04 jun 2020

Ir a contenido

Prisión y multa

El Supremo confirma la condena por blanqueo del líder de los Casuals

Ricardo Mateo cumplirá cuatro años y medio de cárcel y pagará más de un millón de euros por falsear premios de lotería y tener cuentas en Andorra

El alto tribunal destaca la persecución del blanqueo de capitales para evitar que cometerlo sea rentable

Ángeles Vázquez

Imagen del juicio a los Casuals, en el 2013.

Imagen del juicio a los Casuals, en el 2013. / EL PERIÓDICO

El Tribunal Supremo  ha confirmado la condena de cuatro años y medio de prisión y multa de 1.300.000 euros impuesta por la Audiencia de Barcelona a Ricardo Mateo, líder de los Casuals -grupo radical de seguidores del FC Barcelona-, por blanquear más de 670.000 euros con falsos premios de lotería y cuentas en Andorra. El alto tribunal destaca en su resolución la importancia de la persecución de este delito se convierta en una actividad rentable, porque cometido a gran escala puede menoscabar el sistema económico y afectar al buen funcionamiento del mercado y de los mecanismos y bursátiles. 

En la sentencia rechaza el recurso de casación de Ricardo Mateo y ratifica también la condena que la Audiencia de Barcelona impuso a su esposa de 3 años y 3 meses de cárcel y multa de un millón de euros. Esta es la segunda condena firme impuesta al líder de los Casuals, tras una anterior en el 2015 de 15 años y nueve meses por varios delitos relacionados con robos, tráfico de drogas y extorsiones.

El Supremo rechaza los recursos al considerar que la prueba en la que se ha basado la Audiencia Provincial "no es que sea abundante, es abrumadora, y ha sido perfectamente analizada por la sentencia recurrida, en un ejercicio de motivación, que es irreprochable". Y los hechos probados describen la actividad delictiva de Mateo, por la que la pareja obtuvo cantidades de dinero que introdujo en el mercado económico con sucesivos y numerosos actos de ocultamiento.

Constituyeron sociedades, algunas deficitarias, compraron inmuebles, joyas, vehículos de alta gama, falsos premios de lotería e ingresaron 247.000 euros en cuentas bancarias de Andorra. Con todo ello blanquearon 673.299 euros.

Las redes delictivas

Los magistrados argumentan que criminalizar el blanqueo es muy útil porque permite la captura del delincuente, precisamente en función de sus flujos económicos, aspecto éste de gran trascendencia, y en donde está "el punto débil" de las redes delictivas. Y es también muy importante, añade la sala, porque es muy útil para luchar contra las organizaciones criminales.

El Supremo explica que el blanqueo se vertebra en tres fases sucesivas y enlazadas: la colocación de los capitales en el mercado, la distracción para disimular su origen delictivo y por último la reintegración del dinero, ya blanqueado, que vuelve a su titular.

Aunque reconoce la dificultad de la investigación para desentrañar los mecanismos de ocultación ideados por el delincuente, para dar apariencia de normalidad empresarial y tener así cobertura para camuflar las ganancias derivadas de actuaciones delictivas.