opciones profesionales

Hay trabajo en el sector TIC, pero... ¿es para todos?

En estos momentos de crisis, las profesiones asociadas a la digitalización y las nuevas tecnologías pueden ser una buena salida laboral. Pero, ¿cómo saber si es para mí? ¿Qué habilidades o conocimientos son necesarios?

Hay trabajo en el sector TIC, pero... ¿es para todos?

Unsplash

6
Se lee en minutos
María Refojos
María Refojos

Redactora del suplemento 'activos'.

ver +

Que el sector tecnológico tiene una elevada necesidad de talento, no solo en España sino a nivel global, es un hecho frecuentemente comentado. En 2019, las tres carreras con mayor inserción laboral estaban relacionadas con estas disciplinas, según datos recientes del INE. En concreto, la titulación que presentó la mayor tasa de empleo fue Ingeniería en Electrónica (97,5%). Le siguió de cerca Desarrollo de software y de aplicaciones e Ingeniería multimedia (97,4%) e Ingeniería en telecomunicación (97,1%).

Este año el ritmo de contratación ha bajado como consecuencia directa de la crisis económica, pero la empleabilidad sigue siendo elevada. Señala LinkedIn que los cuatro puestos de trabajo con un crecimiento continuo desde el inicio de la pandemia en España, y que pronostica que seguirán creciendo, son ingeniero de software, desarrollador frontend, Project Manager e ingeniero Full Stack. De nuevo, todos vinculados con la digitalización y las nuevas tecnologías. 

Tampoco sorprende que entre las cinco habilidades con mayor crecimiento durante la pandemia se incluyen cuatro relacionadas con competencias digitales: el marketing digital, el análisis de datos, la programación y el Agile Project Management (la quinta se vincula con la previsión financiera). 

Con esta información sobre la mesa, la red social centrada en el ámbito profesional estima que el sector de la tecnología agregará casi 150 millones de empleos en los próximos cinco años. Así que teniendo en cuenta las actuales tensiones del mercado laboral español, a la hora de decidir qué carrera o ciclo formativo cursar, o por dónde abrir el melón de la reinvención profesional, son datos que pueden decantar la balanza. 

¿Es un sector para cualquiera?

"Claramente hay un gap entre demanda y oferta disponible, faltan perfiles tecnológicos. En general son trabajos bien pagados, cómodos en cuanto a que se puede teletrabajar...", señala Daniel González de Vega, ingeniero industrial y cofundador y CEO de la plataforma de aprendizaje Smartick

En este escenario, el sector tecnológico puede parecer el santo grial del empleo. De hecho, existen cursos intensivos, llamados bootcamps, que con una formación corta en el tiempo y muy específica en conocimientos nos ayudan a encarrilarnos en pocos meses para desempeñar un trabajo techie de forma digna. Pero, ¿son estas profesiones aptas para todos los públicos?  

"La respuesta es clara: no, no es para todos. ¿Cualquier carrera en tecnología es para todos? No", contesta rotundo Álvaro González, director general del campus de Ironhack en Madrid, quien añade un matiz: "¿Es más accesible de lo que creemos? Sí".

Coincide Daniel González, quien considera que "como todo en la vida, la respuesta es no". La razón, en su opinión, se sustenta en dos pilares, aptitud y predisposición: "Hay gente a la que claramente no le va a gustar y hay gente que no va a tener las capacidades".

¿Cómo saber si es para mí?

Redes 5G, cloud computing, Big Data, ecommerce... Si algo se ha demostrado durante la pandemia ha sido la importancia de la tecnología y la digitalización para mantener el desarrollo de todos los sectores industriales y económicos. Pero, partiendo de la premisa de que no es para todos, tal y como afirman estos dos profesionales del sector. ¿Cómo puedo saber si es para mí? ¿Qué habilidades o conocimientos son necesarios?

El primer paso sería ser consciente de las características que pueden facilitar la adaptación a este tipo de profesiones. No obstante, hay que saber también que de la mano de las distintas opciones laborales van distintas soft skills

Por ejemplo, según indica Daniel González, la psicología es clave si optas por las áreas de usabilidad y experiencia de usuario, “porque tienes que ser capaz de anticiparte a cómo se va a comportar el usuario ante determinados estímulos visuales”. También suma puntos contar con criterio estético y con una visión analítica. “No necesitas un conocimiento profundo de técnicas de programación específicas, así que creo que puede ser más para todo el mundo. Lo que no quiere decir que todo el mundo pueda hacerlo, porque no todos tienen estas capacidades”, puntualiza el CEO de Smartick. 

 Y en relación con perfiles de “programación pura y dura”, ya sea en tecnologías de backend o de frontend, este experto considera imprescindible tener de serie "una cabeza lógico-matemática bien amueblada".  

Podemos preguntarnos, ¿las matemáticas, la filosofía... cómo se me daban?"

La misma percepción comparte Álvaro González, que antepone contar con "una capa de lógica" al resto de cualidades, ya que "la programación es lógica". Y nos da una pista con la que ponernos en situación: “Podemos preguntarnos, ¿las matemáticas, la filosofía... cómo se me daban?".

A la lista añade resiliencia, curiosidad por aprender, capacidad de trabajo y compromiso, en el caso de que se trate de un cambio vital. "Si hay una dificultad que hay que estar listo para afrontarla, tiene que haber un compromiso. Y hay que saber que ante cualquier dificultad la respuesta estará en Google o en Stackoverflow, pero hay que saber encontrarla. Si no hay esa curiosidad innata, no recomendamos hacerlo", afirma el director general del campus de Ironhack en Madrid.  

Perder el miedo (gratis)

Una vez hemos realizado este análisis interno de habilidades que nos pueden acercar al sector tecnológico, el siguiente paso sería el testeo. Es decir, ponernos a prueba para saber si realmente es un camino vital en el que nos podemos sentir cómodos, que nos pueda interesar, que nos resulte asequible... 

Antes de pagar miles de euros o empezar una carrera de varios años que quizá no podamos terminar, desde Smartick y Ironhack recomiendan animarse con los distintos cursos y tutoriales básicos gratuitos a nuestra disposición en Internet. Los ofrecen plataformas como Freecodecamp, Code Academy, BitDegree, Coursera, Codewars, Code.org, Free Code Camp o incluso Udemy, donde además de talleres de pago hay muchos otros gratis. 

En toda esta variedad de webs se puede encontrar formación en multitud de lenguajes, tecnologías y modalidades. Algunos de los más populares suelen ser HTML, CSS, PHP, Javascript, SQL, Python, jQuery o desarrollo Android. 

"Una vez que has encendido esa chispa puedes ver si quieres más. Programar es divertido porque es como un juego, van creando capas y vas interactuando con la máquina, le das órdenes", asegura Álvaro González. 

Socialmente todavía se asocia bastante a los frikis o de que es un trabajo monótono, aburrido o poco creativo"

En general, lo recomendable es perder el miedo a un sector al que aún persiguen algunos estigmas. "Socialmente todavía se asocia bastante a los frikis o de que es un trabajo monótono, aburrido o poco creativo", reflexiona Daniel González. "Y sin embargo, la programación es súper creativa; programar es un proceso creativo en esencia, porque hay que crear de cero algo que no existe", añade. 

Chapurrear programación

Resolver la falta de perfiles y competencias digitales en España y afrontar el déficit de talento digital permitiría crear un 15% más de empleo especializado y, a su vez, aportar al año más de 360 millones de euros a la economía española solo en el sector TIC, según el estudio 'Empleabilidad y Talento Digital 2019' elaborado por la Fundación VASS y la Universidad Autónoma de Madrid.

La relevancia que lo digital tiene en la estrategia de recuperación, tanto en el Plan Europa Digital como en la propia agenda trazada por el Gobierno, en el marco de la agenda España Digital 2025, pone de manifiesto el potencial del sector. Por eso desde Smartick señalan en que sería conveniente que todos pudiésemos, al menos, "chapurrear" el lenguaje de programación. Y ponen el acento en la educación de los más pequeños. 

Noticias relacionadas

"Si a un niño no le expones al inglés, le estás cerrando un montón de puertas, y con la programación es igual: si el niño no conoce nada, puede generar un rechazo. Es conveniente incluso aunque no se desarrolle profesionalmente en esas áreas, porque tiene que seguir habiendo abogados o médicos, ya que le habrás dado un conocimiento para ampliar su capacidad de interlocución en un ámbito que cada vez ocupa más en el mundo", concluye Daniel González.

Hasta la fecha, el sector TIC sigue liderando el conjunto del sector servicios, teniendo aún un 20% más de empleados que en 2015.