14 ago 2020

Ir a contenido

SEGUNDA JORNADA DE ALIMENTARIA

El papel de los aguardientes en las sobremesas de El Celler de Can Roca

Joan Carbó, responsable de la creación de bebidas del restaurante de los hermanos Roca, reivindica la importancia de los espirituosos

Destaca el papel de destilados como la ratafía en en la construcción cultural y pide a los cocteleros compromiso en su utilización

LLUÍS MUÑOZ / BARCELONA

Joan Carbó, de El Celler de Can Roca, durante una conferencia en Alimentaria.

Joan Carbó, de El Celler de Can Roca, durante una conferencia en Alimentaria.

La comida en el Mediterráneo no se pude entender sin su correspondiente sobremesa. Joan Carbó, responsable de desarrollo y creación de bebidas del restaurante El Celler de Can Roca de Girona, reivindicó, en el marco de la Barcelona Cocktail Art celebrado en Alimentaria, la importancia del aguardiente para nuestra cultura y gastronomía. “Es importante filosofar en torno a la sobremesa para dibujar un espacio de conocimiento y consumo en torno a los espirituosos”, explicó Carbó.

La conferencia, titulada 'Destilados con Estrellas Michelin', se ha celebrado durante la jornada de hoy y ha servido como homenaje a las bebidas de nuestra tierra. “La ratafía, por ejemplo, ha sido históricamente una bebida de construcción cultural, porque la abuela y el nieto iban juntos al campo a buscar las uvas”, destacó el experto. Cabe reseñar que El Celler de Can Roca es el primer restaurante que tuvo una destilería propia para realizar sus propios aguardientes, dando un valor añadido a los brebajes tradicionales.

La historia 

Durante la ponencia, Carbó comparó el papel del cóctel frente al aguardiente, inspirándose en la filósofa Marina Garcés: “El cóctel sería el Sónar, un festival intenso que se adapta a las nuevas tendencias, mientras que el aguardiente sería La Patum, un evento histórico que forma parte de todos nosotros manteniendo la pureza y la esencia”. Además, Carbó aprovechó para hacer una distinción entre destilados y espirituosos: los primeros están más cerca de la industria, mientras que los segundos están más cerca de lo casero. “Los aguardientes son nuestra sobremesa, por eso tienen un papel fundamental para la cultura mediterránea: vienen de un contacto directo con la naturaleza, basado en una concepción humanista y un complejo proceso de fabricación”, comentó Carbó.

Para finalizar, el creador de bebidas de Can Roca quiso pedir a los 'bartenders' presentes en la conferencia su ayuda y su compromiso: “Reivindiquemos nuestra sobremesa. Que la ciudad cuide y apoye a la gente de campo que desarrolla aguardientes. Utilicemos estas bebidas en nuestras coctelerías”, concluyó Carbó.

Arte en el sector alimentario

Alimentar nuestro organismo, pero también alimentar el espíritu. La gastronomía y la enología pueden llevar a nuestros sentidos a un lugar más allá de lo terrestre. También el arte. Nortindal Sea Products, empresa líder a nivel mundial en comercialización de tinta de sepia, lo sabe.

Durante la jornada de ayer, dos artistas referentes como Javier Mariscal y Mikel Urmeneta, unieron sus habilidades, por primera vez, en el estand de Nortindal para crear una obra artística con tinta de sepia como material. “Con el uso de la tinta queríamos huir de los estereotipos y, además, aprovechar que Barcelona es el lugar adecuado para mezclar arte y alimentación. De esta fusión se generan ideas distintas y simpáticas. En mi caso, confieso que puedo disfrutar comiendo un arroz negro, pero con esta obra en la oficina, aún voy a disfrutar más”, explicó Jorge Malles, gerente de Nortindal Sea Products.

Cultivare es el vino de autor de Vallformosa. Su nombre proviene de la palabra cultura y es un símbolo para todos aquellos amantes del conocimiento.