Start-ups

Banzzu: la digitalización como salvavidas de la hostelería

  • Esta herramienta ofrece a los establecimientos la posibilidad de disponer de una web y/o app propias en la cual gestionar los pedidos tanto a recoger en el local como a domicilio

Banzzu: la digitalización como salvavidas de la hostelería

ElPeriódico

Se lee en minutos

Sábado por la noche. Hora de cenar y nada en la nevera. Surge la idea de pedir comida a domicilio, pero el restaurante que vende justo lo que te apetece no tiene presencia online. No queda de otra que ordenar la cena en otro sitio, y quizás ese primer restaurante con tan buena oferta gastronómica, pero sin la suficiente digitalización ha perdido un cliente para siempre. Esta es la idea que la startup Banzzu pretende hacer llegar a los hosteleros.

“Banzzu es una solución integral para la digitalización del sector de la hostelería. Para hacer llegar a los bares y restaurantes, tanto pequeños como grandes, la tecnología y que puedan aprovecharla en estos momentos tan necesarios”, explica Pol Cardona, cofundador y CMO de Banzzu. De este modo, esta herramienta ofrece a los establecimientos la posibilidad de disponer de una web y/o app propias en la cual gestionar los pedidos tanto a recoger en el local como a domicilio.

Según Cardona, este proceso de digitalización es lo que podría salvar a muchos restaurantes de una quiebra segura a la que se han visto abocados debido a la pandemia. Sin embargo, aquí es donde Banzzu encuentra un obstáculo a superar, ya que Cardona reconoce que al estar al límite económico, a muchos establecimientos les cuesta invertir en digitalización. “Cuando le explicas la idea a un restaurante hay dos partes, una de me interesa muchísimo y otra de no sé si es el momento porque estamos muy ahogados a costes, entonces es complicado hacerles ver que esta puede ser una de las soluciones para salvarse”, comenta.

Automatizar procesos

No obstante, Cardona insiste en que tener un servicio digitalizado es clave para los restaurantes, ya que, aparte de poder expandir su clientela, también pueden abaratar costes al automatizar algunos procesos. Por ejemplo, señala que de disponer un sistema integrado, los establecimientos “no necesitarían personal dedicado a coger llamadas”.

Banzzu oferta un sistema de pago mensual que no está basado en comisiones. Un rasgo que lo diferencia de otras plataformas digitales como Glovo, Just Eat o Deliveroo a las que pretenden plantar cara. “Estas plataformas cobran a los restaurantes entre un 30% y un 40% de comisión por cada pedido”, explica Cardona y añade que al ser un precio cerrado “con Banzzu el hostelero sabe perfectamente lo que va a pagar al mes y puede realizar todos los pedidos que quiera”. Es más, asegura que al contratar Banzzu, en lugar de usar grandes plataformas, los restaurantes se ahorran de media entre 12 y 15 euros por cada hora que estén gestionando pedidos.

Varios planes de pago

En este sentido, la herramienta dispone de varios planes de pago. El más básico es gratuito y ofrece la carta digital interactiva y un código QR ligado. Para conseguir la gestión de sus pedidos, los clientes han de pagar 34,95 euros al mes. Mientras que el precio se eleva a 44,95 euros mensuales si el restaurante quiere añadir otro de los factores diferenciales de Banzzu: el programa de fidelización. Si apuestan por este últimos, los hosteleros contarán en su web con descuentos, cupones, recompensas, puntos por pedido, notificaciones push, galería, etc.

Una de las cadenas de restaurantes que ya ha confiado en Banzzu para alcanzar la digitalización es la andaluza Sloppy Joe’s. Y justo es Sevilla una de las ciudades donde este proyecto tiene más presencia, pero no se quieren quedar ahí y entre sus planes a corto plazo está afianzar su producto en la totalidad del mercado español. Una vez alcanzado este objetivo, se proponen cruzar el charco y conquistar las principales ciudades sudamericanas.

Noticias relacionadas

La newsletter de activos

Gemma Martínez da voz a los protagonistas de la nueva economía, que se atreven a decir cosas diferentes.

Suscríbete

Para lograr todas estas metas, Banzzu tiene en mente lanzar una primera ronda de inversión que les permita ampliar su presupuesto y con ello su visualización y alcance. Porque como la mayoría de startups, Banzzu tiene que superar el gran reto de darse a conocer. “Ser el nuevo en el patio del colegio es lo que perjudica más, y cuesta mucho darte a conocer, pero los que nos conocen están muy contentos, y eso es lo que importa”, sentencia Cardona.