Ir a contenido

    INFORME SOBRE ESTUPEFACIENTES

    La organización Energy Control alerta contra los efectos de las drogas 'legal high'

    Se trata de productos comercializados por internet con efectos todavía desconocidos

    Las sustancias prometen sensaciones similares a las de la cocaína o el éxtasis

    FIDEL MASREAL / Barcelona

    La organización Energy Control, dedicada al análisis de la composición de las drogas y a la sensibilización sobre un consumo responsable, ha advertido este miércoles sobre los efectos de un nuevo grupo de sustancias, conocidas como legal highs (algo así como subidón legal) que se comercializan por internet. Unas drogas que pueden provocar brotes psicóticos, crisis de ansiedad y problemas cardiovasculares, entre otras consecuencias.

    Energy Control ha avisado de que este tipo de productos se venden bajo la apariencia de sales de baño o incienso pero ofreciendo efectos similares al de drogas como la cocaína o el cannabis. Sin embargo, estos productos no informan de su composición ni de las dosis necesarias. Tras ser analizados, Energy Control ha subrayado que esas sustancias estan elaboradas con compuestos muy recientes, cuyos efectos no han sido analizados, por lo que se desconocen las consecuencias que pueden tener sobre la salud a corto, medio y largo plazo.

    Asimismo, la organización destaca que este tipo de consumo está en expansión y recomienda a los usuarios que analicen la sustancia antes de consumirla. La entidad reclama a la Administración que investigue también la evolución de este tipo de productos pero no recomienda su prohibición porque automáticamente esta medida provoca, según explican, la aparición de más sustancias similares fuera del marco legal.

    Composición desconocida

    Las legal highs se comercializan en forma de polvo, mezcla de hierbas o cápsulas. Su composición es tan desconocida que incluso un mismo producto, adquirido en varias ocasiones, puede variar su contenido al ser analizado. En el caso de las hierbas, cuya comercialización se hace ofreciendo efectos similiares al de la marihuana, contienen hasta tres y cuatro sustancias diferentes.

    Este tipo de drogas se están distribuyendo de forma más habitual en países del norte de Europa y se comercializan desde empresas europeas, latinoamericanas o de Estados Unidos. En su informe, Energy Control ha insistido en que su consumo es especialmente peligroso por el desconcimiento sobre sus efectos.

    Energy Control es un proyecto de la oenegé Asociación Bienestar y Desarrollo (ABD) impulsado por un colectivo de ciudadanos que en 1997 decidieron en Barcelona impulsar una iniciativa para reducir los riesgos asociados al consumo de drogas. La entidad tiene delegaciones en Catalunya, Madrid, baleares y Andalucía.