Ir a contenido

PROGRAMACIÓN

Joan Salvat deja '30 minuts' tras 24 años al frente

El periodista se despide hoy con un reportaje propio realizado en Birmania

OLGA LERÍN
BARCELONA

TV-3 / 21.45

Con la emisión de los reportajes Cavalls d'Espinavell, de la muntanya a la fira y Pedralbes, una porta a la CEE, el 19 de octubre de 1984 nacía el informativo 30 minuts, uno de los buques insignia de TV-3. Un joven periodista de 28 años, Joan Salvat, estaba al frente del espacio, que pretendía seguir la estela de Informe semanal (TVE). Más de dos décadas después, el reportero cierra una etapa para ponerse al frente de la nueva área de documentales de Televisió de Catalunya (TVC). Y la concluye con la emisión de un reportaje propio, Un premi compartit, que muestra el testimonio y, sobre todo, el coraje y el compromiso de dos mujeres birmanas, recompensadas con el Premi Internacional Catalunya.

"El balance no puede ser más positivo --explica Salvat--. No nos podíamos imaginar a dónde hemos llegado, porque el inicio fue muy caótico". Y 24 años después, 30 minuts se ha convertido en un referente en el ámbito del reporterismo, con Salvat a las riendas. Más de un centenar de premios (entre los que destacan cuatro Ondas y galardones en los festivales de Nueva York y Montecarlo) se acumulan en su historial, y algunos de los reportajes se han emitido en más de 30 países. "Este trabajo me ha permitido conocer la realidad de otra manera. Cuando viajas como turista nunca llegas a entrar donde se mete un periodista", admite.

CLANDESTINOS

En el reportaje de esta noche, Salvat y Lluís Montserrat se acercan a las figuras de Aung San Suu Kyi, líder de la oposición a la junta militar birmana, y la doctora Cynthia Maung. El equipo entró en el país de forma clandestina, junto a Xavier Rubert de Ventós, presidente del jurado del galardón. El reportero destaca cómo le sorprendió "la fortaleza" de ambas mujeres.

Salvat, que será relevado en la dirección de 30 minuts por el periodista Eduard Sanjuán, leerá esta noche un texto de agradecimiento a todos los colegas que le han acompañado durante estos años. "Me voy contento, porque este salto profesional me atrae mucho --asegura--. El reto es muy grande". El objetivo se centra ahora en fomentar la cultura del documental en la tele autonómica. "Tal como está el patio, crear una marca en TV-3 y que todo lo que se haga alrededor del género sea coherente es muy interesante, pero a la vez muy difícil", concluye.