Overseas supermecados

La despensa británica de la costa española

Overseas y The Food Co suman más de 30 supermercados en España y Portugal y facturan 66 millones

La firma tiene acuerdos con los principales supermercados ingleses: Iceland, Waitrose y Tesco

Supermercado británico Overseas Iceland en Benidorm.

Supermercado británico Overseas Iceland en Benidorm. / David Revenga

3
Se lee en minutos
David Navarro

La abundancia de matrículas de color amarillo en el parking de la tienda que tiene en San Fulgencio, al sur de la provincia de Alicante, ya da una idea de la clientela que suele frecuentar los supermercados de Overseas. Mayoritariamente, británicos de cierta edad que, pese a llevar años instalados en España, siguen prefiriendo las patatas Walkers, las tabletas de chocolate de Cadbury o las sopas de lata de Heinz, antes que los equivalentes que pueden encontrar en Mercadona o Carrefour.

De no ser por el sol que luce en el exterior y los pequeños letreros en castellano bajo la cartelería principal -toda en inglés-, cualquiera podría pensar que está en el mismísimo Birmingham o en cualquier otra población enclavada en el corazón del Reino Unido. Y no es para menos, cuando hasta el papel higiénico o la leche llegan directamente desde allí. Claro que, desde que entró en vigor el Brexit, la cadena lo tiene algo más complicado para cumplir con las exigentes expectativas de sus clientes, ya que los controles en la frontera están dificultando la llegada de los envíos, como tratan de explicar pacientemente sus empleados y como también apuntan los letreros en la tienda de Ciudad Quesada de The Food Co -la cadena hermana de Overseas- para justificar la falta de algunos productos.

La compañía está echando mano de marcas españolas, como El Pozo, y de productos importados desde Irlanda -más similares a los gustos de su público- para suplir las carencias hasta que se regularice la situación, aunque algunos productos, como el pastel de carne de cerdo que tanto adoran los británicos, siguen siendo difíciles de encontrar, para disgusto de más de un habitual, como reconocía una de las empleadas.

Fue a mediados de los años noventa cuando Bryn Robertson, el fundador de la compañía, empezó a importar productos británicos a Tenerife para revenderlos a bares y restaurantes de la isla frecuentados por turistas y residentes del Reino Unido, conocedor de los gustos especiales de sus compatriotas. Era el nacimiento de Overseas Imports, la matriz del grupo. Pronto abrió su primera tienda en Las Chafiras y en 1997 llegó a un acuerdo con la cadena de supermercados Iceland para suministrarse de su catálogo, según explica la propia firma en su web. Ese año también se alió con Garry Richardson, desde entonces director general de firma. No tardaron en empezar una notable expansión, primero por la propia Tenerife y Lanzarote, y luego por el resto de zonas turísticas de la Península con una eleva presencia de británicos, es decir, la Costa Blanca, la Costa del Sol y el Algarve portugués.

En el año 2006 llegaron a un nuevo acuerdo con otra cadena británica, Waitrose, para incorporar también sus productos a los estantes de sus tiendas, y en 2017 decidieron trasladar su sede central a Benissa, en el norte de Alicante. Sin embargo, fue a finales de diciembre de 2019 cuando el nombre de Overseas cobró cierta relevancia en el terreno mediático tras asociares con Tesco, el más conocido de los supermercados de Reino Unido, para poner en marcha una nueva cadena con el nombre de The Food Co. Algunos quisieron ver en aquella operación un intento de Tesco por desembarcar en España para hacerle la competencia a Mercadona, aunque nada más lejos de la realidad. La nueva marca sigue exactamente la misma filosofía que su "hermana mayor" de Overseas, centrada exclusivamente en el público que conforman los expatriados británicos.

La newsletter de activos

Gemma Martínez da voz a los protagonistas de la nueva economía, que se atreven a decir cosas diferentes.

Suscríbete

Noticias relacionadas

A pesar del Brexit y del covid, que ha llevado a algunos británicos a regresar a su país de origen y ha complicado la vida de todo el sector comercial, en este año de vida The Food Co ya ha inaugurado seis tiendas -Mazarrón, Mijas, Ibiza, Gibraltar, Almancil (Portugal) y Ciudad Quesada-, que se suman a las 27 que tiene Overseas. Todo un síntoma de la fortaleza que sigue teniendo este nicho de mercado en muchos enclaves.

A falta de saber cómo le ha ido con las nuevas aperturas, las últimas cuentas consolidadas de Overseas Imports SL arrojan una facturación de más de 66 millones en 2019, un 6,7% más que el año anterior, y un beneficio que roza los cuatro millones de euros, lo que supone una rentabilidad sobre ingresos de casi un 6%, muy por encima de la horquilla de entre el 2% y el 3% en que se mueve la mayoría del sector de la distribución alimentaria en España.