Economía circular

Lapona, ropa de bebe para alquiler: el salvavidas de la economía familiar

  • Patricia González, fundadora y ceo de Lapona, salió encantada de una charla sobre economía circular y quiso ponerlo en marcha. La bombilla se le encendió con la ropa de bebé y asegura que con este modelo las familias ahorran un 30%

La idea de Lapona nació en 2018, pero comenzó a funcionar en 2020

La idea de Lapona nació en 2018, pero comenzó a funcionar en 2020 / Activos

Se lee en minutos
Marta Gracia
Marta Gracia

Redactora del suplemento 'activos'

ver +

La llegada de un bebé siempre es motivo de alegría. Pero la ropa siempre puede acarrear dolores de cabeza, ya que crecen tan rápido que lo que hoy le va bien, mañana puede que le quede pequeño, lo que se traduce en un gasto elevado de dinero. Patricia González se dio cuenta del derroche, económico y material, que suponía comprar ropa casi mensualmente Por ello, después de una conferencia sobre economía circular, se le encendió la bombilla y creo Lapona. Una compañía online de ropa de bebe para alquiler. Asegura que el ahorro para las familias es del 30%.

En 2018, “fue la primera vez que oí hablar de economía circular y me llamó mucho la atención”, asegura Patricia González, fundadora y CEO de Lapona. Además, explica que le coincidió con que acababa de tener un bebé y estaba inmersa en un mundo de cajas de ropas. “Cuando salí de la charla me dije que la economía circular era la bomba, que se podía hacer circular cualquier cosa”, comenta la fundadora.

Así que con la ropa que tenía en casa pensó en crear un negocio de ropa de bebé para alquilar. Buscó si la idea ya estaba en España, pero solo descubrió en otros países en los que ya estaba funcionando y se puso manos a la obra. Pero hasta noviembre de 2020 no puso el negocio en marcha. Y a pesar de haber empezado en esta situación de incertidumbre por la pandemia, González está muy contenta. “No sabíamos cómo iba a reaccionar el mercado ante una propuesta como esta que es tan innovadora y es un modelo de consumo al que no estamos acostumbrados, era algo muy nuevo”, puntualiza.

La fundadora insiste en que la gente está respondiendo muy bien, empieza a comprender el modelo, rápidamente entran en la rueda y entiende muy bien como va. El equipo de Lapona está contento y en 6 meses ya han mandado más de 110 cajas.

Cajas personalizadas

Pero ¿cómo funciona? El cliente se suscribe en la página en lapona.es y elige el plan que quiere dependiendo de la edad del bebe o los meses que quiera usar el producto. El sistema es sencillo: el cliente formaliza una suscripción en una de las tres modalidades previstas: mensual (39 euros), trimestral (195 euros) o anual (350 euros), sin compromiso de permanencia, de manera que puede darse de baja cuando lo desee.

Ejemplo de una de las cajas que recibirá el cliente de Lapona

/ Activos

Una vez elegido se suscribe y rellena un formulario indicando el estilo, los gustos, los colores, medidas... “Con estos datos se prepara la caja a medida que recibe el cliente”, señala Patricia González. El cliente la recibe y la disfruta durante un mes y a partir de ahí, Lapone le pregunta si quiere cambiar algo o se quiere quedar todo. Conforme se va usando y se va consumiendo el tiempo de uso, la ropa se devuelve en las cajas reutilizables y cuando llegan a Lapona se llevan a una lavandería que hace la limpieza adecuada para ropa de bebé.

La ropa es nueva y se compra directamente a las marcas. El modelo es que tienen unos acuerdos con distintas marcas que cumplen sus valores. “La ropa la empezamos nosotros y la envíamos a toda España, menos a las islas Canarias, y a Portugal”, señala.

Una familia puede ahorrar hasta un 30% con este servicio, calculando una media, de lo que más o menos se sabe que una familia se gasta en ropa de bebé. A parte de los beneficios económicos hay más: dejar de acumular en casa, ayudar a reducir la huella de carbono de la moda... “Estamos ahorrando muchos litros de agua. Con las cajas que hemos enviados hemos ahorrado más de 2 millones de litros de agua”, destaca. Además, la facilidad y comodidad de que el cliente no se preocupe tema, se encarga Lapona.

Patricia González reconoce que sobre la economía circular aún es una desconocida en España. “ Empieza a sonar y la gente ya ha oído hablar y del reciclaje y a reutilizar. Pero aún queda mucho”, puntualiza. Pero desde Lapona tienen muchas ganas de seguir trabajando e investigando en la economía circular que tanto apasionó a la fundadora hace algo más de tres años.

Noticias relacionadas

La newsletter de activos

Gemma Martínez da voz a los protagonistas de la nueva economía, que se atreven a decir cosas diferentes.

Suscríbete

Su plan de futuro, de aquí a final de año, es intentar ampliar en tallas. También están valorando salir a otros países, “pero esto es algo más a medio plazo”. Por el momento ya están en Portugal, donde hay mucha gente que se interesa por el negocio, pero quieren ir a otros países de proximidad como Francia, “que está muy en línea con este servicio y es un mercado más maduro”, concluye la ceo de Lapona.