Ir a contenido

POLÉMICA CON LA GUARDIA URBANA

El concejal de Badalona se niega a declarar por el caso de los carteles del 1-O

Fiscalía acusa a José Téllez de desobediencia y prevaricación por coger de un coche de la Guardia Urbana carteles del 1-O que habían sido requisados

El regidor alude a la libertad de expresión y apunta a la presión del Supremo, Fiscalía y PP "contra derechos civiles y democráticos"

El Periódico

El concejal de Guanyem Badalona en Comú y tercer teniente de alcalde, José Téllez, este martes durante una rueda de prensa donde fue arropado por sus compañeros de gobierno.

El concejal de Guanyem Badalona en Comú y tercer teniente de alcalde, José Téllez, en primer plano. / JORDI PUJOLAR / ACN

El teniente de alcaldesa de Badalona, José Téllez (Guanyem Badalona en Comú), se ha vuelto a negar a declarar, esta vez ante el juez, por el caso de los carteles del 1-O. La Fiscalía le acusa de desobediencia y prevaricación por coger de un coche de la Guardia Urbana unos carteles de la campaña del 1-O que habían sido requisados ​​durante una puesta de carteles. 

"Si fuera un hecho aislado de Badalona se archivaría, pero tendremos que ver hasta qué punto presionan el Supremo, la Fiscalía y el PP en la causa general contra los derechos civiles y democráticos", espetó Téllez a la salida de los juzgados.

El concejal de Badalona asegura que su acción sólo pretendía garantizar el derecho a la libertad de expresión de un grupo de activistas de Omnium Cultural, que colgaba propaganda política durante los días previos al 1-O.

"Exigir" y "sustraer"

Los hechos de los que se acusa Téllez se remontan al pasado 25 de septiembre, en plena campaña por el referéndum del 1 de octubre. Un grupo de activistas de Òmnium Cultural colgaba carteles en la calle Francesc Layret de Badalona, ​​cuando la Guardia Urbana se personó y los requisó la propaganda electoral.

Los hechos de ese día se relatan en el auto de encarcelamiento de Jordi Cuixart, que estaba presente en aquella puesta de carteles. El auto de la juez Lamela relata que Téllez y Cuixart "exigieron" a los agentes que devolvieran a los activistas todo el material intervenido y que, posteriormente, ante la negativa de la policía, los "sustrajeron" del vehículo policial.

Tras el paso de Téllez por los juzgados, será el turno también de la declaración de los agentes de la Guardia Urbana que intervinieron ese día. Será entonces cuando el juez de Badalona decida si archiva o no el caso. Tampoco se descarta que el caso pueda terminar en el Supremo, si éste lo reclama en el marco de la instrucción de la causa contra Cuixart.

Más noticias de Badalona en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

0 Comentarios
cargando