras de seguridad en la vía pública y cámaras subjetivas a los uniformes de los agentes, así como nuevos radares y sensores de semáforos en rojo.

En trámite de autorización para las cámaras

Esta es, asegura el alcalde, una apuesta por "tecnificar y profesionalizar" el cuerpo policial. Las propuestas más mediáticas, sin embargo, las de las cámaras, aún está muy verde. Según ha explicado el jefe de la Guardia Urbana, Conrado Fernández, se han hecho informes para pedir la autorización de las cámaras, pero este trámite aún no se ha hecho.

Además, según el máximo cargo policial, no hay ninguna "garantía" de que se acaben autorizando y tampoco cuándo podrá pasar esto: "Sabemos dónde nos gustaría ponerlas, pero hasta que no tengamos los permisos no podemos decir que ya está ", ha asegurado.

Fernández ha explicado que el análisis que debe hacer la Comisión de Videovigilancia es muy "exhaustivo" y no se arriesga a darlo por hecho.

Más noticias de Badalona en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA