10 abr 2020

Ir a contenido

entrevista con Joan Margarit, Escritor

Joan Margarit: "Me acerco a la muerte a paso de tango"

ANNA ABELLA
BARCELONA

EL ARQUITECTO POETA SANAÜJA (SEGARRA), 1938 CATEDRÁTICO JUBILADO DE CÁLCULO DE ESTRUCTURAS

EL ARQUITECTO POETA SANAÜJA (SEGARRA), 1938 CATEDRÁTICO JUBILADO DE CÁLCULO DE ESTRUCTURAS / MARINA VILANOVA

Tras ganar el Premi Nacional de Literatura y el Premio Nacional de Poesía Joan Margarit publica 'Misteriosament feliç' y reedita 'Joana' (Proa).

--Se le ve feliz.

--(Ríe) A mi edad pones sobre la mesa toda tu vida y te enfrentas a las cosas terribles que has sufrido --la muerte del padre, de la madre, que tu compañero o compañera te deje, que se te muera un hijo--. Si no cometes el error de disfrazar de felicidad los grandes dolores de la vida engañándote a ti mismo diciendo 'no pasa nada' y los incorporas a tu personalidad, entonces puedes extraer de ello la alegría. Ese es el tema del libro.

--¿Por qué misteriosamente feliz?

--Porque con todas las cosas que me han pasado y me pasan es misterioso que pueda ser feliz.

--¿Tienen algo que ver los premios literarios en esa felicidad?

--No, no añaden ni quitan ni un gramo de felicidad. El premio sirve para que gente más alejada sepa que existo. Al margen de si tienes la suerte de ganarlo debes seguir tu camino. Unos creen que si ganas un premio de estos tan sonados, eres excepcional y genial, y otros, que eres facilón y malo. Lo normal es pensar que un jurado que entiende del tema cree que has sacado un libro decente.

--Si en Joana y Casa de misericòrdia aparecía la muerte de la hija, ahora es el poeta quien afronta la suya.

--Es necesario reinterpretar la relación de la gente con la propia muerte. La muerte se ha reinterpretado siempre. En el libro es clave el poema El vell i la mort, que toma el título de la fábula de Esopo. Thomas Mann, en Doctor Faustus, vio a la muerte desaliñada pero inteligente, e Ingmar Bergman la puso a jugar al ajedrez. Yo la veo como una chica con blusa blanca, tejanos, bambas.

--¿La muerte es también la Desconeguda del poema Bandoneón?

--Sí, es un guiño a un poema de J. V. Foix a la muerte de Gabriel Ferrater: "Tots hi serem a port amb la Desconeguda". Me acerco a ella a paso de tango.

--Un verso dice: "Com en un poema/ el més difícil sempre és el final".

--Sí, pero si antes has trabajado y aprendido, todo te será más fácil. Para esto se ha inventado la cultura. La cultura no son los castellers ni ser un erudito, es saber qué debes aprender y qué herramientas usar para conocerte a ti mismo. Las herramientas son la poesía, la música, la filosofía y la religión entendida como meditación. La alternativa es sentarse a ver un partido de fútbol o trabajar 12 horas al día hasta caer exhausto, pero esto no frena el desorden interior. La lectura de un poema sí ayuda.

--¿Qué es un poema?

--El buen poema es una partitura que cada lector o lectora interpreta usando su vida como instrumento, con sus propias miserias y alegrías. Los sentimientos son iguales para todos pero cada uno interpreta la partitura de forma distinta.

--¿Y el amor de las últimas páginas?

--Es el de los últimos años de la vida. El amor necesita ser trabajado, necesita esfuerzo y dedicación y solo al final, en las últimas páginas, está el amor. Hay que ganárselo.

--Parece un militante de la poesía que se entiende. En un poema incluso carga contra Paul Celan.

--Los herméticos como Celan dan un contenedor vacío para que lo llenes tú. Eso no es un poema, es una perversión. En el contenedor debe haber sentimiento estudiado y pulido.

--¿Añadiría algún adjetivo más a su poesía "exacta y concisa"?

--No. La poesía es la más exacta de las letras, igual que las matemáticas son la más exacta de las ciencias.

Temas Poesía