Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

ECONOMÍA CIRCULAR

El uso de envases más ligeros permite ahorrar 4.096 toneladas de materias primas en Catalunya

La aplicación del ecodiseño en la industria alimentaria supone la creación de 'packagings' más sostenibles y con menor impacto ambiental

Los resultados son gracias a la participación de más de 490 empresas en el Plan Empresarial de Prevención de Ecoembes, entre el 2015 y el 2017

Envases de refrescos en un supermercado de Barcelona. 

El ecodiseño en la industria alimentaria consiste en algo tan sencillo como tener en cuenta el concepto medioambiental a la hora de diseñar cualquier envase. En base a ello, un buen ‘packaging’ no solo debe proteger el contenido, informar al consumidor o ser atractivo a la vista, sino que además debe reducir al máximo el impacto sobre el entorno. Una filosofía que cada vez más marcas tienen en cuenta y que genera resultados positivos, como las 4.096 toneladas de materias primas ahorradas en la fabricación de envases en Catalunya entre el 2015 y el 2017, gracias a la sexta edición del Plan Empresarial de Prevención de Ecoembes.

El 80% del impacto ambiental de un envase se produce en su fase de diseño

En este sentido, tal y como explican desde la organización sin ánimo de lucro, el 80% del impacto ambiental de un envase se produce en su fase de diseño. Por eso, es en esta etapa donde se pueden conseguir las mejoras más relevantes. “El esfuerzo y compromiso de las empresas en esta materia contribuye al cuidado del medioambiente y en la lucha contra el cambio climático, pero también como medida de transformación social”, asegura Óscar Martín, consejero delegado de Ecoembes.

Botellas y latas con menos volumen

Por eso, la entidad puso en marcha en 1999 sus Planes de Prevención, que han permitido avances palpables: las botellas PET de 1,5 litros son actualmente un 18% más ligeras y los botes HDPE de 100 ml de los yogures, un 21%, mientras que las latas de aluminio de 330 ml de bebidas refrescantes han disminuido su volumen un 18%. La participación de empresas catalanas ha supuesto disminuir el peso de los envases a nivel nacional un 17,9% desde entonces.

En la sexta edición del plan, que ha tenido lugar entre el 2015 y el 2017, han participado 491 compañías catalanas. De ellas, el 56% son pymes. En total se han puesto en marcha 1.484 medidas, dirigidas principalmente a la reducción del peso de los envases (55%), pero también al rediseño (15%) y a la eliminación de material de envasado (9%), entre otros. En Catalunya también se han desarrollado otras acciones orientadas al ecodiseño, como el proyecto de Ecoembes y la Agència de Residus de Catalunya orientada a crear envases para la comida rápida más sostenibles.

Menos emisiones de CO2

A nivel español, el sexto Plan Empresarial de Prevención ha supuesto la implementación de 6.451 medidas, que no solo han permitido ahorrar en materias primas, sino que también han evitado la emisión de 152.421 toneladas de CO2 a la atmósfera. “Los resultados del sexto Plan Empresarial de Prevención (2015-2017) son un fiel reflejo de lo que representa en nuestro país los principios de economía circular y, en concreto, la apuesta por la reducción y la prevención de residuos”, añade Martín.  

La apuesta de Ecoembes por la economía circular se ha materializado también este año en la creación de TheCircularLabel primer centro de innovación sobre economía circular en Europa. Localizado en La Rioja, ha convertido a la comunidad en un laboratorio de experimentación a escala real centrado en el estudio de los envases del futuro y el ecodiseño, entre otras actividades.

El nuevo centro de innovación nace con el objetivo de estudiar y aplicar en un entorno real las mejores prácticas en relación al reciclado de envases. Y entre ellas destacan proyectos como Ecoimpact, una herramienta destinada a evaluar la efectividad de los envases diseñados para disminuir la huella ambiental.

Outbrain