Emprendimiento

¿Emprender solo? Mejor acompañado

  • Los primeros socios suelen ser amigos aunque estos proyectos "no suelen terminar bien", explica Alex Huertas, cofundador de Northweek (la marca de gafas de sol comprada por Hawkers)

¿Emprender solo? Mejor acompañado

Pixabay

2
Se lee en minutos
Lidia Álvarez Vellido
Lidia Álvarez Vellido

Redactora del suplemento 'activos'.

ver +

El emprendimiento se ha convertido en una de las opciones de muchas de aquellas personas que han perdido su empleo debido a la crisis sanitaria. En este sentido, la escasez de trabajo fue el principal motivo por el cual el 72,4% de los encuestados para el Informe GEM España 2020-2021 decidieron poner en marcha un proyecto empresarial en 2020. Pero, ¿es mejor hacerlo solo o acompañado? 

Las principales ventajas de comenzar un proyecto en solitario es que, ni hay que rendir cuentas a nadie ni repartir beneficios, pero por norma general este tipo de proyectos no están bien vistos a los ojos de los inversores ya que una de las cosas que más valoran a la hora de apostar económicamente por una startup es su equipo. 

En este sentido, para Alex Huertas, cofundador de Northweek (la marca de gafas de sol comprada por Hawkers) y miembro de la lista 30 under 30 de Forbes; emprender el primer proyecto con un equipo detrás “va a ser complicado”. La principal razón es que adentrarse por primera vez en el mundo del emprendimiento con un proyecto nuevo hace que “no sepas qué equipo necesitas exactamente”. 

Es por esto que si se está pensando en comenzar en solitario Huertas recomienda hacerlo en algo que permita hacerlo como freelance, por ejemplo, como community manager, diseñador o editor aunque asegura que todos los negocios son susceptibles de ser iniciados por un solo emprendedor. 

En cuanto a los proyectos con socios, Huertas cuenta que lo más común es que en el caso de una primera startup se funde con un amigo. 

“El primer proyecto normalmente suele iniciarse a una edad temprana y todo transcurre de manera muy orgánica, nos nutrimos de lo que tenemos alrededor y de lo que conocemos por nuestro entorno por lo que lo más normal es que ese amigo con el que sueles hablar de futuros proyectos se convierta en tu primer socio”, asegura Huertas. 

Entre las ventajas de tener un socio están la de tener una segunda visión de la situación, además de poder suplir las carencias que tiene uno mismo. Es decir, alguien puede ser el mejor en diseño de productos innovadores pero no tener muchas capacidades sociales y de marketing para venderlos. Asimismo, la inversión inicial será menor cuando existen dos o más cofundadores. 

La importancia del pacto de socios

Eso sí, antes de iniciar un negocio con alguien debes saber que “emprender con amigos no suele terminar bien”, asegura Huertas y aconseja, sea o no amigo, firmar siempre un pacto de socios.

“Es un hecho que el dinero transforma a las personas y una empresa se crea para hacer dinero por lo que es muy importante dejar claro antes de empezar de qué manera se va a gestionar el ámbito económico de la compañía”. Este suele ser un tema difícil de tratar cuando la amistad está de por medio por lo que tener unos objetivos muy claros desde el principio es lo más importante para Huertas. 

Noticias relacionadas

La newsletter de activos

Gemma Martínez da voz a los protagonistas de la nueva economía, que se atreven a decir cosas diferentes.

Suscríbete

Este documento debe detallar bien todo lo relacionado con la empresa ya que el emprendedor afirma que por desgracia hay gente que no está capacitada para una aventura emprendedora por lo que “hay que estar preparado para surjan los problemas con los socios”.