Digitalización en el sector farmacéutico

Desabastecimiento de medicamentos: así sabrás en qué farmacia encontrar lo que necesitas

La escasez de medicinas es un problema global que existía antes de la pandemia, pero se acentuó al inicio del COVID. Para paliar sus efectos, las farmacias están creando una red que ayude al paciente a saber en qué establecimiento encontrar lo que busca

La escasez de medicinas es un problema global que existía antes de la pandemia, pero se acentuó al inicio del COVID. Para paliar sus efectos, las farmacias están creando una red de información que ayude al paciente a saber en qué establecimiento encontrar lo que busca.

Imagen de archivo.

Imagen de archivo. / Pixabay

5
Se lee en minutos
Agustina Barbaresi
Agustina Barbaresi

Redactora y coordinadora web del suplemento 'activos'.

ver +

Papel higiénico, levadura… La lista de productos con problemas de abastecimiento al inicio de la pandemia daba para multitud de bromas y memes. Sin embargo, hubo también una falta de suministro sobre la que es más complicado hacer humor: la de ciertos medicamentos con prescripción médica. Un problema que, sin embargo, empezó mucho antes de la llegada del coronavirus.

La fundación Salud por Derecho y la OCU publicaron recientemente un informe que muestra cómo el desabastecimiento de medicamentos es un problema que ha ido aumentando en los últimos años. Así, según este estudio, que utiliza datos de la Agencia Española de Medicamentos (AEMPS) y su homóloga europea (EMA), “solo en España, los problemas de suministro han aumentado de 700 casos en 2015 a 1650 en 2019”.

Juan Pedro Rísquez, experto del Consejo General de Farmacéuticos, señala que, efectivamente, “el problema del desabastecimiento de medicamentos es global, afecta a todos los países de nuestro entorno y es pre pandémico. Aunque es cierto que al principio de esta situación sí vimos un pico de desabastecimiento, que se ha ido corrigiendo”.

Mª Luisa Tarno Fernández, Consejera Técnica de la AEMPS, puso cifra a ese pico en las recientes jornadas de PharmaLog: la demanda de algunos medicamentos llegó a ser del 700% en lo peor del inicio de la pandemia, “y las 82 plantas de producción de medicamentos que hay en España estaban trabajando al 100% de su capacidad”.

Los motivos son diversos, aunque hay uno en el que coinciden tanto el estudio publicado por la OCU como Juan Pedro Rísquez: la dependencia de unos pocos fabricantes de principios activos, las materias primas “Pueden darse problemas en plantas de producción, muchas de las cuales están además en países asiáticos. Y cuando hay problemas con la fabricación de estos principios activos, esto lógicamente repercute en la fabricación de medicamentos”.

La OCU, eso sí, denuncia también la opacidad de los laboratorios a nivel global, el 65% de los cuales no explica a qué se debe el desabastecimiento. Y añade otra derivada: “Los medicamentos con precios más bajos o menos rentables para las empresas suelen tener más problemas de suministro. En este sentido, es habitual que, como parte de su estrategia de negocio, las farmacéuticas retiren voluntariamente este tipo de fármacos del mercado para presionar a las autoridades en la negociación de precios o para favorecer la entrada de otros productos de mayor interés comercial para la empresa”.

Los más demandados, pre y post pandemia

Según los datos de la plataforma de farmacias que maneja Juan Pedro Rísquez, “la situación de falta de suministro de medicamentos es variable, aunque se da mayoritariamente en el grupo de medicamentos para el sistema cardiovascular y sistema nervioso (tipo ansiolíticos), donde ronda el 25 a 30%. Incluso al inicio de la pandemia vimos un incremento del desabastecimiento en estos últimos”, señala.

Los datos de la propia AEMPS que recoge el estudio sobre desabastecimiento de la OCU, muestran efectivamente problemas de suministro en los medicamentos que tratan enfermedades cardiovasculares, pero señala que también se producen con frecuencia en aquellos que tratan infecciones, cánceres y los destinados a dolencias del sistema digestivo o enfermedades metabólicas. Además, destaca que las compañías que más casos reportaron en 2019 fueron Pfizer, Mylan y Sanofi, que ya lideró el ranking en 2018.

Para Rísquez, lo más preocupante de la escasez es “el medicamento que no es sustituible. Porque aunque el farmacéutico soluciona nueve de cada diez problemas de falta de suministro, con medicamentos que son el sustituto natural del que falta, hay veces que tenemos que derivar al médico, lo que preocupa sobre todo con la situación que tenemos ahora”.

Farmacias en red para ayudar al paciente

Sea cual sea el motivo por el que se produce el desabastecimiento, la reacción de las farmacias para intentar aportar su granito de arena en la ayuda al paciente ha sido apostar por la tecnología.

La farmacia española tiene, en general, un grado de digitalización muy elevado, según Rísquez. De hecho, “fuimos pioneros en Andalucía y en España en la implantación de la prescripción electrónica. Fuimos de los primeros establecimientos sanitarios donde todo se informatizó hace más de dos décadas. Ahora, con el nivel de conexión que tenemos, lo que pretendemos en esta segunda ola es conseguir tener todas las farmacias en red”, destaca.

Noticias relacionadas

Precisamente, la pandemia ha servido de catalizador para aumentar la interconexión de farmacias, lo que ha permitido el nacimiento de la plataforma FarmaHelp. Esta plataforma surgió “como un complemento a la plataforma que existía de recogida de información. Apareció a raíz de un proyecto que se implementó en Palencia en el mes de agosto, para poner en comunicación a todas las farmacias de la provincia (aunque puede tener el radio de acción que se desee)”. Con FarmaHelp, todas las farmacias pueden ponerse en contacto para solicitar información sobre un medicamento que busca un paciente y que está en escasez y “así pueden decir a ese paciente a qué farmacia desplazarse para tener la garantía de que lo va a encontrar”. ¿Cuál es la gran ventaja frente a apps que hacen una labor similar? Que no requiere instalar nada por parte del paciente ni dar sus datos, solo acercarse a cualquier farmacia que esté incluida en la red (ya se trabaja en la implantación en todas las provincias y regiones españolas). En palabras de Rísquez, es una plataforma “sin ánimo de lucro. Es un sistema colegial que, al poner en contacto a las farmacias entre sí, no es nada invasivo para el paciente”.

Pero más allá de FarmaHelp, la digitalización de las farmacias avanza por vías paralelas. Así, “estamos en la fase de culminación de la implantación total de la receta electrónica privada, que será un nuevo hito y referencia a nivel europeo. Por otra parte, en este proceso de conexión de las farmacias venimos reclamando el acceso al historial farmacológico del paciente, lo que nos permitiría trabajar con más garantías y con más beneficio para los pacientes”, apunta Rísquez. Tareas pendientes para los meses que vendrán.