Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

LA SITUACIÓN AZULGRANA

Coutinho, el cromo que le falta a Valverde

El Barça acelera para fichar al brasileño con una oferta cercana a los 150 millones

Valverde, en una rueda de prensa en la ciudad deportiva de Sant Joan Despí. / AFP / LLUIS GENE

Es el cromo que falta en el Barça. Hace meses que quiere comprar a Philippe Coutinho, la joya brasileña de 25 años. Aún no se ha salido con la suya. Ahora, coincidiendo con la apertura del mercado invernal, Josep Maria Bartomeu quiere darle a Ernesto Valverde, el técnico que ha pacificado el entorno guiando al equipo a un confortable liderato en la Liga, el fichaje que ya pidió, sin éxito entonces, en verano. Por eso, el club azulgrana asume que está obligado a aumentar la oferta que presentó al Liverpool hace tan solo cuatro meses. Está dispuesto a llegar a los 150 millones de euros, incluyendo, por supuesto, todos los variables, revelada por 'Mundo Deportivo', aunque el club inglés, que se acaba de gastar 84,5 millones en el central Van Dijk, podría pedir incluso más.

Ni siquiera el hecho de que no pueda disputar la Champions frena el renacido interés del Barça, quien considera estratégico e imprescindible el fichaje del brasileño. No solo porque eso facilitaría su adaptación al juego azulgrana en estos primeros seis meses sino porque así evitaría que el precio, que lo convertiría en el jugador más caro de la historia del club azulgrana, se dispare todavía más en caso de que la operación se retrasara al próximo verano, justo después del Mundial de Rusia donde Coutinho es una pieza básica del nuevo y prometedor Brasil que ha diseñado Tite, el seleccionador.

Lo necesita el Barça, lo necesitaba ya desde la traumática marcha de Neymar al Paris SG, para añadir talento ofensivo que acompañe a MessiSuárez y al recién llegado Dembélé, obligado éste a rejuvenecer la plantilla, especialmente en su frente de ataque. Tanto Leo como Luis tienen 30 años e Iniesta, el capitán, va camino de los 34 (los cumplirá en mayo), por lo que Valverde requiere de sangre nueva para dotar de energía fresca a su plantilla.

Días de cambio

El técnico, como ya sucedió en verano, se mantiene hermético cuando le preguntan por la política de refuerzos. Llegó al Camp Nou pensando en dirigir al tridente Messi-Suárez-Neymar, pero 10 días antes del inicio oficial del curso tuvo que modificar radicalmente sus planes. De ahí su prudencia. Lleva más de cuatro meses respondiendo con las mismas palabras cuando le preguntan por Coutinho. Y el Txingurri no cambia ni una coma de su hermético discurso.

Este miércoles no iba a ser una excepción, pese a que él sabe que este mercado de invierno será agitado. Tanto en las entradas como en las salidas del Camp Nou. "¿Coutinho? No tengo nada que decir", comentó hasta en un par de ocasiones. "Es un buen jugador, eso seguro. Pero ya se verá si viene", recordó luego en tono prudente, escamado como anda tras las estériles ilusiones veraniegas. "Está en otro club y lo respetamos. A él y al otro club. Me gustan más los que tengo ahora", añadió luego el técnico del Barça, quien recordó que "no sabemos qué pasará".

"Umtiti está contento"

Lo que está pasando es que Coutinho, que ya se perdió el duelo del Liverpool ante el Burnley del pasado lunes y tampoco jugará mañana la FA Cup contra el Everton, presiona al máximo. Ya lo hizo en verano también. Y fracasó en su intento de volver a Barcelona, donde brilló hace cinco años, entonces con la camiseta del Espanyol. Jugó cedido por el Inter de Milán.

Ahora esa presión es aún mayor porque el brasileño no quiere quedarse otra vez en la puerta del Camp Nou. Valverde, entretanto, espera que el presidente le traiga finalmente el cromo Coutinho y no está nada preocupado por el futuro de Umtiti. Un coloso de central, cuya cláusula de 60 millones lo convierte en este enloquecido mercado en una pieza apetecible. "Él está contento con nosotros y nosotros con él", dijo el técnico. 

"No tengo nada qué decir de Coutinho. Es un buen jugador desde luego. Pero no sabemos qué pasará en el futuro" (Valverde) 

Sobre el retorno de Dembélé, Valverde también fue claro: "Recuperar a un jugador como Dembélé es muy positivo para nosotros. Se lesionó cuando se estaba adaptando al equipo, ahora deberá empezar ese proceso de adaptación. Debemos ir poco a poco, con calma". El mensaje de Ernesto Valverde ha sido claro. No quiere precipitarse en el retorno del delantero francés, que lleva tres meses y medio de baja por la grave lesión que padeció en Getafe. Está con el alta médica y "los minutos se los tendrá que ir ganando él mismo", según el técnico azulgrana, quien prepara el retorno a la competición con el duelo copero ante el Celta este jueves en Balaídos (ida de los octavos de final).

En ese sentido, el entrenador azulgrana ha recordado que el joven francés "puede jugar en varias posiciones", convencido, por lo tanto, de que dará un nuevo registro ofensivo al Barça. "Nos ayudará seguro", ha comentado Valverde.

Outbrain