SOSTENIBILIDAD

'Eco-renting': Banco Sabadell se compromete con la movilidad sostenible

La entidad catalana aumenta su flota de vehículos eléctricos e híbridos para favorecer la reducción de las emisiones

'Eco-renting': Banco Sabadell se compromete con la movilidad sostenible
5
Se lee en minutos
Lara Bau

El 'renting' es una opción cada vez más consolidada en el sector del automóvil. Desde hace cinco años ha cambiado esta industria con una alternativa sencilla para acceder a un vehículo: permite disponer de un coche o moto pagando una cuota mensual fija, con los gastos de mantenimiento, reparaciones, neumáticos y seguro incluidos. Al finalizar el periodo de contratación, que normalmente oscila entre dos y cinco años, el cliente puede devolver el coche, cambiarlo o bien quedárselo en propiedad. Este modelo de contrato empezó a popularizarse a través de las flotas de pymes y grandes empresas, pero actualmente la mayoría de marcas y operadores también lo ofrecen a autónomos y particulares.

Pocos años después de su transgresora irrupción, el 'renting' está protagonizando la segunda revolución en el sector: consiste en el 'eco-renting', que favorece el alquiler a medio y largo plazo de vehículos eléctricos. Esta opción responde a la demanda creciente de usuarios y empresas para contar con más vehículos sostenibles, con el objetivo de respetar el paisaje urbano y reducir la contaminación ambiental derivada de sus desplazamientos. 

Una de las firmas que ha apostado firmemente por la transformación integral de la movilidad es Banco Sabadell. A través de su programa de 'renting', la entidad catalana reafirma su compromiso con la sostenibilidad medioambiental: el 25% de los modelos que oferta son vehículos eco –híbridos y eléctricos– e incluyen al menos un vehículo sostenible en la oferta destacada durante todo el año. Y la respuesta obtenida es positiva: el 12,37% de los contratos nuevos de 'renting' firmados en el año pasado fueron de vehículos híbridos y eléctricos. En consecuencia, este tipo de vehículos sostenibles ya suponen un 10% de toda la flota de Sabadell Renting, con modelos destacados como Nissan Leaf o Peugeot e-208, si tenemos en cuenta solamente los vehículos 100% eléctricos.

Propuestas como la suya explican por qué está creciendo el 'renting' ecológico en España. «Estamos viendo que la tendencia cada vez más pasa por ir a buscar vehículos con etiqueta ECO o 0. Está creciendo la concienciación social con respecto a la huella de carbono y su afectación», destaca Ricard Castells, direc tor de AutoRenting Banco Sabadell. A través del programa AutoRenting ECO, la entidad financiera lleva su apuesta por el eco-renting mucho más lejos, ofreciendo soluciones de movilidad sostenible a sus empleados. Esta iniciativa innovadora, que ofrece a los trabajadores de la compañía catalana hasta 40 vehículos 100% eléctricos con todos los servicios incluidos y condiciones muy favorables, ha tenido una buena acogida por parte de los empleados.

Con este plan, Banco Sabadell sienta las bases del Smart Mobility, un plan en desarrollo para dar respuesta a las diferentes necesidades de movilidad de sus empleados de una forma sostenible y eficiente, contribuyendo a la reducción de las emisiones contaminantes y la huella de carbono en el planeta. Esta iniciativa forma parte de un conjunto soluciones de movilidad sostenible que se están desarrollando para los empleados de Banco Sabadell

Para este 2021, el objetivo de la compañía catalana es seguir siendo competitiva con su oferta y asesoramiento sobre movilidad sostenible, además de colaborar activamente en iniciativas relacionadas con la electrificación del sector de la automoción, impulsando el cambio hacia una movilidad más eficiente y sostenible, especialmente en las ciudades. 

Pese a que los productos más solicitados y populares en el negocio del 'renting' son los vehículos, Banco Sabadell también lleva a cabo otras iniciativas de 'eco-renting' como el Renting Eficiencia Energética para la Administración Pública, orientado a apoyar el recambio de los sistemas de iluminación y de generación de frío y calor, para conseguir la máxima eficiencia energética en los edificios públicos; y el Renting ECO de placas fotovoltaicas, destinado a favorecer que las empresas generen y consuman energía limpia a través del alquiler de estos dispositivos. 

Desde su fundación, en el 1881, Banco Sabadell lleva en su ADN el compromiso con la sociedad y su entorno, garantizando que su actividad genere un impacto positivo en las personas y en el medio ambiente. En este sentido, la compañía catalana cuenta con una larga trayectoria en la implementación de iniciativas que reafirman su compromiso. En la actualidad, la entidad financiera parte de las bases del Acuerdo de París de 2015 y de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas para orientar su actividad, su organización, sus procesos y la relación con sus empleados. De esta forma, el sector bancario, como uno de los principales motores económicos, contribuye a la transición hacia una economía totalmente sostenible, un reto vital en nuestros días y en el que todos los actores sociales juegan un papel central y relevante. 

Reducción de la huella

Noticias relacionadas

Las últimas iniciativas que impulsando el banco a favor del 'eco-renting' no son medidas aisladas: durante el año pasado, el banco, a través de Sabadell Renting, centró su actividad de 'renting' de vehículos en la sostenibilidad, como motor del cambio y lanzó acciones de concienciación tanto a clientes como a empleados, con el objetivo de incorporar una alternativa sólida de movilidad sostenible en su toma de decisión.

Además, en el 2016, cuando la movilidad sostenible era incipiente, lanzó la primera convocatoria de renting eco para empleados, con una primera flota de 100 vehículos eléctricos, que también tuvo una gran acogida por parte de los empleados. Durante el año pasado, el banco también avanzó en el ámbito de la sostenibilidad en cuanto al consumo de plástico: consiguió reducir el uso de plástico en 58 toneladas, a través de medidas como la eliminación de los cartuchos de moneda o las fundas de libretas. Además, a finales de año el banco se unió a Kick Out Plastic, una organización internacional sin ánimo de lucro, integrada por deportistas de élite, 'celebreties' e 'influencers', que lucha por un mundo libre de plásticos de un solo uso.