districte 10, Sant Martí

Casa de les Llengües en un renacido Can Ricart

El antiguo conglomerado fabril se integra en el 22@ con una propuesta a favor de la diversidad lingüística, en un mundo cada vez más interconectado, que exige mayor elasticidad

Casa de les Llengües en un renacido Can Ricart

EL PERIÓDICO

3
Se lee en minutos
RAÚL ARGEMÍ
BARCELONA

Can Ricart ya se ha puesto en marcha hacia su transformación en la Casa de les Llengües, con la inauguración de su Centro para Visitantes, donde los ciudadanos podrán informarse del proyecto y seguir el avance de las obras que, según se prevé, comenzarán el primer trimestre de 2010 para terminar en 2012.

La Casa de las Lenguas se alzará así en el 22@, el polo que atrae la instalación de empresas de innovación tecnológica, comunicación, propias de la industria cultural, la investigación biomédica y los centros universitarios de investigación y enseñanza. Esta demarcación es un proyecto apuntado al futuro de Barcelona, que aprovecha y recicla los edificios de las antiguas fábricas que caracterizaron a Sant Martí de Provençals, al tiempo que los conserva como patrimonios de la memoria histórica.

Tal es el caso de Can Ricart, uno de los tres grandes recintos industriales del siglo XIX, junto con Can Batlló de Urgell y Can Batlló de la Bordeta. Can Ricart, que inició su construcción en 1852, fue una de las primeras fábricas dedicadas al estampado de algodón de Catalunya, una de las primeras que se instaló en Sant Martí y también hizo punta en la incorporación de tecnología mecánica automatizada. Sus avances en este tema le valieron numerosos premios internacionales.

Sobre lo que queda de aquel esplendor industrial, declarado Bien Cultural de Interés Nacional, se construye Linguamón- Casa de les Llengües, impulsado por la Generalitat, una iniciativa con antecedentes en el World Language Centre de Islandia y el Danmarks Sprogmuseum de Dinamarca. Esta es una institución pionera que tiene como motor la promoción de la diversidad lingüística, proponiéndose abarcar tanto a los especialistas en el tema como al público en general, y se genera sobre el convencimiento de que el futuro de la lengua catalana está relacionado con presente y futuro de la diversidad lingüística, en un mundo cada día más interconectado.

DIVERSIDAD CULTURAL / Si durante el siglo XX la lengua franca de comunicación internacional fue el inglés, hoy los estudiosos indican que quien se ate a un solo idioma verá mermadas sus posibilidades de crecimiento, y que se hace obligatorio abrir el abanico de comunicación. En ese sentido, la Unesco ha señalado que las empresas que invierten en diversidad cultural obtienen un beneficio económico.

El sector económico donde esto se ve con mayor claridad, y que tiene gran importancia para Barcelona, es el turismo, en permanente crecimiento. Un segmento que movió, en 2008, 300 millones de turistas en la zona del Mediterráneo.

La Casa de les Llengües formará parte de la red de equipamientos culturales del distrito de Sant Martí, pero, además, verá ampliado el Centro de Producción de Artes Visuales Hangar, al tiempo que se creará un nuevo centro destinado a la interpretación del pasado industrial de Barcelona y Can Ricart.

Con una inversión de 18 millones de euros, el proyecto arquitectónico está a cargo del estudio EMBT, dirigido por Benedetta Tagliabue, que entre otras obras de singular envergadura rehabilitó el mercado de Santa Caterina y el Parlamento de Escocia. La Fundación Barcelona Media, de la Universitat Pompeu Fabra, está volcada en el proyecto museológico. Con 7.000 metros cuadrados de superficie, el complejo dedicará 2.000 de ellos a exposiciones sobre lenguas, espacios polivalentes para la formación, servicios educativos tendientes al multilingüismo, además de un auditorio, una mediateca y un restaurante-tienda.

Noticias relacionadas

REHABILITACIÓN / El Centro de Visitantes, inaugurado hace pocos días, ofrece una maqueta del complejo y explicaciones multimedia sobre su equipamiento y el entorno inmediato, como es la relación con el barrio, las dependencias del Museo de Historia de la Ciudad y el Centro de Producción de Artes Visuales Hangar.

Durante el periodo previsto de dos años dedicados a la rehabilitación de Can Ricart para su nuevo cometido, el Centro de Visitantes ofrecerá visitas concertadas para grupos, que se podrán solicitar a su correo: info@linguamon.cat.