Ir a contenido

En 3 minutos

Kiko Amat: ''Los amigos te salvan en la adolescencia''

ELENA HEVIA
BARCELONA

--Suele decirse que sus novelas tienen frescura. ¿Lo asume?

--Bueno, los libros que me gustan, los de Susan Hinton o Richard Price..., son así.

--¿Y el Salinger de El guardián entre el centeno?

--Es un libro clave sobre la adolescencia y lo fue en la mía. Pero Holden Caufield era un burguesito y yo no.

--Con Rompepistas compone una trilogía sobre la juventud.

--Una trilogía que, prometo, cierro definitivamente y que va hacia atrás. En El día que me vaya...  el protagonista tenía 29; en Cosas que hacen bum, 21, y ahora hablo de chicos de 17.

--Más exactamente de Kiko Amat cuando tenía 17.

--Mi experiencia está ahí intacta pero las piezas para armar la ficción son totalmente inventadas.

--¿Haber sido padre reciente ha impregnado esta novela de reflexión?

--Se ha filtrado en la relación que Rompepistas, el protagonista, tiene con sus padres. Ahora puedo entender mejor esa sensación de ver cómo su niño buenísimo se ha convertido en esa rata.

--También hay más dramatismo.

--Quería hablar de cómo los amigos te salvan la vida en la adolescencia unido a una mirada fría a los lugares oscuros de los que salen algunas actitudes en esa época. Pero también quería urdir un mundo coherente, como en los cómics de Marvel, por eso hay cameos de personajes de mis otras novelas.

--Y Sant Boi es su Gotham City particular.

--No, que Batman era de D.C. Pero bueno, sí, Sant Boi, que no se nombra explícitamente, era muy raro y no solo porque tuviera dos manicomios y un equipo de rugbi.

--Usted en Sant Boi y Javier Pérez Andújar en Sant Adrià de Besòs. ¿Hay conexión?

--Hablamos del mismo tema desde planteamientos muy distintos.

--Pero con Francisco Casavella sí debía de haber más sintonía.

--Empecé a leerle hace dos años y flipé al ver cómo se parecía a mi mundo, especialmente en esa forma tan directa de utilizar el slang. Además, nos entendíamos musicalmente y eso no suele sucederme con ningún otro autor.

Temas: Kiko Amat

0 Comentarios
cargando