Josep Oriol Pujol Humet

Josep Oriol Pujol Humet

Director general de la Fundació Pere Tarrés

Las desigualdades sociales

Promoción de la persona

JOSEP ORIOL PUJOL | 24/10/2017

Lo esencial de la atención a los vulnerables no es si debe darla el Estado o ser una acción caritativa, sino que se centre en el crecimiento del afectado

ENCUENTRO EN LA CASA BLANCA

¿Personas o transacciones financieras?

JOSEP PUJOL ORIOL HUMET | 27/3/2017

Merkel defendió ante Trump un modelo, el de la globalización y el liberalismo económico, que nos llevó a la última crisis y que es tremendamente injusto con los más débiles

MODELOS ESCOLARES

Complicidades en la innovación educativa

JOSEP ORIOL PUJOL HUMET | 23/12/2016

Toda intervención en el ámbito escolar debe valorarse como plenamente educativa, incluidos el recreo, el comedor o las actividades extraescolares.

Ante la nueva legislatura catalana

La infancia, una prioridad ineludible

JOSEP ORIOL PUJOL HUMET | 14/9/2015

Toda la sociedad del bienestar, y por tanto las instituciones, debe procurar que los niños vivan como niños y crezcan como personas

El peligro del fundamentalismo

Inversión social como prevención

JOSEP ORIOL PUJOL HUMET | 10/2/2015

No podemos ser tacaños en el gasto público ni en el personal para integrar a los jóvenes inmigrantes

Los efectos de los recortes

El subrogado, un colectivo precarizado

JOSEP ORIOL PUJOL | 28/10/2013

Los trabajadores sociales prestan un servicio público cada vez peor pagado, si es que se llega a cobrar

Los estragos de la crisis

¿Hambre en Catalunya?

JOSEP ORIOL PUJOL | 7/8/2013

Abusar de las cifras tiene un efecto contraproducente para la concienciación de la opinión pública

La sociedad no existe

JOSEP ORIOL PUJOL I HUMET | 9/7/2013

"Las personas, desconfiando de los gobiernos establecidos, se encuadran y apoyan movimientos sociales, asociaciones y organizaciones no lucrativas"

Reflexiones en el día mundial de la juventud

Ser joven en medio de la crisis

JOSEP ORIOL Pujol Humet | 12/8/2010

Pertenecer a la generación 'ni-ni' (ni estudian ni trabajan) lleva a perder cualquier horizonte