Innovación en la climatización

Ahorrar en climatización sin pasar frío o calor

  • Indoorclima, inmersa en una ronda de 4,5 millones, prevé multiplicar sus ventas hasta 22 millones 

María del Mar Romero, fundadora de IndoorClima

María del Mar Romero, fundadora de IndoorClima / activos

3
Se lee en minutos
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Además de El Periódico, trabajé de 1989 a 1990 en La Economía 16, como responsable de Economía en el Diari de Barcelona, de 1989 a 1990; en la sección de Economía de TVE Catalunya de 1987 a 1989, en Antena 3 de Radio, de 1985 a 1987 y en el Diari Menorca, de 1983 a 1985 y Radio 80-Menorca. Además la licenciatura en Ciencias de la Información por la Universitat Autònoma de Barcelona (1992-1986), tengo un posgrado en dirección general (PDG) 2011-2012y un curso de Márketing Digital y Redes Sociales por la EAE Business School

Escribe desde Barcelona

ver +

Confort y ahorro es un binomio que no siempre combina bien. Y debería. Y eso porque resulta que no hay que pasar frío o morirse de calor para pagar menos por la energía que consumen los edificios. Ese es el objetivo de IndoorClima, la compañía fundada por María del Mar Romero en 2017 y que ha conseguido ya una cartera considerable de clientes con una importante red de edificios, como Decathlon, Bauhaus, Meliá, Grifols (las salas blancas de la compañía), Merlin Properties… 

Y todo gracias a la gestión de los equipos de climatización mediante una tecnología propia que se ha ido alimentando buscando la forma de ahorro más eficiente y confortable. La climatización es la parte más importante de estos inmuebles, de los grandes edificios. 

Uno de los rasgos distintivos de la compañía, que tiene su sede en Sant Cugat del Vallès (Barcelona) es que se ofrece un ahorro del 15% garantizado por contrato en la climatización, una variable que supone entre el 30% y el 60% del consumo energético de los edificios del sector terciario, explica.

La empresa se encuentra inmersa en la actualidad en una ronda de financiación de 4,5 millones de euros que espera cerrar el mes que viene. Es la primera que lleva a cabo, ya que hasta ahora ha funcionado con fondos propios. Pero Romero considera que ha llegado el momento de pisar el acelerador con un cambio del modelo de negocio mediante el que invierten en la digitalización de las instalaciones para los clientes y estos pagan a través del ahorro que obtienen. Actualmente se ocupan de controlar la climatización de 430 instalaciones, con un ahorro medio para los propietarios de los edificios de entre el 22% y el 27%, asegura.

La compañía ahora invierte en la digitalización de las instalaciones de climatización de los clientes "para gestionarlas de manera eficiente y según la demanda". Como consecuencia de esta nueva dirección requieren más capital, con el objetivo de llegar una facturación de 22 millones de euros en 2025, lo que supondrá multiplicar por más de 10 el nivel actual gracias a la aceleración que supondrá el nuevo enfoque, explica. Este año registrarán la primera bajada de las ventas, hasta 1,5 millones, por el cambio de modelo de negocio y los efectos de la pandemia. El año pasado llevaron el volumen de negocio a 1,8 millones, con "cuatro meses en blanco" como consecuencia del confinamiento y las restricciones provocadas por la expansión del coronavirus, que vaciaron los edificios cuya climatización controlan.

Cuando comenzaron con su actividad comercial en 2017 la facturación fue de 300.000 euros, que en 2018 ascendió a un millón y al ejercicio siguiente, al doble, dos millones. Ahora esperan disparar esas cifras gracias al ‘big data’, que facilita la mejor forma de obtener ahorros que, a la vez, permitan confort, afirma Romero, que posee el 82% del capital y pretende conservar la mayoría pese a recurrir a una ronda de financiación, con la que espera incorporar esencialmente inversores industriales. Cuenta con una treintena de empleados, que en su mayoría son ingenieros termoenergéticos e informáticos.

La escalada del precio de la luz no se ha percibido mucho aún en este negocio porque los usuarios de estas instalaciones tienen contratos de un año. No obstante, "hay clientes a los que se les ha llegado a triplicar la factura eléctrica y eso lo notarán en 2022 las compañías con muchos edificios".

Romero, que es ingeniera industrial mecánica, comenzó con el desarrollo de la plataforma tecnológica con la que ahora obtiene los ahorros energéticos en 2012, pero no fue hasta 2017 cuando comenzó con la actividad comercial.

Noticias relacionadas

Experiencia le sobra: trabajó en Hitecsa, que hoy forma parte de Baxi; y de ahí surgió la idea de mejorar la eficiencia y el ahorro. Cuando estaba en esa compañía, al frente de cuatro plantas de producción, como responsable de calidad, se percató del sobrecoste de consumo eléctrico que significaba la mala gestión de los equipos de climatización. Antes había trabajado en Valeo precisamente en la climatización para vehículos.

Romero empezó con un software destinado a gestionar a distancia el consumo y el mantenimiento de las instalaciones de climatización para edificios. Y ese fue el origen de lo que hoy es esta empresa que espera multiplicar por más de 10 sus ventas en apenas cuatro años.

Temas

Empresas