Ir a contenido

De ciudad en ciudad

Sabadell y Badalona están a la cabeza de las migraciones internas en Catalunya

Los cambios de residencia entre municipios catalanes ha aumentado un 2,8% en 2017, después de seis años de descensos.

EFE

Vista panorámica de la ciudad de Badalona.

Vista panorámica de la ciudad de Badalona.

Sabadell, Badalona, Terrassa y El Vendrell son los municipios catalanes que en 2017 recibieron más habitantes procedentes de otros pueblos de Catalunya, según los datos sobre movimientos migratorios internos que hoy ha hecho públicos el Instituto de Estadística de Catalunya (Idescat). Según estos datos, los cambios de residencia entre municipios catalanes aumentaron un 2,8% en 2017, después de seis años de descensos.

El saldo migratorio total para Cataluña en el año 2017 fue de 61.512 entradas netas, como resultado de la aportación de la migración procedente del resto de España (4.216) y la migración del extranjero (57.296).

El Idescat ha destacado que en 2017 se registraron 236.694 cambios de residencia entre municipios de Cataluña, lo que representa un incremento del 2,8% respecto al año 2016 y un cambio de tendencia en la evolución de las migraciones dentro de Cataluña ya que desde 2010 no había un aumento del número de movimientos migratorios internos en el territorio catalán.

Por comarcas

La mayoría de comarcas catalanas y el Vall d'Arán registraron saldos migratorios positivos y únicamente el Baix Ebre, Cerdanya, Pallars Jussà, la Ribera d'Ebre y la Terra Alta registran saldos negativos.

El Barcelonès, con un saldo de 21.079 movimientos, destaca por el volumen de flujos como centro receptor de las migraciones del resto de España y del extranjero, pero como emisor de los movimientos dentro de Cataluña.

El 56,2% de los movimientos internos en Cataluña fueron intercomarcales y dieron por resultado un saldo positivo en 24 comarcas.

Así, las comarcas limítrofes del Barcelonès fueron centros de atracción de los flujos intercomarcales: el Maresme (1.820 movimientos), el Vallès Oriental (1.461) y el Vallès Occidental (1.115) registraron los valores más altos de saldos migratorios netos.

Por otra parte, de las 18 comarcas que tuvieron un saldo negativo, el Barcelonès destaca por presentar el saldo más grande de este signo, con una pérdida de 9.945 salidas netas al resto de Cataluña.

Por municipios

Los municipios que registraron saldos positivos más elevados como consecuencia de las migraciones internas en Cataluña son Sabadell (567), Badalona (489), Terrassa (390) y El Vendrell (352).

En el otro extremo, los mayores saldos internos negativos corresponden a Barcelona (-9.222), L'Hospitalet de Llobregat (-585), Santa Coloma de Gramenet (-474) y Sant Cugat del Vallès (-351).

Más noticias de Badalona en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA