Reactivación del turismo

Medio millón de cruceristas en el limbo

  • La incertidumbre sobre cuándo se levantará el veto a los cruceros deja en el aire la llegada de los 500.000 turistas que trajeron a la Comunitat Valenciana en 2019

  • Su regreso sería un balón de oxígeno para las agencias de viajes, uno de los sectores más dañados por un año sin turismo

Una pareja se relaja en la cubierta de un crucero atracado en el Puerto de València.

Una pareja se relaja en la cubierta de un crucero atracado en el Puerto de València. / J. L. Bort

Se lee en minutos

Mateo L. Belarte

La industria crucerística se encuentra a la espera de recibir la luz verde del Gobierno central para poner a sus inmensos barcos rumbo a las costas españolas. Desde marzo de 2020 los puertos nacionales están cerrados para estas ciudades flotantes, lo que ha provocado millonarias pérdidas en el sector así como en los negocios dependientes de este fenómeno que mueve a millones de personas y que estaba en auge en la Comunitat Valenciana, especialmente en València, hasta que la pandemia acabó con la movilidad.

Ahora, al calor de la vacuna, algunas ramas del turismo comienzan a reactivarse. Las aerolíneas recuperan rutas, las turoperadoras van comercializando algunos paquetes vacacionales y los hoteles se ponen en forma para la vuelta de los visitantes... pero los cruceros siguen a expensas de recibir autorización oficial.

Poco margen

El sector entiende que todavía están a tiempo de comenzar a vender billetes y salvar el verano, pero no disponen ya de mucho margen porque otros importantes mercados receptores, como Grecia o Italia, podrían tomar la delantera y el tiempo, ante esta coyuntura, es vital. "Sería muy importante hacerlo en mayo, pero incluso junio valdría para llegar a tiempo a julio y agosto, que son los meses en los que se concentran las ventas", asegura Mercedes Tejero, gerente de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV).

Este maltrecho sector sería uno de los grandes beneficiados de su retorno. Tanto las navieras como los puertos esperan con los deberes hechos esa autorización gubernamental. Las primeras han diseñado protocolos anticovid que cuentan con el visto bueno de las autoridades e incluso algunas como Costa Cruceros están ofreciendo asumir el coste de las PCR que se exigen para el embarque.

Por su parte, la Autoridad Portuaria de València asegura tenerlo "todo preparado" para cuando se produzca el pistoletazo de salida, aunque lamenta "no poder hacer ninguna previsión" ante esa dependencia de la decisión del Gobierno. Este mismo viernes se produjo el primer paso hacia ese retorno, aunque solo a nivel doméstico. La Conselleria de Sanidad anunció que ha pactado un protocolo con el propio sector para el regreso de buques nacionales con atraque en puertos valencianos.

Sector creciente

"Con ello esperamos contribuir a reactivar este sector", dijo la secretaria autonómica de Salud Pública, Isaura Navarro. Durante la temporada 2019 son numerosas las compañías que hicieron escala en València: MSC, Costa Cruceros, Prestige, Thomson, Aidacruises, Royal Caribbean, Global Circle, Silversea, TUI, Viking Ocean, Norwegian, Seadream, Holland America, P&O o Sea Cloud, entre otras.

Con todo, la Comunitat Valenciana no tiene un peso especialmente potente en la industria de los cruceros, pero viene creciendo en los últimos años. A nivel nacional, el sector desembarcó en las costas españolas a más de 10 millones de personas durante 2019. Apenas medio millón lo hicieron en las valencianas (435.000 en València y 63.000 en Alicante), pero la tendencia es al alza pues hace cinco años las llegadas fueron 370.000.

Noticias relacionadas

La newsletter de activos

Gemma Martínez da voz a los protagonistas de la nueva economía, que se atreven a decir cosas diferentes.

Suscríbete

En ese último ejercicio antes de la pandemia, la industria generó en España unos ingresos de casi 6.000 millones de euros y el sector calcula una aportación de 2.800 millones al PIB y la creación de 50.000 puestos de trabajo.