Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

MIRADOR

Retorno a Tabarnia

Albert Boadella, como presidente en el exilio de Tabarna / JUAN MANUEL PRATS

Estos días la plataforma unionista Societat Civil Catalana (SCC) ha hecho pública su voluntad de desmarcarse de la manifestación organizada para el 25 de febrero, en Barcelona, ​​por parte de la plataforma unionista Tabarnia. Aunque al principio desde SCC se mostraron entusiastas con la iniciativa, y montaron mucha gresca, ahora dicen que no se adhieren porque no lo quieren "monopolizar". No se descarta, pues, que algunos vayan a título personal, pero en realidad esta deserción sospechosa de la fiesta -y más en tiempos de carnaval- nos lleva a la esencia del invento: ¿es una ficción, eso de Tabarnia, o es una realidad que solo ahora sale a la luz?

Quizá los súbditos de Tabarnia viven desde hace años en un estado mental, y ahora un fabulador les ha convencido para que hagan de extras en su obra

Las dudas son razonables. Hace unas semanas, en este diario, Javier Pérez Andújar la situaba en el terreno de la ficción, como una "charlotada de consenso" con voluntad paródica, en la línea de la isla Barataria que aparece en el Quijote, destinada a "ridiculizar al poder". Yo, por si acaso, busqué el topónimo en el 'Diccionari de llocs imaginaris', que publicó Joan-Lluís Lluís y recoge más de 600 invenciones geográficas de la literatura catalana, pero no supe hallarlo. Por otra parte, hace unos días el canal 24 Horas, de la televisión pública española, dedicado a la información, emitió en directo una rueda de prensa de Albert Boadella, a quien describieron como "presidente de Tabàrnia en el exilio". De hecho, cortaron unas declaraciones del ministro de Fomento español para conectar con la rueda de prensa. La actualidad manda.

Como concursantes del 'Un, dos, tres', pues, hay dos opciones y tenemos que decidirnos por realidad o ficción. Pero tal vez exista un tercer camino. Quizás Tabarnia es un estado mental, como, de hecho, son en esencia todos los estados. Recuerdo que hace años el artista Zush -que ahora se llama Evru- se inventó el estado mental de Evrugo, con una obra artística muy interesante, que tenía moneda, lengua, himno, bandera... Quién sabe si la única novedad real de Tabarnia es el nombre, y el estado mental ha existido siempre. Hace años que sus súbditos viven en este territorio del pensamiento, y ahora un fabulador les ha convencido para que hagan de extras en su obra. Es la magia del teatro.

Outbrain