13 jul 2020

Ir a contenido

entrevista con el ALCALDE DE BADALONA

Xavier García Albiol: «Hay un cambio de prioridad en la policía. Ya van a pie por los barrios»

DAVID PLACER
BADALONA

Lleva 11 días al frente del ayuntamiento y todavía no se acostumbra a la idea. En ocasiones se refiere a su antecesor, Jordi Serra (PSC), como «el alcalde». Hasta ahora solo ha pedido informes y balances y reconoce que no ha tenido tiempo de tomar ninguna decisión trascendente para la ciudad. Cree que el ayuntamiento está sobredimensionado y está listo para comenzar a recortar.

-Usted ha ganado las elecciones con claridad pero fue uno de los alcaldes más abucheados el 11 de junio. ¿Gobernará la ciudad más dividida y crispada de Catalunya?

-Existía una división política pero no en la sociedad. La inmensa mayoría de los vecinos se muestran muy ilusionadas con el cambio y lo noto cuando voy por la ciudad.

-La división se notó entre el grupo de detractores con sus partidarios el día de la toma de posesión

-Allí había indignados, independentistas y también algunos radicales que se encontraron con vecinos que me apoyaban. Es parte de la normalidad, pero si lo comparamos con que hace pocos días el president de la Generalitat tuvo que llegar al Parlament en helicóptero, tampoco salí tan mal parado.

-¿Ha entrado escoltado al ayuntamiento en alguna ocasión o ha recibido algún insulto en la calle?

-La mayoría de la gente que se me acerca, me felicita. Yo diría que el 80%, aunque sí ha habido alguna persona que me ha hecho algún comentario, pero es algo residual.

-Lleva 11 días en el cargo. ¿Ya ha tomado una decisión importante?

-Estoy reestructurando el ayuntamiento pero no he tomado decisiones trascendentes más allá de enviar al camión para que se llevara los trastos de los indignados que se fueron de la plaza de la Vila.

-¿Se fueron todos?

-Han dejado un punto de información. El lunes por la noche, cuando me iba, les dije que amarraran al perro suelto que estaba dando vueltas por la plaza de la Vila y aceptaron. Me dijeron que querían los libros gratuitos y menos policía.

-¿Y qué le respondió?

-Que las dos cosas eran importantes: los libros gratuitos y la policía.

-Dijo que reduciría los cargos de confianza. ¿A cuántos ha echado?

-A todos se les acabó el contrato. Eran 51 cargos en total.

-¿Y a cuántos ha contratado?

-A un asesor por grupo municipal aunque es algo provisional. También quiero reducir el número de tenencias de alcaldía y he encargado un plan para fusionar empresas municipales. Tal vez se pueda privatizar algún servicio, pero manteniendo la titularidad pública.

-¿Les va a recortar el sueldo?

-Entre el 10% y el 15%.

-¿Y el de concejales y alcalde?

-Eso no se toca, se va a mantener. Están por debajo de la media y los de la oposición, por encima. Si el alcalde gana 70.000 euros brutos, los líderes de los grupos de la oposición ganan algo más de 60.000, lo que les permite ejercer su trabajo a tiempo completo. Eso ya estaba así de antes.

-¿Qué es lo más escandaloso que se ha encontrado?

-Un jefe de departamento que fichaba cada día a las ocho, se iba a casa y regresaba a las tres de la tarde a fichar su salida. Hacía eso desde hace 10 años porque nadie le daba trabajo ni lo echaban de menos. No entiendo cómo se permitió esto 10 años.

-Los gitanos rumanos ¿ya han huido despavoridos?

-Yo deseo que aquellos que no estén dispuestos a comportarse se marchen de Badalona. Quiero seguir con las políticas de acogida para los que se quieren integrar, pero hay otros que, si no modifican su comportamiento, voy a hacer lo posible por que se vayan.

-¿Qué hará?

-Crearles una situación de incomodidad de acuerdo con las ordenanzas municipales. Yo me pregunto: si hay una ordenanza que prohíbe beber alcohol en la calle, ¿cómo se permiten fiestas cada día a la misma hora? No voy a inventar nada, solo a aplicar las ordenanzas.

-¿Ha variado su discurso de candidato al de alcalde?

-Yo tengo las ideas igual de claras que hace seis meses y sigo pensando que la inseguridad es el problema más importante de Badalona.

-¿La Guardia Urbana ha cambiado su forma de trabajo?

-Hay un cambio de prioridad en la policía. Ya van a pie por los barrios como Bufalà o Sant Crist donde hemos detectado un aumento de tirones. El sábado por la noche fui de sorpresa a la plaza de Antonio Machado de La Salut para ver cómo está la situación.

-¿Y con qué se encontró?

-Con la misma preocupación de siempre. Y eso debe cambiar pronto porque si no tendremos un conflicto social importante.

-¿Teme una moción de censura?

-Eso no va a pasar. Tras mi investidura veo mejor predisposición entre los grupos municipales.