tú y yo somos tres

Artículo de Ferran Monegal: 'No lleva peluquín, pero conspiró'

Se lee en minutos
FERRAN Monegal
Noticias relacionadas

Del programa Salvados... (La Sexta), destaquemos la visita que le hizo El Follonero a Luis María Anson. Fue un acercamiento aleccionador. Primero le entró por la vía del cachondeo. Se maravillaba Évole, por ejemplo, de que el lema de la Real Academia sea Limpia, fija y da esplendor, y añadió: "Conozco a una amiga de Nacho Vidal que hace eso mismo, pero con la lengua. ¿Cree usted que podría ser académica?". ¡Ah!, un approche por la vía del recochineo. Pero luego, con notable precisión quirúrgica, pasó Évole a zonas más espinosas que anidan en la trayectoria de Anson. En concreto, su papel de conspirador en la operación de acoso y derribo contra Felipe González cuando era presidente de Gobierno. No rehuyó el tema. Es más, lo contó como una gesta y lo justificó advirtiendo que González podía haberse perpetuado en el poder y eso no hubiera sido bueno. Colosal, sí señor. El periodista entendido como herramienta para cambiar gobiernos que no gustan a un determinado sector de presión y de poder, y al mismo tiempo pasándose por el forro el mecanismo natural de la democracia, que es el voto y las elecciones. Fue tanta la excitación de Anson recordando su arte conspirador que hasta advirtió: "Fue una operación de acoso y derribo que efectivamente hicimos, y la hicimos muy bien". ¡Ah!, es posible que, llegados a este punto, Évole se acollonase un poco. Quizá por eso cambió de tercio, regresó a la espuma del humor, y le preguntó si era cierto que llevaba peluquín. Su interlocutor, ofreciendo la cabeza, le rogó: "¡Tira, tira del pelo todo lo que quieras!". Y El Follonero tiró, y quedaron demostradas dos cosas: que Anson no lleva peluquín --al menos en esa sesión-- y que es un conspirador. No sabría decirles cuál de las dos le produjo mayor satisfacción: si lo de la peluca o lo de la conspiración.

EL PISO DE GONZÁLEZ .-- Sigamos con Felipe González, que está de moda en la zona del cotilleo porque se ha hecho pública su separación matrimonial. En los programas Espejo público y Tal cual (A-3) y en Está pasando (T-5) hemos visto grabaciones del que dicen será su nuevo piso: calle, número y detalle del portal. O sea, conculcación de la privacidad de un expresidente, y también de la de los vecinos del inmueble.