13 ago 2020

Ir a contenido

    ENTREVISTA CON EL Fotógrafo

    Albert Uriach: "La voluntad y el esfuerzo de las mujeres en la India son brutales"

    CARME ESCALES / Barcelona

    Durgamma, Vani, Hemavathi, Kanthamma, Yellamma y Nagamma son seis mujeres indias que se benefician del Programa de Desarrollo Integral de la Fundación Vicente Ferrer. Albert Uriach ha fotografiado el día a día de cada una de ellas. También el de Likita, una niña de 9 años que representa el futuro que la ayuda de países y cooperantes extranjeros consolida. Hasta el 9 de enero, el trabajo de Uriach, acompañado de un audiovisual que contextualiza las siete historias personales, podrá verse en las cocheras del Palau Robert.

    ¿¿Cuál fue su primer contacto con la Fundación Vicente Ferrer?

    ¿En el 2007, decidí pasar un mes en la India y, antes de viajar allí, contacté con ellos ofreciéndome para fotografiar sus proyectos. Me dijeron que sí. Fui y les hice un reportaje genérico de su trabajo. Y, el año pasado, me propusieron retratar la cotidianidad de esas siete personas.

    ¿¿Cómo organizaron ese seguimiento tan próximo?¿Acompañaba a cada una de las mujeres, cuatro o cinco horas seguidas, durante cuatro días en diferentes franjas horarias, hasta cubrir la totalidad del día. En el primer encuentro, un intérprete me presentaba.

    ¿¿Qué les pedían a ellas?

    ¿Espontaneidad. La premisa era que mi presencia no interfiriera lo más mínimo en su naturalidad, para no distorsionar su realidad diaria.

    ¿En un retrato verbal, ¿qué resume lo que vio en esas mujeres?

    ¿La lucha, durante toda su vida, el sacrificio diario, con grados de dificultad enormes, como caminar por el agua, comer siempre lo mismo o fumigar el campo sin protección.

    ¿De ahí el título de la exposición: Dones: la força del canvi a l'Índia.

    ¿Es la apuesta de la fundación, porque han visto que la voluntad y el esfuerzo que hay en esas mujeres son brutales. También porque ellas son las grandes marginadas de la sociedad en la India.

    ¿¿Su trabajo fotográfico ha sido totalmente altruista?

    ¿Por supuesto. Si no, no me sentiría coherente. Pero he descubierto que cuando tu trabajo es altruista, el primer beneficiado eres tú. Quien tiene la oportunidad de ayudar es el que más gana cuando lo hace.

    ¿¿Cuál ha sido su beneficio?

    ¿Sentir el cariño del agradecimiento. Cuando una de esas mujeres cogió mi mano -señal de amistad en la India- mientras caminábamos, contuve las lágrimas.

    ¿¿La India engancha?

    ¿Enganchan las emociones que el país despierta en ti.