APUESTA POR LA SOSTENIBILIDAD

Compras con propósito: la tendencia sostenible en auge entre las empresas

Ciertas empresas están promoviendo "las compras con propósito", una tendencia que consiste en dedicar parte de su presupuesto a comprar a aquellos proveedores que respeten la sostenibilidad y la diversidad.

Ciertas empresas están promoviendo “las compras con propósito”, una tendencia que consiste en dedicar parte de su presupuesto a comprar a aquellos proveedores que respeten la sostenibilidad y la diversidad

Imagen de archivo

Imagen de archivo / Ronald Carreño (Pixabay)

Se lee en minutos

Según datos del Banco Mundial, el gasto mundial en compras realizadas por las empresas durante 2019 superó los 14 billones de dólares. Parte de esta cantidad es lo que pretenden algunas compañías destinar a “las compras con propósito”. 

El principal objetivo de esta iniciativa es contribuir a mejorar la sociedad a través de trabajar con proveedores que garanticen una serie de valores. De esta forma, “las compras con propósito” permiten a las empresas utilizar su gasto diario en adquisiciones que creen puestos de trabajo para mujeres vulnerables, que incentiven uso de materiales sostenibles o reinviertan los beneficios en las comunidades con necesidad de mayor apoyo social y económico.

“Las compras con propósito son una tendencia que emerge con fuerza entre las empresas de todo el mundo, poniendo el foco en el aspecto más humano”

Esta iniciativa se basa en el enfoque social de la función de compras, ya que desde el mismo departamento se puede llevar a cabo:

  • La contratación y adjudicación de contratos para generar un impacto positivo social y ambiental.
  • Dar prioridad a proveedores locales, empresas gestionadas o cuyos propietarios son mujeres o minorías, empresas “verdes”, etc.
  • Gestionar el desarrollo y la actuación de los proveedores corporativos para alcanzar los resultados de sostenibilidad marcados por cada empresa.
  • Fomentar la innovación a través de colaboración con organizaciones pequeñas y especializadas.

SAP, UN CASO PRÁCTICO

Un ejemplo de compañía que está fomentando esta tendencia es SAP. La multinacional ha anunciado el proyecto “5 & 5 by ’25”, una iniciativa que promueve destinar el 5% de los gastos a empresas sociales y negocios diversos en 2025.

“Con este objetivo, SAP pretende inspirar a organizaciones de todo el mundo a que compren más bienes y servicios a proveedores con propósito, para lograr un impacto colectivo positivo en las sociedades en las que operan”, aseguran desde la propia compañía.

De esta forma, SAP calcula que podría destinar hasta 60 millones de dólares de sus gastos anuales a empresas sociales y proveedores diversos en 2025.

“Las compras con propósito son una tendencia que emerge con fuerza entre las empresas de todo el mundo, poniendo el foco en el aspecto más humano de la función de compras”, explica Ignacio Martínez, director de SAP Ariba y SAP Fieldglass España.

UNA TENDENCIA EXTENDIDA ENTRE LOS DEPARTAMENTOS DE COMPRAS 

Muchas otras empresas consideran que la selección de proveedores tiene un importante impacto social. Una de ellas es Applus que cuenta con un proceso de homologación a la hora de elegir proveedores, que se basa en un código ético, anticorrupción, seguimiento y cumplimiento de las normas de Naciones Unidas.

Por otro lado, en Ilunion afirman que para contratar proveedores valoran a aquellas empresas que dispongan de “políticas de carácter social más allá de lo que marca la Ley, tales como ser un Centro Especial de Empleo (CEE), empleo directo a personas con mayores dificultades de inserción laboral o aquellas empresas que acrediten políticas de accesibilidad universal y diseño para todos”.

Noticias relacionadas

Asimismo, SM requiere de sus proveedores que cumplan los requisitos del Código de Conducta alineado con los valores de su empresa que son “conducta empresarial,responsabilidad medioambiental, erradicación del trabajo infantil, derechos humanos y seguridad laboral”.

Por último, en la Corporación Alimentaria Peñasanta se aseguran de trabajar con proveedores locales que fomenten la ganadería sostenible.