Ir a contenido

55.000 personas de más de 75 años viven solas en Barcelona

El ayuntamiento elabora una estrategia para afrontar el envejecimiento de sus ciudadanos

En la ciudad viven 800 centenarios y casi el 30% superará los 60 años en el 2030

Toni Sust

Un anciano, en su domicilio de Barcelona, el año pasado.

Un anciano, en su domicilio de Barcelona, el año pasado. / RICARD CUGAT

Barcelona envejece y el ayuntamiento se propone diseñar una estrategia para afrontarlo. La generación del baby boom, nacida entre finales de los años 50 y finales de los años 70, empezará a jubilarse en breve: los más mayores del colectivo ya están en esa tesitura.

Hoy ya son 800 los barceloneses que superan los 100 años. La esperanza de vida está situada en los 83 y subiendo. Cerca de 55.000 personas de más de 75 años, la mayoría mujeres, viven solas en la ciudad. Cada día, 13 personas se incorporan al servicio de teleasistencia y seis, al servicio de ayuda a domicilio (SAD). Y el consistorio calcula que en el 2030, casi el tercio de los ciudadanos tendrán 60 años o más. Todo ello, según ha relatado la teniente de alcalde de Derechos Sociales, Laia Ortiz, ha llevado al ayuntamiento a diseñar una estrategia con 77 actuaciones para garantizar que este colectivo creciente recibe la atención adecuada.

Supermanzanas sociales

Ortiz ha comparecido con el sociólogo Marc Martí, miembro del Instituto de Estudios Regionales y Metropolitanos de Barcelona (IERMB) e investigador responsable del diagnóstico previo de la situación, que cuenta con algunas herramientas que Ortiz ha considerado decisivas para un nuevo diseño de las políticas. Como ejemplo ha citado la elaboración de un mapa que indica cuántas personas en una manzana del Eixample, por ejemplo, son usuarias del SAD, o tienen más de 75 años, o son dependientes reconocidos.

"Nunca antes se había empleado la cartografía en estas cuestiones", ha destacado la concejala. La idea es agrupar los usuarios en equipos de atención cercanos. En esta línea, la teniente de alcalde ha destacado el proyecto de las supermanzanas sociales, que agruparían servicios asistenciales.

Martí ha explicado que Barcelona está más envejecida que su entorno y ha recalcado que los mayores de las próximas décadas tendrán unas condiciones de vida distintas a los actuales: estarán más formados pero contarán con menos recursos económicos. Muchos reciben ayudas y en general tendrán pensiones inferiores a las actuales: "A parte del de los jóvenes, el colectivo que peor se está recuperando de la crisis es el de los mayores de 50 años".

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.