Ir a contenido

    Escritor e historiador

    Jordi Peñarroja: «El submarino de Monturiol fracasó por catalanofobia»

    EVA MELÚS
    BARCELONA

    Hoy se cumplen 125 años de la muerte de Narcís Monturiol, pensador, político e inventor, entre otros ingenios, del primer submarino. El historiador y escritor Jordi Peñarroja presenta esta tarde su biografía atípica Ictíneus. Aventures, invents i navegacions d'en Narcís Monturiol en Figueres, ciudad natal del polifacético genio.

    -Repite con Monturiol.-Publiqué una biografía juvenil que tuvo mucho éxito en 1980. ¿Sabe quien es Pere Forès?

    -¿El diseñador del Ictíneus 3?

    -Su submarino civil está basado en el primer modelo de Monturiol. Forés tenía 14 años cuando su padre le regaló mi libro y lo guarda en su oficina. Tiene gracia.

    -¿Por qué eligió a Monturiol?

    -Por casualidad. En 1979 me pidieron una biografía para una serie juvenil sobre personajes catalanes. Monturiol me atraía: se había enfrentado al ejército, se había exiliado y tuvo la osadía de construir un submarino de madera para uso civil y lanzarlo al mar en 1859.

    -Algunos aseguraban que el submarino lo inventó Isaac Peral.-Peral inventó uno, de guerra, pocos años después y el único avance respecto al de Monturiol era que disponía de dispositivos eléctricos. El Ictíneus funcionaba a vapor, pero al sumergirse disponía de un segundo fuego para calentar la caldera, que se alimentaba con una mezcla química ideada por Monturiol. Las cenizas tenían uso industrial. También se generaba un gas... ¡Oxígeno!

    -¿Lo patrocinó Isabel II?

    -Sentía simpatía por los catalanes. Pero el Gobierno español se las arregló para detener la suscripción popular para construir Ictíneus.

    -¿Por eso fracasó?

    -El submarino de Monturiol fracasó por catalanofobia, por ignorancia y por falta de miras de los almirantes. Si se hubiera desarrollado Ictíneus, la guerra de Cuba habría acabado de otra forma.

    -¡Pues se quedaron sin tabaco!

    -¿Sabe que el único de sus inventos que patentó Monturiol fue una máquina de liar cigarrillos?

    -¡Vaya por Dios!

    -Es que era un fumador empedernido. Fumar estaba bien visto entonces y muchas tabacaleras cubanas venían de Catalunya. En la puerta de las tabernas había siempre mecha para encender la pipa.

    -¿No fabricó también una máquina de jabón en frío?

    -¡También! Y escribió sobre las lavanderas, para él el oficio más peligroso para la salud. Como socialista utópico e impresor, divulgó el feminismo y el pacifismo.

    0 Comentarios
    cargando